Probable: elecciones a fines de marzo     
 
 Diario 16.    03/12/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Viernes 3 - diciembre 76/DIARIO 16

Probable. Elecciones a fines de marzo

MADRID, 3 (D16) .—Las próximas elecciones legislativas se celebrarán probablemente en la última semana de marzo de 1977, según información recogida hoy por D16 de círculos políticos de la derecha y de la izquierda dentro de la oposición.

En principio, las elecciones para el nuevo Parlamento están previstas coincidiendo con el término de la prórroga de la legislatura de las últimas Cortes franquistas, es decir, para el mes de junio del próximo año.

La oposición, especialmente de derecha, más preocupada en la preparación de los comicios electorales que en la campaña del referéndum del día 15 de diciembre, se ha dirigido en los últimos días a varios ministros del Gabinete Suárez para que presionen por un adelantamiento de las elecciones.

Una convocatoria prematura de las mismas beneficiaría a los grupos de derecha y, particularmente, al formado por la Alianza Popular, que se encuentran más organizados que los demás.

Por otro lado, y teniendo en cuenta el factor económico y de financiación de las futuras´ campañas electorales, los grupos de derecha estarían más preocupados en estos momentos por la escasa disponibilidad de fondos, lo que seria .contrarrestado por un adelantamiento de las elecciones, en donde el sistema híbrido mayoritario-proporcional les daría, una ventaja inicial frente a loa grupos de izquierda según pudo saber D16.

Sin embargo, miembros del Equipo Demócrata Cristiano, que en esta semana se han entrevistado con Suárez para preparar la comisión negociadora de la izquierda, han asegurado a D16 que no se ha hablado de fechas todavía y que no creen probable que Suásez vaya a ceder a la presión de los otros grupos.

Para un representante del PCE, la amenaza de adelantar las elecciones podría «er el arma que utilizara el presidente del Gobierno para "moderar" las pretensiones de la oposición de izquierda e incluso para decidir finalmente si un miembro del Partido Comunista participaría en «sa comisión negociadora.

 

< Volver