Autor: VARELA. 
   La guardia de asalto, otra vez     
 
 El Alcázar.    14/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

la balanza

LA GUARDIA DE ASALTO, OTRA VEZ

En el último Consejo de Ministros, según la referencia hecha pública, el ministro de la Gobernación

informó ampliamente de los estudios realizados para la posible reorganización de las Fuerzas de Orden

Público. Pues bien, detrás de los cuatro folios de apretada prosa oficial, si mis fuentes de información no

fallan —que no fallaran— no existe más que un propósito: convertir a las Fuerzas de Orden Publico en la

vieja Guardia de Asalto. Efectivamente, el Gobierno con la pretensión de profesionalizar las Fuerzas de

Orden Público, pretende desvincularlas totalmente de las Fuerzas Armadas. Esto es, ponerlas al servicio

de los políticos. El proyecto —según fuentes del máximo crédito— es viejo, data de los primeros meses

de este año, pero fue aplazándose como consecuencia de las sucesivas tensiones que -se han ido

produciendo en el seno del Ejercito. Añora, parece, el asunto vuelve a ponerse de actualidad.

Los oficiales militares que en este momento mandan prácticamente las fuerzas de la Policía Armada

tendrán que decidir: o volver a sus unidades o equipararse a tes nuevas situaciones. ¿Que se persigue con

esta medida?

Pues muy sencillo: aislar, de una parte, al ejercito. Y de otra crear una "espede" de Ejército político con

las fueran de la Policía Armada cuyo número es en este momento de 50.000 hombres con tos mejores

medios. La paternidad de este proyecto se otorga al vicepresidente primero del Gobierno, Manuel

Gutiérrez Mellado, que, según algunas fuentes, pretende con esta medida homologar las fuerzas de orden

a Europa. Y según otras fuentes se estima que con o sin homologación esta medida que pone en las manos

del Gobierno, el que sea, un ejercito de 50.000 hombres muy bien dotados, resta un enorme poder al

Estado, que, en cualquier grave situación, se encontraría sin defensas para garantizar las misiones que tes

leyes le tienen encomendadas. Desconozco cuáles Van a ser las reacciones en este tema. Pero lo que si

puedo adelantar es que tenemos enfrente otro importante foco de tensión.

GUIPUZCOA: SE APLAZAN LAS ELECCIONES

El rumor es este: "tes elecciones se aplazan". Pero tranquilidad. Las elecciones de momento no se

aplazan. En donde parece que no habrá elecciones de momento es en Guipúzcoa. O, por lo menos este era

d rumor general extendido entre te dase política que bebe en fuentes gubernamentales. En Guipúzcoa no

habrá elecciones generales si no hay amnistía total. Y, parece, d Gobierno no esta por ese rol. El tema esta

ahora, es saber como reaccionara Vizcaya, Álava y Navarra después del muerto que también ayer se

produjo en Pamplona. La situación en Guipúzcoa es de extrema gravedad. Y se descarta cualquier

posibilidad de pacificación de aquí hasta la fecha en que comience la campaña electoral. Si fuera así, y

todo parece radicar que será asi, tos más beneficiados serán los grupos extremistas de la zona que podrán

capitalizar esta acción, sin medir su fuerza real en las urnas, porque no solamente están mejor

organizados, sino mejor dotados para te racha subversiva.

Pero esta grave situación provoca otra pregunta sobre te que ha de reflexionar d Gobierno, ¿si no hay

elecciones en Guipúzcoa ya porque no comparezcan los grupos políticos a tas urnas, ya por que se

aplazan, y si la credibilidad de tos próximos comidos en d resto de España son altamente contestados por

te izquierda con más posibilidades (PSOE (r)), el Centro, d Centro-Derecha (Democracia Cristiana y

Alianza Popular), te Falange y tos partidos verdaderamente regionales, cual es te salida hada te

democracia? La persuasión clandestina dirá que d "Centro Gubernamental". Pero d tiempo ya no esta para

bromas.

La palabra la tiene d candidato Suárez, que como se sabe, es también presidente del Gobierno.

VÁRELA

Nota de la Redacción.—De confirmarse te información que hoy recoge Varete de fuentes dignas de

crédito, podemos decir que una vez más se han confirmado lo que en los últimos meses venia publicando

"EL ALCÁZAR". Pan confrontarlo recomendamos a nuestros lectores que vean la página 15 de nuestro

diario de fecha 17 de septiembre de 1976, donde nuestro colaborador Albert Riguet, adelantaba en una

crónica desde París muchas de las operaciones del Gobierno que d tiempo ha ido confirmando y también

este "desvincular te Potete Armada del Ejército, con d fin de poder introducir mandos civiles de

obediencia democrática".

 

< Volver