Autor: Farrás, Salvador. 
 Fuerzas de orden público y transición política (y II). 
 La Policía Armada     
 
 Diario 16.    25/10/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Martes 25-octubre 77/DIÁRIO 16

FUERZAS DE ORDEN PUBLICO Y TRANSICIÓN POLÍTICA (y 11)

La Policía Armada

Salvador -Farras

Es sucesora directa de la Guardia de Asalto: Este Cuerpo fue fundado por la República ante la

imposibilidad del poder para hacer frente a los crecientes conflictos callejeros solo, con la Guardia Civil,

pues ésta ni por su armamento, el tradicional Mauser, ni por su reglamento y. rígida disciplina era apta

para lates enfrentamiéntos,

Galarza y Maura fueron los creadores del nuevo Cuerpo y Muñoz Grandes su organizador. Con elló se

descargó a la Guardia Civil del enfrentamiento con las manifestacioness en las grandes poblaciones. Se

remuneró muy bien a les nuevos guardias y se les exigió unas excelentes condiciones físicas, entre las que

destaca la talla de 1,7», cuando la media en aquella época era mucho menor. Estrenaron modernos medios

antidisturbios, como fue la porra" de goma y los vehículos abiertos por los costados para - el descenso

rápido. Los oficiales se reclutaron en él Ejército, cobrando un* sobresueldo.

La Guardia de Asalto fue muy eficaz a la República, y sobre todo muy leal. El 18 de julio, salva contadas

excepciones donde sos jefes se sumaron al levantamiento, como en Valladolid y Oviedo, permaneció a las

órdenes de) Ejercitó republicano, siendo los "guardias" Ios soldados mejor preparados. De ahi que se

convirtieran rápidamente en instructores de los reclutas. Como era lógico suponer, tanta lealtad, y tanto

empego en la defensa del Gobierno republicano le valió, al finalizar la contienda, su disolución, Sus

componentes fueron depurados y a algunos de ellos se les dejó Ingresar en el nuevo Cuerpo: la Policía

Armada.

Creación del Cuerpo

Franco tuvo entre las manos, al parecer incluso firmado, un decreto de disolución de la Guardia Civil y

quiso asegurar el control y lidelidad de las FOP creando un nuevo Cuerpo y poniéndolo, como ya había

hecho con la Guardia

Civil, bajo el mando de .jefes y oficiales de su Ejército.

Comenzó así una nueva etapa de la seguridad pública, con la Policia Gubernativa, compuesta por el

Cuerpo General de Policía, encargado de la Investigación, y de carácter civil, y la Policía Armada. La

Guardia Civil, -finalmente no disuelta, se encargaría de la seguridad en el sector rural y los anteriores

Cuerpos, en las poblaciones.

La ley fundacional de la Policía Armada es del 8 de marzo de .1941, citándose en su exposición de

motivos frases al uso de aquellos tiempos y que determinan el espíritu que animó su creación. Citemos

algunos párrafos de la exposición de motivos, que se comentan por sí sotos: "Para dotar a estos

organismos del espíritu político que animan a la Revolución Nacional Sindicalista..."; su función; "es

indispensable para la vida de la nación, que en los Estados totalitarios se logra-"; "...y debido a la Policía

Política como órgano más eficiente para la defensa del Estado."

Hoy, practicamente, todos los Jefes de la Policía Arpiada proceden del Ejercitó, al igual que la mitad,

aproximadamente, de sus oficiales. El resto procede del propio Cuerpo, y todos los componentes, 34:000

aproximadamente, están´ sujetos ´ a la Jurisdicción Militar.

Es un Cuerpo joven, en cuanto que una gran mayoría de sus miembros cuenta con menos de treinta años.

Posee una, excelente preparación física y la táctica y técnica policial en que -se entrena corresponden a las

más modernas de Europa. Sus medios han mejorado espectacularmente desde, el año 70, contando con

armamento ofensivo y •defénsivo antidesturbios de las mejores características. Si acaso habría que señalar

la carencia de vehículos blindados.

