Hay 56 en prisión, la mayoría en Zamora. 
 Los grapos son los peores presos políticos     
 
 Diario 16.    01/11/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Hay 56 en prisión, la mayoría en Zamora

Los grapos son los peores presos políticos

MADRID, 1 (D16).- Los presos de la cárcel de Zamora acusados de pertenecer a los GRAPO «han sido

los peores presos políticos», según pudo saber D16 de fuentes bien informadas.

Según estas mismas fuentes, los GRAPO están dirigidos desde el centro penitenciario de Zamora, ya que

que, al igual que el resto de las prisiones, las comunicaciones entre presos y familiares no están

intervenidas, por lo que las consignas pueden entrar y salir sin ningún problema.

Este tema de los GRAPO por dentro y en familia se trata esta semana en un reportaje publicado por la

revista «Cambió16», que analiza ampliamente estos grupos desde su fundación.

En la actualidad hay en prisión 56 reclusos acusados de pertenecer o colaborar con los GRAPO. En

cuanto a su conducta, hasta enero pasado los grapos mantuvieron una actitud mucho peor que la de los

presos de ETA y causaron grandes quebraderos de cabeza a la administración penitenciaria.

Los grapos estuvieron en Soria hasta diciembre de 1978. En junio de este año apareció un túnel de 40

metros de longitud, por cuya construcción fueron sancionados dos reclusos. til resto de los internos se

declaró en huelga de hambre, que mantuvieron durante una semana.

En agosto de 1978, también en Soria, hay otro incidente por la excarcelación de un interno para la

práctica de diligencias ordenadas por el juez. Los restantes miembros de los GRAPO promueven un

motin formando barricadas con las camas y quemando colchones y alguna mesa.

En Soria también, en diciembre de 1978, estos grapos se declaran en huelga de hambre contra el texto

constitucional.

Mujeres

En Yeserías los incidentes fueron en enero de 1979. Dieciséis internas, entre ellas algunas anarquistas,

junto con las «grapas», promueven un motín para oponerse a un registro aplicado por la Policía y

ordenado por la autoridad judicial.

Destrozan entonces el departamento de locutorios. Las que provocan el incidente son aisladas y

trasladadas a Córdoba y a Alicante. También en Yeserías se habían declarado en huelga, con anterioridad,

contra el texto constitucional.

En Zamora el único incidente que ha habido ha sido una huelga de hambre que inician diez miembros de

los GRAPO en solidaridad con Yeserías, al que se unen un total de 34 reclusos y que dura una semana.

Actualmente están cumpliendo los plazos legales de las invalidaciones de las faltas anteriores.

Cómo viven

En la cárcel zamorana, diez presos están en celda individual y otros 34 en cada celda. Hay dormitorios

colectivos, pero no se ocupan. Su actividad en este centro empieza con la diana, a las ocho de la mañana.

Los presos se levantan, hacen limpieza y gimnasia en el patio.

Después, a las nueve, el relevo de la guardia de funcionarios, pasa recuento. Los grapos pueden estar en el

patio hasta las 13,30, hora del almuerzo, y recuento. A continuación suben al departamento celular, donde

permanecen hasta las 16,00 horas, en que se efectúa otro recuento.

A partir de entonces pueden bajar a la sala de día, donde pueden hacer trabajos manuales, pintura,

etcétera, hasta las 19,30. A las 20, recuento, y quince minutos después, cena.

Después de la cena suben los presos al departamento celular, cerrándose el rastrillo y permaneciendo

abiertas las puertas de las celdas hasta el final de la televisión. Al final del programa, recuento y cierre de

las celdas.

Martes, jueves y viernes, por la tarde, se abre el economato, y hay comunicaciones orales. Sábados y

domingos, de diez a una y media, también hay comunicaciones.

Los grapos pueden recibir cartas todos los días, aunque se les censura la correspondencia.

En el departamento celular tienen cámara frigorífica, almacén de alimentos y una cocina, sala de

televisión y una lavadora general. Pueden hacer trabajos manuales, que sus mujeres venden luego fuera.

 

< Volver