Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   La "marietta", un arma mortal     
 
 Informaciones.    28/01/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA «MARIETTA», UN ARMA MORTAL

Por Abel HERNÁNDEZ

Los asesinos de los abogados utilizaron ana metralleta llamada «Marietta», asegura U agencia Cifra. Es,

por ¡o visto, «ana de las armas más modernas y sofisticadas del mundo, prácticamente infalible a corta

distancia». Es de fabricación norteamericana, casi desconocida en España y «utilizada únicamente por

determinados servicios de inteligencia y organismos de seguridad de algunos países». Una noticia

reveladora.

Se da el caso de que una agencia internacional de noticias distribuyó días pasados un despacho —la

agencia era norteamericana— en el que indicaba que las metralletas de los secuestradores del señor Oriol

eran —¡que casualidad!— también «Mariettas». Si esto es así, ya hay un punto de referencia. ¿Quién

utiliza estas armas tan sofisticadas en España? ¿Quién las proporciona? ¿Cómo llegan? ¿Hay detrás de

todo esto una organización internacional dedicada a servicios de espionaje?

Tras la «Marietta» habrá que encontrar la «mano negra». Desde el primer momento se sospechó de que el

secuestro del presidente del Consejo de Estado, al que ha seguido el del presidente del Consejo Supremo

de Justicia Militar, estaba rodeado de un mar de oscuridades. A medida que pasaban los días esta

sensación se ha ido confirmando. Los «grapos», si son los que son, han ido perdiendo credibilidad, y casi

todo el mundo sospecha de que, en cualquier caso, están siendo utilizados por alguna poderosa

organización, que intenta desestabilizar la situación política en este país. Tras los sangrientos sucesos de

días pasados, esta sensación es patente. A la organización a la que, por cierto, aludían en uno de sus

mensajes) no le gustan la amnistía ni la democracia.

Una explicación es que este detrás de la «.Marietta» y de los secuestros la K. G. B. soviética, que trata de

impedir a toda costa que, culminado el proceso democrático, España entre en la O.T.A.N. Al fin y al

cabo, los grapos» (a quienes desconocen los eurocomunistas y los maoístas españoles) han sido

calificados de «bolcheviques». En uno de sus comunicados, los secuestradores calificaban con dureza a

Santiago Carrillo.

La otra hipótesis, nada desdeñable (y que ahora mismo tiene más partidarios) es que detrás de todas estas

operaciones, del terror y de la violencia, esté alguna oscura organización fascista.

Esta misma mañana ha vuelto a correr la sangre en Madrid. Dos policías armados han sido ametrallados

en Campamento. Sigue la ofensiva, científicamente planeada. Es importante que la extrema derecha no

intente capitalizar estas nuevas muertes. V que la Policía, en estos momentos, reciba el calor popular de

todos. Sería conveniente que toda la clase política —desde Alianza Popular hasta el Partido Comunista—

se unan en el dolor y en la reprobación total de la violencia. Es la mejor manera —la única manera— de

que los organizadores del terrorismo desistan de su empeño al ver que les ha salido el tiro por la culata.

Entonces desaparecerán las «Mariettas».

 

< Volver