Autor: Marías Aguilera, Julián. 
   La segunda salida de los partidos políticos     
 
 Ya.    04/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMA

La segunda salida de los partidos políticos

Don Julián Marías escribe en "La Vanguardia":

"Lo que resulta claro es que la voluntad de los partidos ha influido muy poco en

los votantes. Los

partidos políticos mas activos y beligerantes han sido terriblemente

minoritarios, exiguos en el primer

caso. ¿Se dirá que los partidos que han aconsejado el voto afirmativo han tenido

mayor eficacia? Creo

que tampoco: no creo que sean muchos los que han votado "Si" como una posición

partidista, sino

previa a todo partido.

La primera salida de los partidos políticos españoles no ha nido afortunada —

«sobre todo, claro es, de los

adversos al referéndum en una u otra forma—. Algunos se alegraran de ello; yo.

que no soy ni voy a ser

hombre de partido, lo deploro profundamente, porque los partidos son necesarios.

Una "democracia sin

partidos es tan Imposible como con uno solo. Se ha hecho el ensayo, por lo

demás, y es lo que se ha

llamado durante decenios, con no poca Irrisión, "democracia orgánica"; por

cierto, algunos de sus

antiguos adversarios parecen querer resucitarla con otras formas y otros

beneficiarios: hablan contra las

elecciones (ya se usó en Portugal, peyorativamente, la palabra "electoralismo"),

en lugar de los

partidos nos proponen los "barrios", como hace poco nos proponían la familia, el

municipio y el sindicato.

Se trata siempre de que la política la hagan las agrupaciones humanas que no son

políticas es decir, (que

no haya política sino manipulación).

La política la tienen que hacer los partidos; pero éstos tienen que contar con

la opinión de los españoles;

más aún, tienen que nacer de esa opinión. Por eso, lo primero que hay que hacer

es preguntarse qué

quieren los españoles. No vaya a resultar que las fórmulas prefabricadas que se

les ofrecen —o muchas

de ellas por lo menos— no les interesan, no los atraen, por supuesto no los

entusiasman.

Es urgente que se ofrezcan opciones actuales, reales, incitantes a los hombres y

mujeres de España. Don

Quijote volvió maltrecho y apaleado a los pocos días de Iniciar su primera

salida por los campos de

Montiel. Aconsejado por el Ventero, se cuidó luego de proveerse de "dineros y

camisas" y buscó el

apoyo y ayuda de Sancho Panza. Su segunda salida lo llevó mucho más lejos y no

estuvo privada de

triunfos y, en todo caso, de gloria. Al acabar el año decisivo de 1976, los

partidos políticos españoles son

muy poco, no movilizan al país, tienen muy escasa fuerza. Si se dan cuenta de

ello y extraen las

consecuencias oportunas, si auscultan el país que pretenden regir y lo respetan

profundamente y lo

sirven con lealtad, si articulan con escrupulosa fidelidad y espíritu de

concordia sus múltiples

diversidades, y no olvidan que España es un cuerpo vivo de extremada

sensibilidad y coherencia, que a

veces enmascara engañosamente, podrán hacer en 1977 una salida nueva, apoyados

por el entusiasmo, y

abrir como quien descorre un telón, el futuro político de España,"

 

< Volver