Raimundo Fernández Cuesta opina en RTVE sobre la Reforma Política. 
 F.E. y de las JONS votará NO  :   
 Porque la Reforma suprime la participación de los trabajadores en el Parlamento. 
 El Alcázar.    07/12/1976.  Páginas: 2. Párrafos: 28. 

Raimundo Fernández Cuesta opina en RTVE sobre la reforma política

F.E. Y DE LAS JONS VOTARA

PORQUE LA REFORMA SUPRIME LA PARTICIPACION DE LOS TRABAJADORES EN EL

PARLAMENTO

• "El cambio no se ha hecho desde la legalidad vigente, sino desde la ruptura jurídica de la misma"

• "El juramento de lealtad a los Principios y Leyes Fundamentales permite la reforma perfectiva, pero excluye su sustitución por otras Leyes de espíritu diferente, so pena de nulidad".

pág- 7)

Raimundo Fernández Cuesta en TVE

NO A LA REFORMA

• Suprimirá la participación de millones de trabajadores en las decisiones del Parlamento.

• "El cambio no se ha hecho desde la legalidad vigente, sino desde la ruptura jurídica de la misma".

• "El juramento de la lealtad a los Principios y Leyes Fundamentales permite la reforma perfectiva, pero excluye su sustitución por otras Leyes de espíritu diferente, so pena de nulidad".

Don Raimundo Fernández Cuesta, presidente de la Junta Nacional de Falange Española de las JONS, expuso ayer noche ante TVE, al término del segundo Telediario, su postura ante el próximo referendum para la reforma política. Dijo el Sr. Fernández Cuesta:

FALANGE ESPAÑOLA Y DE LAS JONS. que presido dirá NO al Referéndum, por las siguientes razones: Que a causa del escaso tiempo de que dispongo, expondré concisamente:

1°.—Porque no se trata de la Reforma perfectiva de la Constitución vigente, sino de su cambio por otra distinta en el espíritu y la letra.

2°.—Porque con la democracia inorgánica, habrá desaparecido la participación de millones de hombres del mundo del trabajo a través de 150 Procuradores, en las decisiones del Parlamento.

3°.—Porque con ello se habrá perdido una conquista de la democracia social no existente en ningún Parlamento del mundo y que era vieja aspiración del sindicalismo obrero, desde los tiempos de la Constitución Republicana de 1.931, y que defendió Besteiro al discutirse el proyecto.

4°.—Porque el cambio no se ha hecho desde la legalidad vigente, sino desde la ruptura jurídica de la misma, al no haber sido respetado el principio VIII de los del Movimiento permanente e inalterable-, y sólo derogable por otra Ley anterior sometida a Referéndum.

5°.—Porque no ha sido oído el Consejo Nacional del Movimiento, según, prescribe el artículo 65 de la Ley Orgánica del Estado cuando una Ley elaborada ya por las Cortes haya de ser sometida a Referéndum.

6°.—Porque el juramento prestado de lealtad a los Principios y Leyes Fundamentales permite la

Reforma perfectiva de éstas, pero excluye su sustitución por otras de espíritu diferente, so pena de nulidad.

7°.—Por las enseñanzas derivadas de la trágica situación a que habían llevado a España las luchas partidistas, situación remediada por la democracia orgánica que ahora se suprime, con el riesgo de volver a ese pasado que tan amargos recuerdos ha dejado y que es el objetivo declarado por las fuerzas políticas que ven en la Reforma sólo la facilidad de implantar en España el comunismo.

8°.—Porque la Ley ha sido aprobada en un procedimiento de urgencia, con intervenciones limitadas y votaciones apresuradas y no siempre independientes, que hacen mas patente la necesidad de que la democracia directa garantice a la nación, que su voluntad no será desviada o suplantada por interpretaciones subjetivas de sus mandatarios, los Procuradores.

Por todo lo expuesto, el pueblo español debe informarse y reflexionar bien sobre la transcendencia del voto que va a emitir, del cual dependerá la vida de España durante muchos años, y por todo lo expuesto, también y además porque es punto fundamental de la doctrina falangista su repulsa a los partidos políticos y su fe en una democracia orgánica auténtica y libre, FALANGE ESPAÑOLA y DE LAS JONS, que me honro en presidir, votará NO al Referéndum.

También habló don Miguel Ramírez, miembro de ia directiva nacional de ANEPA, que, entre otras cosas, dijo:

El referéndum del próximo día 15 de diciembre, garantiza la participación de todos los españoles libre, secretamente, para poder optar bien en rechazar o en aceptar, el contenido de la reforma política, aprobada por las Cortes Españolas, el pasado día 18 de noviembre. El significado del referéndum para aquellos que desde hace tiempo venimos propugnando la necesidad de introducir fuertes modificaciones en el cuadro institucional español es bien sencilla.

Nosotros entendemos que el referéndum no traiciona en absoluto los postulados del régimen que acaba de desaparecer. ANEPA, que surgió a la vida pública en el seno de las instituciones del régimen anterior, ha defendido, como pocos, el significado de estos 40 años de paz y prosperidad obtenidos por España bajo la égida irrepetible del Generalísimo Fraileo, pero por eso, por esa figura irrepetible en la historia española, entendemos que corresponde ahora a los españoles, unidos con el Rey, con la Corona, como garantía entre el pacto político existente o que debe de existir entre las instituciones y el Rey y el pueblo, es entonces que nosotros exigimos ahora a los españoles que nos pronunciemos soberanamente, libremente, sobre el contenido, sobre el futuro de nuestras instituciones políticas.

Asimismo intervino don José Redondo Gómez, presidente de Nueva Izquierda Nacional, que afirmó:

Los sistemas y moldes políticos empleados durante el período de tiempo comprendido entre 1833 y 1936 no son válidos en estos momentos, si tenemos en cuenta el balance de hechos que este período arroja, incompatible con la estabilidad que debe procurar toda política positiva. 130 gobiernos; 9 constituciones; 3 destronamientos; 5 guerras civiles; 18 regímenes provisionales. Independientemente de upa serie continuada de intentonas cada quince días. La conclusión a que nos lleva la crítica de los sistemas políticos seguidos en este periodo tiene por fuerza que ser negativa.

Es obligatorio, por ser justo, reconocer que la República desde 1931 y 1936 realizó, en parte, una política dirigida a alcanzar la democratización del país de manera positiva. Lo que no logró a causa de las luchas internas y las oposiciones sociales y políticas que perturbaban el orden y hacían imposible la paz que el desarrollo de los pueblos necesita.

De igual modo, en el período comprendido entre 1939 y 1976 al no haberse visto la sociedad perturbada y alterada por sacudidas derivadas de las tensiones inherentes a la vida de las comunidades humanas, dio paso a una paz y a un orden que, aún impuestos, fueron fructíferos, porque tan innegable es que en el orden de la democratización de nuestra patria apenas se avanzó, como que en el orden económico y en el social se lograron objetivos tan importantes como la reconstrucción total de España; las grandes obras hidráulicas; la industrialización; la construcción de autopistas y carreteras; millones de viviendas, una amplia política de regadíos; la seguridad de empleo, la seguridad social y el subsidio de paro; las universidades laborales; miles de escuelas públicas; la desaparición del analfabetismo y la no entrada de España en la segunda guerra mundial. Cierto que no es esta una obra completa, pero si un avance transcendente e importantísimo en el aspecto social y económico, realizado por el régimen de Franco, y que no podemos en ningún momento, ni olvidar ni dejar de defender.

 

< Volver