Autor: VARELA. 
   Pobre pueblo  :   
 Ante la manipulación en torno al Referéndum. 
 El Alcázar.    07/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

POBRE PUEBLO

(Ante la manipulación en torno ai referéndum)

Es grave y alarmante el grado de manipulación que en torno al Referéndum están haciendo algunos medios de comunicación social y de manera muy especial la televisión y la radio dependiente del ministerio de Información y Turismo. A mi juicio eato es más grave incluso que la manipulación del escrutinio de los votos. Cuando se celebró el anterior referéndum en 1.966, yo no era periodista, ni siquiera tenia edad para votar, pero dudo mucho que pudiera alcanzar estas cotas de falta de imaginación y sobre todo de manipulación. Entonces se votaba por la paz, o, mejor dicho, por Franco. Nadie ponía en duda la triquiñuela, Francisco Franco era un general victorioso después de una larga guerra, al que sus compañeros de armas habían elevado a la categoría de Generalísimo, y e! periodo de Francisco Franco fue para muchos historiadores un periodo de caudillaje y para otros una Dictadura plebiscitaria. Yo no tenía edad para votar en el anterior referéndum, ni era periodista, pero intuyo, con testimonios históricos en la mano, que aquel periodo fue un periodo excepcional y por tanto irrepetible. Por eso, con los mismos datos en la mano, me produce mucha pena que periodistas del prestigio de Luis Apostua se atrevan a escribir sin ningún rubor sobre el grado de manipulación entre este y aquel referéndum, para decir: "en este hay menos". Pero no había dicho hace solamente unos días que aquello era la dictadura y esto la democracia?. Fullcanelli, dice que en el mundo de hoy para vivir el presente hay que ser contemporáneo del futuro. ¿Quiere don Luis Apostua al hilo de sus deduciones que el limpio futuro que se avecina sea un poco "menos coaccionado" por la peor de las dictaduras que según Burke y el mismo Cromwell eran los periódicos mediatizados y ahora según Mac Luhan son los medios de comunicación social en general si estuvieran manipulados?.

Ante la grave manipulación —ante la burda manipulación— de que estamos siendo objeto de cara al Referéndum, yo no tengo más reme-: dio que exclamar: pobre pueblo español. Así,, que no le quepa la menor duda a los señores ministros, no se hace ni reforma, ni cambio y por supuesto, no se hace democracia.

La burda manipulación, informativa, cuya cota más alienante, sin siquiera imaginación, nos ofrece cada día ´TVE", es cuando menos de tribunal de Etica o de tribunal de Honor. El último fin de semana, por poner un solo ejemplo, tuvimos que escuchar cinco veces la misma entrevista que ya había sido pasada en el telediario "últimas noticias" del viernes, del periodista Ladislao Azcona con el ministro de Justicia, señor Lavilla, Igual peripecia siguió el párrafo de la intervención del ministro de Información, señor Reguera, en el club Siglo XXI. El párrafo elegido era, como no, aquel que decía que sí votábamos sí los periodistas tendríamos más libertad. La culminación de los despropósitos fue cuando en un telediario se hizo el resumen de la prensa de Madrid y se eligió un editorial de ARRIBA; a favor. Un artículo de ABC, en contra del no. Y por tres veces, tres, distintos comentarios a favor de los columnistas del diario YA.

Yo, particularmente, nunca pedí al Gobierno que fuera neutral. La Ley es suya y debe defenderla. Pero ese derecho que tiene el Gobierno a defender su ley; debe corresponderse con un: deber. El deber de ser objetivo ante el pueblo que es en definitiva el que tiene que decidir y es definitiva también el que va a pagar los mil trescientos millones

Jde pesetas que se está gastando, el ejecutivo en publicidad. Si el Gobierno quiere explotar la parte más demagógica de la ley, como por ejemplo, la elección por sufragio directo, libre y secreto de los senadores y diputados, y prefiere ocultar como será designado el Presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, como será elegido el futuro Presidente del Gobierno o como puede disolver las Cortes a través de un referéndum, cuando lo que sé legisle en las Cámaras no complazca al poder, allá el Gobierno. Pero, por favor, nías alienación no.

VÁRELA

 

< Volver