Igualdad de trato y garantías jurídicas para los guardias civiles  :   
 Después de los primeros tres años de servicio, tendrán la propiedad de su empleo. Se les iguala así con otros funcionarios del Estado. 
 Pueblo.    11/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

IGUALDAD DE TRATO Y GARANTÍAS JURÍDICAS PARA LOS GUARDIAS CIVILES

Después de los primeros tres años de servicio, tendrán la propiedad de su empleo

Se les iguala así con otros funcionarios del Estado

MADRID. (PUEBLO.) El real decreto que publicó ayer el «Boletín Oficial del Estado» sobre

reconocimiento de la propiedad de empleo a las clases de tropa del Cuerpo de la Guardia Civil dice en su

artículo 1ª que «los guardias de segunda y de primera de la Guardia Civil podrán adquirir la propiedad de

su empleo una vez cumplido el compromiso de enganche para servir en el cuerpo por el tiempo de tres

años, determinado en la orden del Ministerio del Ejército de 28 de febrero de 1874. sobre reclutamiento

de tropa en la Guardia Civil».

También el artículo 1.° determina que el director general de la Guardia Civil podrá decretar

gubernativamente la baja en el cuerpo de aquellos miembros, guardias o cabos, cuya continuación resulte

inconveniente.

El artículo 2.° específica que sólo podrán ser desposeídos de su empleo los números que causen baja en el

cuerpo en virtud de sentencia firme recaída en procedimiento judicial o resolución dictada en expediente

se iniciará por alguna de las siguientes causas: notas desfavorables acumuladas, mala conducta habitual,

hurto o estafa, deudas y cualquier otro acto contra el honor militar que no constituya delito ni haya sido

enjuiciado por procedimiento judicial.

Las disposiciones finales del real decreto determinan que éste entra en vigor hoy y que quedan

derogadas todas las disposiciones de igual o inferior rango que se opongubernativo. El expediente gan a

lo dispuesto en el presente decreto.

ALCANCE DE ESTAS DISPOSICIONES

Las clases de tropa de la Guardia Civil, hasta la promulgación de este real decreto, no eran militares pro-

fesionales desde e) punto de vista del Derecho, y ello a pesar de ser una de sus aspiraciones mas

anheladas a lo largo de los ciento treinta y tres años de existencia de este benemérito Cuerpo.

Esta falta de profesionalidad se traducia en no poseer nunca la propiedad del empleo. Suponía además una

diferencia de trato con respecto a los demás militares y funcionarios civiles profesionales, que han de ser

sometidos forzosamente a expediente para su eventual cese o despido.

Pero además, dicha situación estaba en desacuerdo total con el espíritu que informa la legislación social

del Estado y con la norma que preconiza la estabilidad en el empleo.

Por tanto, resultaba de justicia llegar a la reforma del vigente estatuto jurídico de las clases de tropa de la

Guardia Civil, reconociéndoles, una vez cumplidas determinadas condiciones, la propiedad del empleo.

Como se apunta anteriormente, era el logro de esta aspiración tino de los mayores deseos de todo el

Cuerpo dé la Guardia Civil. que ahora lo ven conseguido, lo que viene a significar una Forma efectiva,

más de reconocimiento por toda la sociedad española de la estima en que se tiene a este benemérito

Cuerpo de la Guardia Civil.

 

< Volver