Un artefacto con cuatro kilos de goma-2. 
 Fuerte explosión en la calle de Malasaña: una mujer muerta  :   
 La onda expansiva causó rotura de cristales en un radio de 100 metros. 
 ABC.    15/07/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. DOMINGO. 15 DE JULIO DE 1979.

UN ARTEFACTO CON CUATRO KILOS DE GOMA-2

FUERTE EXPLOSIÓN EN LA CALLE DE MALASAÑA: UNA MUJER MUERTA

La onda expansiva causó rotura de cristales en un radio de 100 metros

Madrid. (De nuestra Redacción.) Alrededor de las doce menos veinte de la noche de ayer, un artefacto de

gran potencia hizo explosión en la esquina de las calles de San Andrés y Manuela Malasaña, a unos 40

metros del teatro Maravillas. Una joven, alcanzada por la onda expansiva» falleció a los pocos minutos de

ingresar en el Hospital Clínico. Según las primeras informaciones, otras seis personas también resultaron

heridas de cierta consideración, y otras cinco sufrieron lesiones leves.

ULTIMA HORA EN A B C

Técnicos especialistas en explosivos de Ja Dirección General de Seguridad acudieron al lugar del suceso

para realizar las primeras Investigaciones sobre la naturaleza del artefacto. Al parecer, y sin aue haya

información oficial sobre el tema, se cree que ]a bomba estaba compuesta por cuatro kilos de goma-2

conectados a un detonante, posiblemente de mecha. El artefacto había sido colocado junto al muro de una

tienda de comestibles, situada en la misma esquina de la calle de San Andrés.

Al menos seis personas resultaron alcanzadas por la explosión. Salomé Álamo Várela, de veintiocho años,

ingresó con un paro cardíaco en el Hospital Clínico, al que había sido trasladada en un coche particular, y

murió minutos después. Su esposo, Jesús Canadá Vega, también de veintiocho años, sufre quemaduras

graves en la espalda. En el mismo centro que los anteriores ingresaron Mohamed Selim Asem, de

veinticinco años; Vicente Santiago Macía, con heridas de pronóstico reservado; María Serrano Martínez y

Antonio Benito Martínez, ambos con lesiones leves. En la Casa de Socorro de Universidad fue asistido

Francisco Serrano, de treinta y tres años, de lesiones de pronóstico reservado.

En un radio de unos 100 metros los cristales de todas las viviendas y escaparates quedaron destruidos.

Son casi 200 las viviendas de las calles San Andrés y Malasaña en las que se han producido daños en

cristales de ventanas y balcones.

Cinco establecimientos comerciales, una cervecería, un restaurante, una tienda de ultramarinos, otra de

maquinaria y otra de electricidad sufrieron la rotura total de lunas de escaparates y puertas, y quizás daños

en el interior por causa de la onda expansiva del artefacto.

Alrededor de 15 vehículos estacionados junto a las aceras de las citadas calles sufrieron les efectos de la

onda expansiva. Uno de ellos, que se encontraba frente al lugar donde estalló la bomba, fue levantado y

proyectado contra loa automóviles de la acera de enfrente. Se trata de un «dos caballos» de color crema

que ha quedado completamente destrozado.

Unidades de cuerpo de bomberos, Policía Municipal y Nacional y ambulancias de la Cruz Roja acudieron

al lugar del suceso a los pocos minutos de la explosión. Uno de los clientes de un bar situado enfrente de

la tienda de comestibles afirmó que había visto correr a dos jóvenes de mediana estatura y vestidos con

ropas de color oscuro, poco antes del estallido. Sin embargo, este testigo no quiso facilitarnos su

identidad.

En la zona, a excepción del teatro Maravillas y de algunos bares, no hay ningún local o edificios de

alguna significación política clara.

 

< Volver