Autor: Álvarez Álvarez, Carlos Luis (CÁNDIDO) (ARTURO). 
   La oposición     
 
 ABC.    17/12/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

VIERNES 17 DE DICIEMBRE DE 1976

De ayer a Hoy

LA OPOSICIÓN

En la etapa anterior, incluso en la primera parte de la

transición, la oposición ha

mantenido una actitud autónoma e independiente, nada colaboracionista.

De no ser así, el

Gobierno del presidente Suárez no habría Ido más allá de lo que fue el

Gobierno del presidente Arias. Sólo por ésto la Impugnación de la

izquierda ha sido fundamental. Pera ahora la

situación ha cambiado, no tanto en sí misma como por razón de que la

perspectiva es otra. En la

perspectiva de las elecciones, los hechos se definen principalmente no

porque respondan o dejen

de responder al modelo preconcebido, sino porque son hechos. Frente a

las elecciones, a la oposición

no le queda otro recurso que «4 de practicar una dialéctica de participación

Impugnación en la que el

participar no sea un integrarse y el Impugnar un aislarse, y Cualquier acción

de izquierda que escape

a esa disciplina podía salvar geométricamente su moral (si es que ve de

ese modo el problema),

pero así no hará cambiar la sociedad. De todas las maneras yo pienso

que la ´ moral no se

salva como se salva un ¡ tesoro, enterrándola en una Isla desierta.

La moral está en relación

múltiple, debida o indebida, con lo que pasa. Todo el pensamiento de la

Izquierda está

fundamentado en la moral histórica, y esto indica, entre otras cosas, que no se

puede actuar sobre la

sociedad nada más que pensándola. Lo contrario es lo que llamamos la

praxis.

Es de esperar que la abstención (que ahora digo que fue tácticamente montada

sobre la certidumbre del

«si» no cuaje en una sistemática, porque entonces ya no tendría derecho a

manejar los términos de

dominación y libertad. La Izquierda tiene que empezar a ser un poco menos

teóloga, por decirlo así, y

parecerse más (esto se me ocurre de repente) a los «mechanici», a los

Intelectuales del setecientos,

preocupados por organizar no sus sueños, sino el mundo existente, físico.

¡Preocupados por los relojes!

CARRILLO

CUANDO se conformen y sustenten los electos indirectos del referéndum, va a ser

posible hacer la

crítica de la Izquierda desde la izquierda. Antes nunca se me hubiera ocurrido

hacerla. O por lo menos no

antes de escuchar a mi penetrante amigo José Luis Alcocer. El asunto de don

Santiago Carrillo ha sido un

desastre. El señor Carrillo es una aparición. Se ha aparecido a unos

pastorcillos, y luego ha desaparecido

en la bruma. Como los O. V. N. I. S. Es algo que pertenece al esquema

franquista, porque es a ese

esquema al que pertenece personalmente el señor Carrillo. En vez de esperar a

que los hechos se pusieran

a su favor, ha obligado al Gobierno a ponerse en su contra, y además al estilo

Sandokán. Ha perpetrado

todos los errores en el menor tiempo posible. — CANDIDO.

 

< Volver