Medidas francesas anti-ETA. 
 Potestan con bombas     
 
 Diario 16.    24/03/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Medidas francesas anti-ETA

Protestan con bombas

BILBAO, 24 (D16).-La petición de extradición del Gobierno español a las autoridades francesas de dos

presuntos etarras detenidos en territorio galo están provocando diferentes acciones de protesta En ia

madrugada de ayer la sucursal de la entidad bancaria francesa Crédil Lyonnais de San Sebastión quedó

virtualmente destruida por la explosión de un artefacto.

Este fin de semana está prevista una manifestación en Bayona (Francia) para protestar por una serie de

medidas tomadas por los gobernantes del país vecino contra los vascos españoles residentes a\ otro lado

de los Pirineos.

Se aplaza la vista

El juicio en el que se estudiará la posible extradición de los presuntos miembros de ETA. Martín

Apaolaza y Mikel Goicoecheá fue aplazado hasta el próximo 3 de abril, según comunicaron las

autoridades judiciales francesas de Aix-en-Próvence.

El Tribuna] que verá la causa recibió ya la documentación remitida por el Gobierno español y los

abogados defensores temian que el juicio pudiera celebrarse con la mayor urgencia,

A ios presuntos miembros de ETA, que se encuentran en huelga de hambre, se íes acusa de ser los autores

de un atentado realizado en el mercado de Atocha de San Sebastián en septiembre de 1978, en el que

murieron dos guardias civiles.

Entre los abogados defensores se encuentran Jos parlamentarios electos, por Herri Batasuna Miguel

Castellsy Francisco Letamendia.

Inusual potencia

El artefacto explosivo colocado en .las oficinas del .banco francés Crédit Lyonnais, situadas en la avenida

de España de la capital donostiarra, fue de inusual potencia. Tras Ja descarga, a fas cuatro y media de la

madrugada de ayer no quedo ni rastro de ta sustancia que albergaba e! mecanismo, aunque se supone

fuera cuatro o cinco kilos de «goma-2»

Según las investigaciones policiales, el artefacto fue colocado a la puerta de la sucursal bancaria. La onda

expansiva afectó u los edificios colindantes, rompiendo íos cristales de los escaparates de varias tiendas

próximas.

 

< Volver