Mombiedro de la Torre votará "sí". 
 "La democracia gran ocasión para el campo" (dijo en TVE)     
 
 Pueblo.    09/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

MOMBIEDRO DE LA TORRE VOTARA "SI"

"LA DEMOCRACIA, GRAN OCASIÓN PARA EL CAMPO" (dijo en TV.E.)

MADRID, (Cifra.)— Después de ofrecer en días anteriores las declaraciones de representantes de grupos y partidos políticos sobre el referéndum para la ley de reforma política del día 15 de diciembre. Televisión Española comenzó a transmitir la opinión de personalidades relacionadas con instituciones y organismos de reconocida presencia en la vida española.

Luis Mombiedro de la Torre, presidente de la Hermandad Nacional de Labradores y Ganaderos, hizo unas declaraciones en la primera edición del telediario de ayer, en las´que, entre otras cosas, dijo:

«Me dirijo, como presidente de la Hermandad de Labradores y Ganaderos, a todas las familias campesinas de España especialmente. En esta ocasión del referéndum para marcar claramente cuál es nuestra postura, ¿qué es lo que pedimos al país?, ¿qué es lo que pedimos a] Gobierno? Pedimos realmente dos cosas clave y sencillas de anunciar, paz y justicia, muy difíciles de conseguir.»

Más adelante añadió:

«Lo cierto es que llevamos cíen años de revolución industrial y qué en estos cien años e! campo ha aportado sus capitales para esa industria, ha aportado sus capitales para los servicios y ha aportado, sobre todo, lo que es más importante, el trabajo de los jóvenes emigrados, que han dado una nueva dimensión a esa actividad industrial española.

Nos encontramos ahora ante la gran ocasión. La gran ocasión para el campo puede ser el establecimiento de esta democracia, porque la democracia se nace con votos y los votos nos los van a pedir los políticos, y nosotros exigiremos a cambio, naturalmente, una justicia en todos los órdenes. Justicia por lo que se refiere a rentas, justicia por lo que se . refiere á precios y justicia, sobre todo, por lo que se refiere a una Seguridad Social lo más amplia y completa posible, equiparada, totalmente con la que tienen las demás categorías sociales del país.

E| campo desde luego, devolverá el ciento por uno si se consigue todo esto y no solamente en producciones en si. en volumen de producción, sino también en serenidad, en estabilidad, en tranquilidad para el pueblo español. Continuaremos siendo reivindicativos. al mismo tiempo que colaboradores v gestionadores de todo (o mejor en lo que se refiere a asistencia técnica y de lodo tipo a) agricultor, a) ganadero al trabajador en señera) Pero necesitamos mantener la unidad campesina que tanto trabajo nos ha costado forjar a través de nuestras Hermandades, que han funcionado siempre, y to sabe eso toda España, en un régimen absolutamente democrático, lo mismo que nuestras Cámaras y nuestra Hermandad Nacional. Quiere ser esto también una llamada a la unidad y que no se pierda esa escuela de democracia que hemos tenido nosotros, hasta en el último rincón de España, con el establecimiento de nuestras Hermandades. Pero para obtener todo ello el paso previo a esa democracia es indudablemente el referéndum. El referéndum que se va a celebrar. Ese referéndum de! día quince en el cual el campo yo aconsejo que participe, que partícipe porque efectivamente no podemos adoptar la postura cómoda y tranquila de que sean otros los que voten por nosotros y nos resuelvan los problemas, cuando es asi que los que voten serán los que, en definitiva, tengan a la hora de la verdad la solución y acercarán, naturalmente, a sus propios intereses todo lo que se capitalice en votos en este futuro referéndum.

Por lo que se refiere a mi postura personal, explicaré que yo voté que sf en las Cortes por muchas razones, pero, fundamentalmente, porque vi la posibilidad de que íbamos a tener una representación lucida para el campo español, ya que habrá un número mínimo de diputados por provincia en el Parlamento del orden de cuatro, y esto ya puede darnos una presencia adecuada dentro del nuevo Parlamento español.

Naturalmente, en consecuencia con esa postura que tuve en las Cortes y que la tuve junto con todo el grupo de procuradores del campo español, también en el referéndum, naturalmente, votaré que si por esa lógica, Y sobre todo tenemos que entender que al decir "sí" no le diremos sí al Gobierno, sino que lo que vamos a decir si es a una nueva democracia que se va a instalar en España y en ta cual yo espero que el campo, a través de su actuación, pueda alcanzar el lugar que le corresponda Comprendo, por otra parte, que no hay leyes perfectas y que seguramente la ley que vamos a aprobar por referéndum no es perfecta, que será me-iorable. como todo lo es. pero estimo que es un paso muy importante para esa nueva convivencia entre los españoles v para que alcancemos la democracia y la libertad en un plazo muy breve.»

PUEBLO 9 de diciembre de 1976

 

< Volver