Metro, Juzgados y otros edificios, desalojados. 
 Madrid: Más amenazas de bombas, falsas     
 
 Diario 16.    01/08/1979.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

Diario 16/1 -agosto-79

NACIONAL

Madrid: Más amenazas de bombas, falsas

Metro, Juzgados y otros edificios, desalojados

MADRID, 1 (DI6).-Una línea de Metro, diversos edificios públicos, la sala de urgencias de un hospital,

entre otros, fueron objeto de desalojo en la mañana de ayer como consecuencia de amenazas telefónicas

que anunciaron la colocación de diversas bombas.

Todas las llamadas resultaron ser infundadas y se perdieron numerosas horas de trabajo a causa de los

desalojos, que, por otra parte, causaron escenas de miedo ante la posible veracidad de las llameas y

además las consiguientes reacciones de repulsa por parte de los afectados.

A las 11,35 horas, una voz anónima afirmó en nombre de ETA político-militar, mediante llamadas

telefónicas a los diarios «El País» y «El Imparcial», que estallarían sendas bombas, después de

veinticinco minutos, en la línea I del Metro, que cubre el trayecto entre las estaciones de Plaza de

Castilla y Sol, y el edificio de los Juzgados de la plaza de Castilla.

La línea I del Metropolitano tuvo que ser desalojada desde las 11,40 de la mañana, suspendiéndose el

tráfico de trenes. Miembros de la Policía Nacional inspeccionaron minuciosamente vagones y estaciones,

sin que se encontrara ningún artefacto explosivo.

Edificios públicos

Por otra parte, el edificio de la plaza de Castilla donde estan ubicados los Juzgados fue también

desalojado y efectivos de desactivación de explosivos de la Policía Nacional tampoco encontraron objeto

alguno sospechoso, según fuentes policiales.

El Ministerio de Obras Públicas fue desalojado, asimismo, poco antes de las nueve de la mañana, ante la

amenaza de colocación de tres bombas que estallarían, según anunció un hombre que dijo pertenecer a

ETA, en llamada telefónica, a partir de las 9,30.

Durante más de una hora, parle del edificio del Ministerio de Obras Públicas fue evacuado y se impidió la

entrada a los funcionarios del mismo, que llegaban a trabajar a esa hora.

A las dos de la tarde, una llamada anónima advirtió de la colocación de una bomba en el servicio especial

de urgencia de la Ciudad Sanitaria La Paz, lo que obligó a desalojar este servicio.

Esta llamada anunciaba la explosión de una bomba para las dos de la tarde. Una vez desalojado el servicio

y registradas las dependencias se comprobó que era una amenaza infundada.

Manifestación en Barajas

Según informaron fuentes de esta Ciudad Sanitaria este aviso causó considerables problemas en el servi-

cio especial de urgencias, uno de los más concurridos de esta Ciudad Sanitaria.

Unas 1.000 personas se manifestaron ayer en el aeropuerto de Barajas en protesta por los atentados

ocurridos durante el domingo en Madrid, en respuesta a la convocatoria de CCOO, UGT e

independientes.

En la manifestación participó personal de la Subsecretaría de Aviación Civil, de algunas compañías

excepto Iberia, cuya dirección ha prohibido a los trabajadores ¡a asistencia—, y del resto de servicios del

aeropuerto.

Los manifestantes se concentraron en la zona de terminal nacional del aeropuerto y profirieron insultos

contra los terroristas y gritos de «Democracia sí, terrorismo no».

A continuación habló el secretario de CC OO de la Subsecretaría de Aviación Civil, Pedro Navarro, quien

señaló: «La violencia es condenable, porque de lo que se trata es de ir hacia atrás, de que otra vez el

Ejército se levante.»

En el kugar del atentado se guardó un minuto de silencio y la manifestación se disolvió sin ningún

incidente.

Siguen las condenas

Enrique Múgica Herzog, diputado por Guipúzcoa del PSOE, declaró en el transcurso del acto de

inauguración de la Casa del Pueblo en San Sebastián que «es preciso un Gobierno firme para combatir el

paro y conseguir un país seguro».

Múgica señaló también, refiriéndose a los últimos atentados: «Repugnan los crímenes de ETA. Amo a

Euskadi -añadió—, pero dentro de una España plural a la que también amo.»

En el mismo acto intervino el diputado socialista por Vizcaya y miembro del Consejo General Vasco

Txiki Benegas, quien afirmó: «Nos encontramos con una sociedad vasca que tiene unos rasgos

peligrosamente antidemocráticos. No hay sociedad libre, porque hay miedo, y se está cayendo en la

intolerancia. La clase trabajadora de este país tendrá que luchar por enterrar las metralletas.»

Terror telefónico

Fue identificado el autor de una llamada telefónica anónima con amenaza de colocación de artefacto

explosivo en el aeropuerto de Barcelona.

Al tenerse conocimiento en la Jefatura Superior de Policia de que se había recibido una llamada telefónica

anónima en los servicios del 092 de la Guardia Urbana con voz de varón en la que se comunicaba que

estallaría una bomba en el aeropuerto del Prat de Llobregal, se adoptaron las medidas policiales

oportunas, tendentes a salvaguardar la seguridad de las personas que se encontraban en el aeropuerto y de

sus instalaciones, así como a la localización de la persona que había realizado la llamada.

Como fruto de dichas investigaciones policiales se pudo intervenir el teléfono desde el que se había

realizado la llamada, pudiéndose comprobar que su titular era el abonado Jaime Segura Miravent,

trasladándose inmediatamente hasta el lugar inspectores de esta Jefatura Superior, quienes pudieron

determinar después de mantener una entrevista con Segura Miravent que la llamada referida había sido

efectuada por su hijo de catorce años J. S. S., aclarándose igualmente que había hecho uso de un

magnetofón para grabar la llamada.

Con la diligencia instruida ha pasado el referido menor a presencia del Tribunal Tutelar de Menores.

Por el gobernador civil de la provincia ha sido impuesta al padre del referido menor una multa por

importe de medio millón de pesetas.

 

< Volver