En protesta por el atentado del miércoles. 
 Miles de personas se manifestaron en Pamplona     
 
 Arriba.    07/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

En protesta par el atentado del miércoles

MILES DE PERSONAS SE MANIFESTARON EN PAMPLONA

PAMPLONA. (Cifra)—Una manifestación de unas 15.000 personas, convocada por la

coordinación de trabajadores da medios de comunicación, recorrió ayer la parte céntrica de

Pamplona en protesta por el atentado perpetrado en la revista «Punto y Hora de Euskal

Herría», que destrozó la redacción prácticamente en su totalidad.

Encabezaba la manifestación una pancarta en euskera y castellano que decía: «Prensa libre

para un pueblo libre», y que era sostenida por trabajadores de la revista que sufrió el atentado.

Otras tres pancartas se repartían a lo largo de la manifestación haciendo alusión a la libertad

de expresión y pidiendo la detención de los «incontrolados» y la dimisión de Martín Villa.

Asistieron a la marcha, en la que se recogió dinero para la revista, parlamentarios, periodistas y

representantes de la casi totalidad de los partidos políticos y centrales sindicales de Navarra.

En la explanada de Yanguas y Miranda tomó la palabra la directora do la revista, Mirentxu

Purroy, que leyó un comunicado que posteriormente fue entregado al Gobernador Civil.

Este comunicado hacía referencia a la necesidad de acabar con los atentados terroristas que

«quieren desestabilizar el proceso democratizados.

Las tres emisoras de radio locales, por otra parte, Interrumpieron sus emisiones durante el

tiempo que duró la manifestación.

Se produjeron varios incidentes al comienzo de la marcha, cuando una mujer gritó varias veces

«¡Viva España!» mientras los integrantes de la manifestación iban en silencio. Un grupo de

Jóvenes rodeó a la mujer, que tuvo que ser protegida por varias personas y retirada al interior

de un hotel.

Poco después, un «jeep» de la Policía Armada, con la sirena conectada, pasó por el grueso de

la manifestación, llevándose a su paso dos pancartas. Fuentes policiales manifestarían

después que la aparición fue totalmente involuntaria, coincidiendo en el lugar al haber

terminado una ronda ordinaria.

 

< Volver