La Policía le disparó al resistirse al ser detenido. 
 Enterrado el presunto grapo muerto el lunes     
 
 Diario 16.    16/08/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

La Policía le disparó al resistirse a ser detenido

Enterrado el presunto grapo muerto el lunes

MADRID, 16 (D16).- A mediodía de ayer fue enterrado en el cementerio de El Escorial el cuerpo del

presunto miembro de los GRAPO, Pedro Tabanera Pérez, muerto por la Policía cuando se resistió a ser

detenido.

El entierro tuvo lugar en el cementerio de San Lorenzo de El Escorial y al mismo únicamente asistieron

medio centenar de personas, entre familiares y amigos. La Policía estableció un dispositivo de vigilancia

para evitar posibles incidentes.

A lo largo de toda la noche anterior, el cuerpo de Pedro Tabanera permaneció en el depósito de cadáveres

del hospital de La Alcaldesa en El Escorial, fuertemente vigilado por miembros de la Guardia Civil y del

Cuerpo Superior de Policía. Hasta el lugar donde se encontraba el cuerpo únicamente se permitió el paso

a los familiares allegados.

Pedro Tabanera era militante del PCE (r) y, al parecer, desde hace algunos meses militaba directamente

en los GRAPO. En la actualidad contaba con veinte años y hasta el momento de abandonar el domicilio

paternal, hace un año, trabajó como delineante en la empresa Dragados y Construcciones.

Por su parte, el padre de Pedro Tabanera realizó ayer unas declaraciones a la agencia Europa Press, en las

que señaló el dolor por la muerte de su hijo.

Pedro Tabanera, padre, dijo que «en estos momentos sólo pedimos a Dios perdón para nuestro hijo y

Justicia para los que de una u otra forma desde hace tan sólo un año troncharon de raíz su vida joven,

generosa y limpia».

Disensiones en los GRAPO

Según se desprende de una nota que publicó en su edición dé ayer el rotativo madrileño «Ya», hay una

fuerte lucha interna en el seno de los GRAPO, deducción efectuada tras examinar una carta firmada por

Sánchez Casas, presunto encargado del comando de la zona centro de la organización terrorista,

desarticulado el lunes.

Los expertos consultados indican que la comunicación —hecha a máquina— tiene todas las apariencias

de ser auténtica, aunque el lenguaje y la redacción empleados no parecen corresponder a los utilizados

otras veces por el citado Sánchez Casas.

El periódico señala que el hecho de que murieran en el atentado de la cafetería California varias personas

inocentes, pertenecientes al pueblo llano, ha hecho que entre los máximos dirigentes de los GRAPO y del

PCE (r) hayan surgido fuertes disensiones sobre los medios y técnicas de lucha armada empleados. Esto

explica que los GRAPO no hubieran reivindicado el atentado en su momento, y que incluso negarán su

participación.

Falta de militantes

La matanza de California 47 ha hecho que los GRAPO tengan que enfrentarse a una aguda crisis interna

sigue diciendo «Ya»— causada principalmente por la falta de revolucionarios que deseen afiliarse a los

GRAPO, después del descrédito que ha supuesto para dicha organización el haber causado muertos entre

personas ajenas a las Fuerzas Armadas y de Orden Público.

Finalmente se añade que los últimos golpes asestados por la Policía a este grupo terrorista ha permitido la

casi total desarticulación de la débil infraestructura con que contaban en la zona centro, pese a lo cual

están haciendo desesperados esfuerzos por llenar las bajas causadas a causa de los activistas muertos o

detenidos.

18 de julio

«Gaceta Roja», órgano del comité central del PCE (r), en su último número recoge la reseña del incidente

que tuvo lugar en la plaza de toros de las Ventas de Madrid, el pasado 18 de julio entre un comando

GRAPO -en el estaban Pedro Tabanera y el recientemente detenido Alfonso Rodríguez- y un grupo de

ultras de Fuerza Nueva.

Bajo el título «Dos combatientes de los GRAPO, mantuvieron a raya a 30 pistoleros fascistas» «Gaceta

Roja» narra de la siguiente manera el suceso: «El día 18 de julio, en la madrileña plaza de las Ventas,

cuando dos miembros de un comando de los GRAPO iban a realizar una acción para conmemorar esta

histórica fecha del inicio de la resistencia armada de los pueblos de España, uno de ios combatientes fue

reconocido por varios asesinos de Fuerza Nueva que merodeaban por los alrededores. Estos, en un grupo

de 10 ó 12, se abalanzaron sobre el combatiente y comenzaron a golpearle salvajemente con porras y

palos. El otro miembro del comando, para intimidarles, respondió a la agresión con una ráfaga de

metralleta, haciéndoles retroceder y liberando a su compañero, que, a consecuencia de los palos que había

recibido, andaba con dificultad.»

«Nuevos miembros -sigue «Gaceta Roja»— de Fuerza Nueva, dirigidos por un policía de paisano y

armados con pistolas, salieron tras los dos combatientes (esta vez en número de unos 30) durante un largo

trecho. El arrojo, la decisión y valentía mostrados por ambos guerrilleros no sólo consiguió impedir su

detención,-sino que, dejaron herido a unos de los fascistas, y, eso a pesar de que uno de los combatientes

tuvo que cargar, durante todo el tiempo, con el otro a sus espaldas. Este, sujeto al cuello de su compañero

con una sola mano, de vez en cuando, con la otra, lanzaba ráfagas de metralleta contra los agresores,

quienes no se atrevieron a acercarse más a ellos, arrojándose constantemente al suelo, hasta que fueron

obligados a desistir de sus intentos.»

 

< Volver