Autor: Guerra Grasa, Adrián. 
 Pozuelo: tras los incidentes del sábado. 
 Boicot a los autobuses  :   
 Durante la jornada de ayer, los vehículos de la empresa Llorente cubrieron el servicio précticamente de vacío. 
 Pueblo.    17/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

POZUELO: Tras los incidentes del sábado

BOICOT A LOS AUTOBUSES

• Durante la jornada de ayer, los vehículos de la empresa Llórente cubrieron el servicio prácticamente de

vacío

DESPUÉS de los incidentes del sábado, en que se registraron varios heridos y fueron detenidas por la

Guardia Civil doce personas, cuando Los vecinos de Pozuelo impedían la salida de sus cocheras

de los autobuses de la empresa Llórente, durante todo el día de ayer la tónica fue de normalidad absoluta

por cuanto afecta al orden público, aunque no así por lo que se refiere al funcionamiento normal del

servicio. En cuanto a los detenidos, fueron puestos en libertad en la noche del sábado al domingo.

Pese a que los autobuses de Lorente iniciaron ayer su trabajo habitual desde primeras horas de la mañana,

sin que ningún grupo de vecinos impidiese su recorrido y sin que tampoco fuese necesaria intervención

alguna de las fuerzas del orden, lo cierto es que el acceso de viajeros a los vehículos fue completamente

nulo, como consecuencia del boicot que los propios habitantes de Pozuelo decidieron, en tanto la empresa

no aceptase todas las reivindicaciones que respecto al servicio tienen planteadas los vecinos Así. pues,

durante el día de ayer los autobuses protagonizaron un constante «ir de vacío».

El otro punto de anormalidad nace del recorrido mismo de los autobuses que, por recomendaciones de

representantes vecinales y del propio alcaide, Manuel García —con el que hablamos ayer tarde— no fue

el habitual, suprimiéndose el paso por la zona central de la población, y, en consecuencia, de la última de

sus paradas, tras el edificio de la Casa Consistorial. Según el propio alcalde, tampoco se registró ninguna

intervención por parte de posibles piquetes, que pudiesen impedir el uso de los vehículos a quienes, a

pesar del boicot, lo deseasen. Pero lo cierto es que, sin intervención alguna por parte de nadie, el boicot

fue completo.

Otro aspecto de la situación hay que buscarlo en la facilidad de llevar a cabo una inasistencia a este medio

de transporte en una jornada festiva como la de ayer, cosa que quizá hubiese sido más problemática si se

hubiese tratado de una jornada laboral. El propio alcalde de Pozuelo nos señalaba anoche que, por parte

del Ayuntamiento, y a partir de la mañana de hoy. lunes, se establecería un servicio de autobús que

trasladase a los viajeros hasta la estación del ferrocarril.

REIVINDICACIONES

Como se sabe, la situación creada en el transporte de Pozuelo, concretamente en lo que atañe a los

autobuses de la empresa Llorente, estriba en la negativa de esta empresa en conceder las cuatro peticiones

formuladas por los vecinos: marquesinas en las paradas, descuento de un 25 por 100 en los billetes de ida

y vuelta, reducción de precios para paradas intermedias y servicio nocturno. De ellas, a sólo dos ha

accedido la empresa: hoy mismo se realizará la adjudicación del concurso para la instalación de

marquesinas en las paradas y, por lo que se refiere al servicio nocturno, se van a realizar viajes hasta las

dos de la madrugada. Antes, el servicio concluía a las doce y media de la noche. Las otras dos peticiones

—ida y vuelta y tarifas para paradas intermedias— han motivado esencialmente el conflicto, al negarse

Llórente a la concesión de las mismas. La total normalidad depende ahora de estos dos puntos.

Adrián GUERRA

 

< Volver