Las Compañías de Reserva General, bautizadas por la prensa como "unidades antidisturbios", son muy

semejantes a las Compañías Republicanas de Seguridad francesas. Sus componentes son. muy jóvenes,

por lo general solteros, y sus medios equiparables a los de cualquier Policía de Europa occidental.

El trabajo de la paz de Franco

Durante los primeros años de su corta historia, el servicio del Cuerpo tiene poco de represivo, ya que

dorante la posguerra los únicos focos de rebelión, los maquis guerrilleros,´se fueron al monte y su

persecución correspondió a la Guardia Civil y al Ejército. Sólo en muy contadas -ocasiones intervino la

Policía Armada. Es curioso señalar que el día que por primera vez salieron- los guardias de Madrid con

uniforme, coincidió con la visita a la capital del jefe de las SS, el alemán Himmler. Los madrileños

confundieron, a los nuevos guardias con ¡a escolta del general nazi, cosa por otro lado nada extrañadado

el mimetismo germánico de los. uniformes, y su nuevo color gris.

Cuando la PA comenzó a - hacer frente a los disturbios callejeros, de forma generalizada en todo el país,

es en (a segunda mitad de los años 60. ´Él nacimiento de la lucha sindical, con la aparición de CC OO y la

dinamización de la actividad .de los partidos en la clandestinidad, hizo que el Cuerpo, obligado a cumplir

unas leyes injustas, tuviera que disolver no sólo cualquier Manifestación, sino incluso cualquier .reunión,

pues prácticamente todas eran ilegales. Su desgaste humano fue, por ello, tremendo, -

Para los policías se Hizo habitual el servicio en las puertas de las Universidades, en la sede de los

Sindicatos, delante de las fábricas, etcéteraa. Estudiantes, trabajadores, intelectuales y hasta curas, que se

rebelaban contra unas leyes que no querían, vieron en los policías los defensores en- última instancia de

tales leyes y sus iras las dirigen precisamente contra ellos. Los insultos y las agresiones eran habituales y

el policía muchas veces se preguntaba por qué. Ellos son unos trabajadores que durante años, aparte de su

ingrato servicio, han tenido que simultanearlo con otro trabajo para poder vivir. Los policías no se sienten

responsables, pues, si las leyes son injustas, pues ellos mismos son los primeros en desear que las

cambien quienes puedan hacerlo.

En definitiva, se sintieron tan víctimas de esas leyes como los ciudadanos contra los que tenían que

enfrentarse. Por si fuera poco, la lucha terrorista, especialmente virolenta «i el País Vasco, les eligió como

blanco favorito de sos balas y su metralleta. Se produjeron de esta manera, durante los últimos siete años.,

más bajas en atentados que en cualquier otro periodo histórico de la Policía española.

El futuro deseable

Es evidente que la Policía Armada debe adaptarse a las nuevas circunstancias. Son otras leyes Jas que hay

que hacer cumplir, muy distintas de las que durante muchos años —toda la vida del Cuerpo— les han

obligado a defender. En las antiguas prácticas de la Academia, en los ejercicios de doble acción que se

hacen ante las autoridades, orea parte de los policías se disfrazaban de alborotadores y solian llevar

pancartas con consifeiias de "libertad", "democracia", que hoy es labor específica suya defender y

proteger. Sus enemigos ya no son los comunistas, ni los socialistas, ni, en general, los demócratas;.

Todos ellos, de "enemigos" han pasado a ser sus protegidos, porque es la ley quien les protege. Es, pues,

necesario un replanteamiento general de las FOP, comenzando por hacer perder a la Policía Armada su

carácter militar, reforzando su condición civil e informando cuidadosamente a sus miembros de la

naturaleza, infinitamente más humana y solidaria de su cometido en el marco de una sociedad

democrática.

 

< Volver