Sentencia del Consejo de Guerra contra policías armados y guardias civiles. 
 Cinco condenados y tres absueltos  :   
 Las penas por delito consumado de sedición oscilan entre dos y seis años de prisión militar. 
 Arriba.    23/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Sentencia del Consejo de Guerra contra policías armados y guardias civiles

CINCO CONDENADOS Y TRES ABSUELTOS

Las penas por delito consumado de sedición oscilan entre dos y seis años de prisión militar

MADRID. (De nuestra Redacción.) — A la una de la tarde se conoció el fallo de la sentencia del

Consejo de Guerra seguido contra ocho policías armados y guardias civiles, procesados en

relación con una manifestación de agentes de las Fuerzas de Orden Público en la plaza de

Oriente y ante el Ministerio de la Gobernación, que tuvo lugar el 17 de diciembre de 1976.

La sentencia condena a seis años y un día de prisión militar a Se veri no Escudero Martínez, a

tres años e José Garda Matías y a José Pérez Gutiérrez, y a dos años e Diego Artero Jiménez

y Manuel Rodríguez Martínez. Quedan absueltos Manuel de la Fuente Ruiz, Cándido García

Grana y Francisco García Hidalgo, si bien e! Tribunal añade que, sobre estos últimos, llanta 4a

atención a la autoridad judicial sobre la posible comisión por parte de tos mismos de una falta

de carácter grave. Las penas no serán firmes hasta que la sentencia sea aprobada por el

Capitán General de Madrid. A ios condenados les sirve de abono el tiempo de prisión pasado

hasta la fecha y les será de aplicación el Indulto militar de 30 de mayo la 1977. La aplicación de

la sentencia se basa en el delito de sedición previsto en el artículo 295. párrafos primero y

cuarto, del Código de Justicia Milita». El Consejo de Guerra llega a esta calificación teniendo en

cuenta que «por más de cuatro militares se formuló y presentó a sus superiores, sin atenerse e

normas legales o reglamentarias, le exposición de reivindicaciones corporativas, haciéndolo en

forma alborotada, ruidosa y desordenada».

Actuación de los procesados

Le actuación Individual de ceda uno de los procesados (según la sentencia) fue la siguiente:

Severino Escudero Martínez (policía armada, de veintiséis anos): tuvo destacada participación

en I» génesis y desarrollo de la petición y en la confección de las reivindicaciones colectivas.

Mantuvo reuniones con otros compañeros (incluso en su propio domicilio) y el 17 de diciembre,

en la Plaza de Oriente, leyó a sus compañeros el escrito de peticiones que había redactado, y

lo facilitó a (os dos «representantes» designados por policías y guardias. Ha sido condenado,

en calidad de promovedor, a seis años y un día de prisión militar. El fiscal militar había

solicitado la pena de diez años.

José García Macias (guardia civil, de veintidós años}: colaboró con Severino Escudero en la

redacción del escrito de reivindicaciones, actuando como enlace entre Severino y sus

compañeros Guardias Civiles. En la Plaza de Oriente aceptó voluntariamente actuar como

«representante», pero fue sustituido por otro, porque estaba mal vestido para ello y porque se

prefería un casado. Condenado a tres años de prisión militar. El fiscal militar había solicitado

pena de seis años.

José Luis Pérez Pérez-Gutiérrez (Guardia Civil, de veintiocho años): también colaboró en la

redacción del escrito de reivindicaciones. Condenado, como mero ejecutor, a tres años de

prisión militar. El fiscal militar solicitó cuatro años.

Manuel Rodríguez Martínez (policía armada, de veintisiete años): fue designado en la Plaza de

Oriente como «representante» de Policías Armadas para entregar el escrito de

reivindicaciones, designación que aceptó voluntariamente. También dictó eI «representante» de

Guardias Civiles una petición de local oficial para reunirse. Tras entregar las peticiones a un

teniente coronel de la Policía Armada, se dirigió por un megáfono a sus compañeros para dar

cuenta de la gestión realizada e invitándoles a abandonar el lugar, lo que así fueron haciendo

poco después. Condenado, como mero ejecutor, a dos años de prisión militar. El fiscal pidió

cuatro.

Diego Artero Jiménez (guardia Civil, de veintitrés años): fue el «representante designado por

los guardias civiles. Escribió de su puño y letra la petición de local para reunirse, y su actuación

fue similar a la del «representante» de los policías armadas. También condenado a dos años

de prisión militar. La petición fiscal fue de cuatro años.

Cándido García Grana (policía armada, de treinta años): cuando se encontraba en la Plaza de

Oriente fue requerido por un jefe de la Policía Armada que acudió al lugar para Informarse de lo

que ocurría, exponiéndole e! proyecto de presentar sus peticiones ante el Ministerio, y

entregando a dicho ¡efe un escrito similar al que luego fue presentado, sin que conste que

tuviese Intervención en la redacción del escrito ni en su presentación a la autoridad. Ha sido

absuelto libremente del delito de que se te acusaba. El fiscal matar había solicitado un año y

seis meses de prisión militar.

Francisco García Hidalgo (guardia civil, de veinte años): hizo- varias llamadas telefónicas a

centros tales como el Ministerio de la Gobernación, Dirección General de la Guardia Civil y

Dirección General de Seguridad, la víspera de los hechos, para Informarse de como se Iba a

producir le concentración en la Plaza de Oriente y la formulación da las peticiones, habiendo

llamado también a la agencia Europa Press con los mismos fines, Igual que hicieron otros

guardias civiles de su mismo destino. Acudió a la Plaza de Oriente a media mañana,

regresando a su destino a las 12.30, sin acudir, por tanto, a le calta Amador de tos Ríos.

También absuelto libremente. El fiscal militar había solicitado pena da cuatro años.

Manuel de te Fuente Ruiz (policía armada, de treinta años): actuó el día 1? de diciembre de

1976 ante el Ministerio de la Gobernación hablando por megáfono a sus compañeros. Ha sido

absuelto libremente en la presente causa (en la que el fiscal militar había solicitado la pena de

dos años), si bien se encuentra procesado en la causa 6/77 que se instruye contra él y otros

por presunto delito de Insulto a superior.

Sábado, 23 julio 1977

 

< Volver