Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
 En la vista pública contra cinco policías acusados de malos tratos a dos detenidos. 
 Graves incidentes en el Juzgado de Barcelona     
 
 Informaciones.    29/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

EN LA VISTA PUBLICA CONTRA CINCO POLICÍAS ACUSADOS DE MALOS TRATOS A DOS

DETENIDOS

Graves incidentes en el Juzgado de Barcelona

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 29.

UN clima de tensión rodeo ayer la reanudación del juicio •público contra cinco -policías de la Brigada de

Investigación Social de Barcelona acusados de supuestos malos tratos a dos presidentes de asociaciones

de vecinos que estuvieron detenidos en el pasado mes de mayo.

Un numeroso grupo de personas —hasta cerca de 300-Impidió el acceso a la sala del juicio a público y

periodistas. Dos profesionales de la información fueron golpeados. También fueron agredidos dos

abogados. Uno de los presidentes de las asociaciones mencionadas apareció en un garaje, terminada la

vista, tras permanecer inconsciente. De momento, ya han sido presentadas dos denuncias formales al

Juzgado de guardia. A pesar de que en los alrededores del edificio de los Juzgados se hablan apostado

dotaciones de policías antidisturbios, no se conoce que haya sido efectuada detención alguna.

EL JUEZ PROMOVIÓ EL JUICIO

El juicio celebrado ayer estaba promovido por el juez, ante el que declararon los señores Gil Martínez y

Martínez, por presuntos matos tratos, tras ser interrogados en las dependencias de la Jefatura Superior al

ser detenidos .en el mes de mayo. £3 juez ordenó que ce abriera una investigación, visto el estado físico

de ambos detenidos. Fruto de la investigación fue el sumario Abierto contra funcionarios de la citada

Brigada, que tuvieron que comparecer el pasado día i de octubre. Ese día, el juicio fue aplazado por

incomparecencia. El jueves día 21 empezó la vista, y ya se advirtió la presencia de un grupo de personas

con actitudes similares a las exhibidas visiblemente ayer.

Durante el juicio -ai que no pudo asistir ningún periodista, por las razones apuntadas y que se

especificarán, más adelante , el fiscal solicitó cinco días de arresto para dos policías por la supuesta falta

de lesiones, y otros cinco días, por idéntico motivo, a óteos tres miembros de la Brigada Social. El

acusador privado, don Marc Palmes, solicitó veinte días de privación de libertad para todos los

implicados.

INCIDENTES Y AGRESIONES

El señor Palmes encontró serias dificultades para acceder a la sala. Tuvo que avanzar entre un pasillo

humano, mientras era objeto de insultos y de agresiones. Su condición de letrado en ejercicio (Iba

provisto de toga) no Impidió la acción violenta contra él. ES señor Palmes y su esposa —la también

letrado doña Magda Oranich—, asi como varios acompañantes, debieron abandonar el edificio judicial,

acabada la vista, protegidos por policías armados, mientras se producían nuevos intentos de agresión oral

y física.

Los periodistas que ñaman acudido para cubrir la información fueron materialmente imposibilitados por

ese grupo. Un informador extranjero intentó mostrar sus credenciales, en vano, y recibió empujones e

insultos. El redactor de «Mundo Diario» don Francesa Cusí resultó con lesiones en las piernas.

Más grave fue lo sucedido a la periodista doña Mercedes Rivas —del equipo de «Cambio 16» en

Barcelona—, pues fue golpeada en el bajo vientre y sufrió, según parte médico, una hemorragia.

DENUNCIAS CONTRA FUNCIONARIOS DE LA B I. S

Las dos denuncias presentadas en el Juzgado están firmadas por el abogado don Luis Krauel y por el

ingeniero don Joaquín Boix. Ambas vienen a coincidir en parecidas apreciaciones y ambas apuntan como

culpables a funcionarios de la Brigada de Investigación Social (se citan nombres concretos!. He aquí uno

de los párrafos de la denuncia presentada por el señor Krauel:

«Mientras me encontraba en el edificio de Juzgados, en la planta correspondiente al Juzgado de

Instrucción número 12. vestido con toga, y mientras intentaba entrar en la sala de vistas, fui empujado por

miembros de la Brigada de Investigación Social que me impedían el acceso, no sólo a la sala de vistas,

sino también a las restantes dependencias del Juzgado. Asimismo, debo señalar que uno de ellos me hizo

una zancadilla. De otro lado debo señala: que los miembros de la citada Brigada, unos trescientos

aproximadamente, que se encontraban en los pasillos de acceso al Juzgado, se dedicaban a increpar y

empujar a las personas que pretendían acercarse al Juzgado para enterarse del desarrollo del juicio que se

estaba celebrando en el citado Juzgado contra cinco miembros de la Brigada de Investigación Social por

supuestos malos tratos. Al intentar explicar a los policías que era abogado y las razones de mi presencia

allí, me empuja ron, impidiéndome el acceso v diciéndome: «¡Lárgate! Ya sabemos quién eres!»,

propinándome varios empujones ´ imposibilitándome, en cense agencia. de entrar en el citado Juzgado.»

Los denunciantes acusan de infracción de tos artículos 496 y 458 del vigente Código Penal por el

supuesto delito de coacciones y señalan como culpables a «funcionarios de la Brigada de Investigación

Social».

MALESTAR DE ABOGADOS Y PERIODISTAS

Por otra parte, los hechos han suscitado un notorio malestar entre los abogados y los periodistas catalanes.

Las Juntas de gobierno y Directiva del Colegio de Abogados y de le Asociación de la Prensa,

respectivamente, han sido Informadas Asimismo, han comenzado reuniones de las comisiones de defensa

profesional. Se esperan declaraciones públicas de estos organismos exigiendo una Investigación

gubernativa y judicial acerca de los incidentes registrados ayer en los edificios judiciales de la Ciudad

Condal.

 

< Volver