Carnet de político     
 
 Diario 16.    08/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Carnet de político

Ahora que el bisoño presidente Suárez a punto está de ganar su referéndum y convocar elecciones más o

meóos de las buenas, no perdemos un minuto más y exigimos la realización de nuestro objetivo: un carnet

para cada español y ningún español sin carnet.

Esta multitudinaria exigencia de las mesas na sido desconocida innoblemente por cuarenta años de

dictadura, pero el clamor popular es ya irresistible: las putas quieren carnet, las modelos exigen el carnet,

los fontaneros exigen carnet después de cinco años de estudios en una facultad de fontanería que debe

constituirse sin mas tardanza lo de la escuela de prostitución es un tema que está algo más verde), debe

haber carnet de botones, carnet de banquero, carnet de taxista, facultad de remendones, gremio cerrado de

ebanistas, guerra al intruso en metalurgia, expulsión de los metecos en la iudustría, prohibición del albañil

sin cinco años de carrera, etcétera. Un carnet para cada español y ningún español sin carnet.

Nuestra exigencia inmediata es, al menos, que se otorgue desde mañana un carnet 3e político. Cierto es

que el Gobierno ha dado pasos importantes en este sentido. Político no es quien quiere ser politico,

político no es quien las masas quieren que sea político, político no es quien gana elecciones, político no es

quitu tiene la cora bonita, político es única y exclusivamente quien disponga de un carnet de político

otorgado por el estricto registro de políticos inventado por el exiinio señor Fraga Iribarne. No teman, el

Gobierno Suárez no va a autorizar que se reúnan los políticos intrusos, tampoco va a autorizar que

aparezcan en la televisión políticos metecos. Un político sin registro es curao un jardín sin flor, es decir,

no existe.

Terror hemos tenido de que se adoptara por estas tierras el infamante principio demoliberal de que

primero son los hombres, de que primero s>m las corrientes de opinión, y después son los partidos j los

políticos. Nada de eso, la igualdad y la justicia exigen que los registros estatales sean primero, que los

partidos vengan después, y que los intrusos de la política no puedan ingresar en eDa sin larguísimos

cursillos y sin ser aprobados por el exigente Registro Nacional de Políticos. Los Ansones se cuidarán bien

de que en televisión no aparezca cualquiera, de impedir que opinen allí los líderes políticos intrusos. Allí

sólo aparecerán los políticos de la ANEPA y demás instituciones homologadas que hayan pasado

previamente por el excelso Registro de Políticos. Guerra al intruso. El Registro viene primero y la

sociedad detrás. ¡Ay del que quiera manifestarse, reunirse, hablar en voz alta, dar un discurso u opinar

sobre el referéndum sin haber pasado antes por el registro.

 

< Volver