Autor: García Serrano, Rafael. 
   Dietario personal     
 
 El Alcázar.    09/12/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

DIETARIO PERSONAL

Por Rafael GARCÍA SERRANO

MIÉRCOLES, 8 DE DICIEMBRE

Pequeña selección de textos sobre transiciones a la española:

Fernando VII, al jurar la Constitución de Cádiz en julio de, 1820, pronunció estas emocionantes palabras:

"¡Con cuánta satisfacción he contemplada el grandioso aspectado, nunca visto hasta ahora en la historia de una nación magnánima, que ha sabido pasar de un estado político a otro sin transtornos sin violencias, subordinando el entusiasmo a la razón, en circunstancias que hubieran cubierto de luto a otros países menos afortunados!"

Ya se sabe lo que luego pasó.

El día 11 de febrero de 1873, don Estanislao Figueras primer Presidente de la I República Española, tuvo el gusto de proclamarla ante los señores procuradores, perdón, diputados, con estas preciosas palabras:

"Un pueblo capaz de realizar esta profunda transformación sin el más leve desorden, demuestra que es un pueblo apto para la libertad".

Ya se sabe lo que paso después.

El 14 de abril fue también muy sonado y pacífico. Propios y extraños se admiraban de cómo transcurrían, tan apacibles, las últimas horas de un Régimen milenario que, según Agustín de Foxá, monárquico, "se liquidaba en la consulta de un médico, como si se tratase de una nefritis". De modo que "La Voz" ponderaba: "España, dueña de sus destinos. El nuevo régimen viene puro e inmaculado, sin traer sangre ni lágrimas." y el "Heraldo de Madrid", muy experimentado y observador, anotaba: "Una revolución con las tiendas abiertas. El pueblo español manifestó ardientemente, pero sin un solo desmán, su fe republicana". Don Niceto Alcalá Zamora. Presidente del flamante Gobierno Provisional y encaminado ya hacia la presidencia de la II República española, confirmaba todos estos vaticinios con infinita mayor autoridad, hecho miel, leche, pan y vino "ante el espectáculo sin igual, de una lección casi imposible de imitar, que esta nación ha dado al mundo, resolviendo el problema de su revolución latente en medio de un orden maravilloso y por voluntad y via perfectamente legales".

Ya se sabe lo que pasó después.

En fin, si no quieres que la historia se vuelva a repetir pocas semanas, o meses, o años después del próximo día 15, hermano español, acércate a Jas urnas y vota que NO.

Me atrevo a decírtelo en el Día de la Patrona de España y del Arma, de Infantería, cuyos componentes, desde 1808 hasta 1939, están hartos de tomar Cuenca o Bilbao o Madrid o Barcelona.

 

< Volver