Instrucciones de Martín Villa a los Gobernadores. 
 La policía defenderá las libertades y reprimirá los piquetes y el terrorismo     
 
 Informaciones.    27/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

INSTRUCCIONES DE MARTIN VILLA A LOS GOBERNADORES

La Policía defenderá las libertades y reprimirá los piquetes y el terrorismo

MADRID, 27 (INFORMACIONES). Emplear mayor dureza con los piquetes, inflexibilidad en la

persecución del terrorismo de cualquier orientación -y -defensa de las manifestaciones democráticas y de

las libertades ciudadanas son las instrucciones más destacadas del informe dado a conocer ayer por el

ministro del lnteríor, señor Martín Villa, en su reunión con los gobernadores civiles paca ponerles al

corriente de la adecuación del orden público al espirita: del pacto de la Moncloa».

El documento contiene una serie de aspectos que se podrían calificar de intento democratizador de las

fuerzas de orden público y otros puntos que concretan sobre quienes debe recaer la represión de la

Policía.

Como exigencias democráticas cabe citar la cooperación con fuerzas sociales, fortaleciendo los lazos con

partidos políticos y asociaciones, para marchar juntos en el desarrollo de sus funciones. Se insiste,

además, en la necesaria mentalización democrática de las fuerzas de orden público, que deben

salvaguardar todas las libertades ciudadanas en sus propias jurisdicciones. Concretando este espíritu en la

figura del gobernador civil, éste debe velar para que no exista ningún tipo dé complacencia por parte de la

Policía con sectores o grupos determinados, descartada por supuesto la práctica de la tortura.

Las fuerzas de orden público deben facilitar en todo memento el desarrollo correcto de las

manifestaciones y reuniones, -estableciéndose contactos •previos con los organizadores, las detenciones

de ciudadanos están prohibidas si se efectúan de paisano, salvo aquellos casos en que otras exigencias lo

hagan necesario. En todo caso, éstas han de ser ordenadas por la D.G.S. o Dirección General de la

Guardia Civil.

En el capitulo de represión, se actuará con la máxima dureza en el caso de los piquetes, que deben ser

puestos inmediatamente a disposición judicial. En cuanto al terrorismo, se dedicará especial cuidado en su

prevención, cualquiera que sea su ideología o ubicación, actuando con dureza absoluta frente a E.T.A.,

G.R.A.P.O., Triple A y M.P.A.I.A.C.

Además de las normas sobre funcionamiento de las F.O.P., se establecen unas funciones concretas para el

gobernador civil, cuya imagen debe prestigiarse, evitando que como primera autoridad de la provincia sea

intermediario demasiado fácil todas las situaciones conflictivas. El gobernador agotará las cauces

establecidos legal y reglamentariamente antes de comprometer su autoridad como representante del

Gobierno. Ante los numerosos conflictos laborales que surgen, las Delegaciones Provinciales de Trabajo

deben tener una destacada intervención en todos los conflictos, y no el gobernador civil.

El gobernador debe buscar los interlocutores validos a toda situación conflictiva, especialmente partido o

cendal sindical, que tenga acreditada su representatividad.

En el terreno del orden público, el gobernador civil tiene que ser inflexible y sin concesiones cuando se

altere el orden en la calle. Libertad de ideas, si, la calle, 110. En manifestaciones públicas, no se tolerará

la formación de barricadas o vuelcos de vehículos; en encierros realizados en lugares públicos debe

desalojarse inmediatamente, y en lugares privados se actuará a instancias del propietario o la autoridad

judicial; en caso de que se pretenda la vuelta a la normalidad de la situación alterada a cambio de los

detenidos, el gobernador debe ser inflexible; en actos y demostraciones que atenten contra la unidad de

España, institución monárquica y fuerzas armadas, la negativa del gobernador será tajante. Se impedirá en

cualquier caso la repetición de manifestaciones sobre un mismo tema.

Conviene prevenir insiste el documento acciones reiterativas que pretendan ataques a la representatividad

de las Corporaciones Locales. Hasta las municipales, las actuales Corporaciones deben mantenerse.

Deben evitarse las dimisiones de alcaldes y Corporaciones Locales, mediante el diálogo razonado.

Finalmente, se advierte a los gobernadores que deben prevenir conflictos que afecten a los servicios

públicos, al tiempo que mantienen contactos permanentes con la Prensa. Especial atención deben poner

en la situación de las prisiones y los «comunes», reprimiendo con energía los motines.

 

< Volver