Autor: Apostua, Luis. 
   Túnel brumoso     
 
 Ya.    08/12/1976.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

TUNEL BRUMOSO

La actualidad política tiene tres focos principales: la campaña del referéndum, el congreso del Partido Socialista Obrero Español y los largos prólogos a la eventual negociación entre el Gobierno y la oposición.

Quizás este último tema sea hoy el más confuso. En primer lugar, no sabemos con certeza que vaya a haber negociación; no hay una sola declaración oficiosa que acepte el hecho. Aunque parezca raro, así es. Por supuesto, dicha negociación es necesaria» pero todo el alboroto en torno a la misma procede de la oposición.

Hay que introducir otra variable. Tal vez el silencio del Gobierno se deba, hasta el momento presente, a la presencia de un comunista, y especialmente si éste es el señor Carrillo. La imposibilidad de aceptar a un comunista no es una doctrina ni una opinión. Es un hecho, claramente predeterminado por un conjunto de poderes reales que no han experimentado ninguna variación ni, posiblemente, vayan a hacerla.

A su vez, este hecho tiene dos interpretaciones. Lita nos dice que los comunistas, con su insistencia, quieren torpedear la entrevista con el presidente. La segunda dice que el Gobierna está ya satisfecho del actual nivel de negociación—partidos democris-tianos y partidos catalanistas—y no quiere apresurar el paso por un camino en el que le van bien las cosas.

La comisión negociadora, tal como se la conoce ahora, tiene un marcado sello de moderación; están ausentes todas las formaciones políticas a la izquierda del Partido Comunista clásico y los grupos regionales o nacionales más Intransigentes. Precisamente porque la oposición vislumbra una posibilidad de acceder a la negociación extrema sus precauciones y no hace demagogia. Pero, repito, no existe por parte del Gobierno una sola declaración positiva; es igualmente cierto que el talante y la actitud son muy reveladores y positivos. En resumen, un complicado túnel brumoso. Pero nadie sensato podía pensar que las cocas iban a ser sencillas. Y nadie sensato puede torpedear esta posibilidad de acercamiento de las dos España».

ESTAMOS, según avanza el Instituto Naciónal de Estadística, ,en los 2.780 dólares de renta "per capita". Buena cifra, aunque inferior a la de nuestro contorno´europeo. Pero la verdadera cifra que define nuestra situación es el índice de crecimiento del producto Interior, que es sólo del 1,8 por 100. Es un índice de crecimiento casi puramente vegetativo. Ha regresado de Argentina y Uruguay el ministro de Comercio, tras desarrollar allí su "plan Llado" para impulsar la exportación industrial española.

Luis APOSTUA

 

< Volver