Querencia de Kerenski     
 
 Diario 16.    22/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Querencia de Kerenski

Curioso patriotismo el de los maniqueos. Como el fascismo se está acabando en este país, tiene que

aparecer un Kerenski y repetirse la Historia. Pero, como se trata aquí de un maniqueísmo mesiánico, no

sólo vamos a revivir Ekaterinemburgo, Kerenski, la Duma y otras lindezas rusas, sino también —para

algo somos patriotas— la quema de conventos, los tiroteos callejeros entre sindicalistas, los asesinatos de

líderes políticos y el zurrón de la abuela. Por si todo ello no nos asusta demasiado, igualmente se nos

echarán encima los buitres de Wall Street, !a internacional masónica y judía, las multinacionales del

neocapitalismo, todos los chekístas que en el mundo han sido, los temibles psiquiatras soviéticos, la

quinta columna china disfrazada de compañía japonesa de transistores y la mafia sarda.

Pero, Dios mío, ¡qué hemos hecho! Todo por votar un poco, casi nada, como quien suelta un ascua.

Eso es lo malo de los maniqueismos, ´sobre lodo cuando son militantes y rinden beneficios: que se

escapan los matices, todos los matices. Sólo se ve en blanco y negro o, peor aun, en blanco y pardo o en

blanco y azul.

Curiosamente, quienes así ern araban viéndolo todo rojo.

Calma, caballeros de cí.pa y plumero. Este pueblo español, ya tan crecido, tan sufrido y tan paciente, no

va a repetir la Historia, porque no se le han secado las meninges como a Quijano, a pesar de tantos años

de aridez esteparia. Los españoles de hoy están bies alimentados, bien informados —aunque pronto io

estarán mejor— y muy confiados en su futuro si se lo dejan entre sus mano?. España vive, y no a gritos.

Señores maniqueos. déjenla vivir en paz.

"^ / X -^ —> \/ // ""7 x-

^ {0 - 2^¿- - Nf~ f t

 

< Volver