La primera consulta popular de la Monarquía. El contrafuero, inviable. 
 Palmetazo a Fuerza Nueva     
 
 Diario 16.    08/12/1976.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El contrafuero, inviable

Palmetazo a Fuerza Nueva

MADRID, 8 (D16). — La interposición de recurso de contrafuero, solicitada por un miembro de Fuerza Nueva contra el proyecto de reforma política es jurídicamente inviable, han manifestado medios autorizados.

Estos medios recordaron que toda la regulación del recurso de contrafuero contenida en la legislación vigente se refiere a los actos legislativos y disposiciones gubernamentales de carácter ordinario, mientras que la ley de reforma política tendrá rango de ley fundamental una vez aprobada en referéndum.

Expertos constitucionalistas consultados por D16 hicieron notar la incongruencia que supondría descalificar a una ley que reforma la Constitución por reformar la Constitución, máxime cuando esa ley se ha tramitado dentro del más exquisito cumplimiento de los requisitos que la legalidad vigente exige para su propia modificación.

Intento de obstrucción

En cuanto al decreto de convocatoria del referéndum, impugnado también por el miembro de Fuerza Nueva, el abogado del Estado, Jaime Montero y García de Valdivia, los mismos medios consideran que se ha dictado conforme a lo que dispone la ley y no cabe, por tanto, interponer el recurso.

Círculos políticos interpretan la acción entablada por este militante de Fuerza Nueva contra la ley de reforma como un recurso desesperado de la ultraderecha, para retrasar de algún modo el referéndum y la previsible entrada en vigor de la ley de reforma.

Presiones sin éxito

La ultraderecha ya ha intentado, a través de algunos consejeros nacionales, que se convocará el pleno del Consejo Nacional del Movimiento al amparo del artículo 65 de la ley Orgánica del Estado (LOE), para volver a examinar la ley de reforma.

Ese artículo dice que el Jefe del Estado debe consultar al Consejo Nacional si existe motivo para promover recurso de contrafuero contra los proyectos de ley elaborados por las Cortes que hayan de someterse a referéndum.

Pero los expertos consultados por D16 coinciden en que el artículo 65 de la LOE se refiere, como toda

la restante regulación de este recurso, a las leyes de rango ordinario, por lo que no es aplicable en el caso de la ley para la reforma.

Difícil tramitación

Es posible que por estas razones de principio, la Comisión Permanente del Consejo Nacional ni siquiera pueda tramitar la solicitud presentada por el abogado Montero y García de Valdivia.

No obstante, en caso de que decidiera tramitar la solicitud, el complejo y largo procedimiento que ha de seguir no afectaría a la celebración del referéndum, ni a la publicación de la ley de reforma, si se aprueba, en el "Boletín Oficial del Estado".

El trámite comienza con el estudio de la solicitud por la Sección Especial de Contrafuero, que ha de dictaminar si es procedente o debe rechazarse. La decisión corresponde en todo caso a la Comisión Permanente del Consejo Nacional, que de apreciar fundada la solicitud la habría de trasladar al Pleno del Consejo Nacional para que éste acordara por mayoría la interposición del recurso de cn-trafuero.

 

< Volver