Autor: Muro de Iscar, Francisco. 
   Tensión     
 
 Arriba.    21/12/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL PAIS

TENSION

En las difíciles horas que está viviendo el país por obra y gracia del secuestro dOn Antonio María de

Oriol, un nuevo suceso, aún noxílaríficado cuando escribo, viene a poner nuevos tintas de dramatismo: la

desaparición y posible secuestro de un industrial guipuzcoano contribuye a hacer más rconfuso el

panorama y más difícil el presente. ¿Ha sido un secuestro? ¿Quién se lo atribuye? Lo único cierto es que a

estas horas no se pueden dar respuestas absolutamente válidas. Sin embargo, todos los Indicios indican

hacia esa posibilidad y el miedo o la psicosis de miedo empiezan a estar presentes con mayor fuerza de lo

que serta de desear. Sería estúpido intentar, gracias a este mecanismo, llevar el agua al molino de

determinados Intereses. No es ese el camino. La subversión y el térroismo, del signo que sean, deben ser

combatidos, como lo debe ser la violencia. Como tendría que serlo las agresiones físicas o verbales. Y

entre ellas, porque no tiene sentido, la sufrida ayer por e| Presidente de las Cortes, cuando cumplía con el

deber de un cristiano. Sé que muchos no entenderán esto. Pero espero que sean los menos, porque sería

muestra de que este pafs empieza I a saber dónde quiere ir y dónde no desea que nadie le lleve.

SOMBRERO, SEÑOR PALLACH

El secretario general del PS de Cataluña (ex reagrupament] ac a b a de decir, más o menos, esto: «La

oposición fue derrotada en el referéndum por el pueblo. La oposición se equivocó al pedir la abstención.»

Y, además, lo ha dicho en público. Ha reconocido que la oposición se equivocó porque no tuvo en cuenta

al pueblo y que, afortunadamente una parte de esa oposición, en Cataluña y en España, fue más sensata y

dejó en libertad a sus afiliados para votar lo que creyeran en conciencia. Ya conocemos el resultado.

Desde este observatorio, uno piensa que muchos líderes de la oposición, en su amplío —y posiblemente

irreconciliable— espectro, piensan exactamente igual que el señor Pallach. Uno piensa que más de un

líder de esa oposición que quiere dialogar con el Presidente acudió, posiblemente, a las urnas para votar

sí, no fuera que, luego, llegara la sorpresa de un no más amplio. (Afortunadamente el pueblo habló claro.)

Lo importante del señor Pallach —y me importa un bledo que esté a la derecha, en el centro, o en la

izquierda— es que además de pensarlo, lo ha dicho. No ha Intentado capitalizar una victoria que sólo

tiene un dueño: «Ha ganado España, no hay ni vencedores, ni vencidos», resumió Adolfo Suárez. Lo

importante de un político no es ganar siempre. Lo importante es saber cuándo se gana y cuándo se pierde.

Y saber «estar, en cada momento. El señor Pallach se merece un «chapeauy un campo de juego.

PREOCUPADOS Y UNIDOS

El Consejo Nacional de Empresarios hacía pública ayer su memoria. Si hay que «sumir en dos palabras su

impresión sobre el presente, bien podría hacerse así: «Vamos de ala.» Tienen razón. Pero de atender a los

diagnósticos yo tengo interés por saber lo que nos van a decir en un comunicado conjunto y próximo

estos cuatro espadas de la economía: Alcaide Inchausti, Alvarez Rendueles, Fernández Ordóñez y José

Luis Cerón. Entre las palabras manejadas, hay una —tal vez muchas— preocupantes: Bancarrota. Y hay,

también, plazos: tres meses, sólo, para decidir soluciones claras. La solución, el miércoles, día de la

Lotería.

Francisco MURO DE ISCAR

8 Arriba 2/> ^// Jf

 

< Volver