Autor: Armero, José Mario. 
 ¿Quién es el GRAPO?. 
 Un grupo antisocial     
 
 Interviú.    01/11/1979.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Un grupo antisocial

LA información es escasa. Prácticamente se ¡imita a relacionar al GRAPO con el Partido Comunista de

España (Reconstituido). De la lectura de algunos números de su órgano «Bandera Roja» no se deduce la

identidad del partido, pues se insiste en recoger todas las viejas teorías sobre bolchevismo, insurrección,

caminos revolucionarios, estrategia y táctica de la guerrilla urbana, marxismo-leninismo... Difícil

conseguir una confusión más completa si se añade, a la información del Gobierno, los comunicados y

propagandas procedentes del GRAPO y PCE (Reconstituido).

Se hace necesario establecer un principio que entiendo es realidad: GUAPO y Policía son dos fuerzas en

completa oposición. Recientes acontecimientos han probado que la Policía ha sido enormemente eficaz en

una lucha que está por encima de la política y del Gobierno, pues afecta a los fundamentos del Estado, los

servicios de Seguridad creo que hoy están identificados con el pueblo y ven en el GRAPO un grupo

antisocial, que muy frecuentemente ha dedicado sus ataques más directos a modestos hombres que por un

sueldo se dedican a la defensa de la paz ciudadana.

Una posibilidad es considerar que el GRAPO es un movimiento de marginados, que busca la destrucción

de la actual sociedad construida de acuerdo con el modelo occidental. Algo espontáneo y tal vez

emparentado con el viejo anarquismo español. Sus componentes podrían ser simples militantes, con un

afán de destruir lo existente, idealizando unos paraísos de proletarios y repúblicas de los pueblos

oprimidos que no existen en absoluto. Los métodos de actuación del GRAPO, sin duda menos perfectos

que los de ETA, podrían llevar a esta ¡dea de un nacional-terrorismo.

Sin embargo, hay datos para pensar que estamos ante una operación que supera nuestras fronteras.

Publicaciones en el extranjero, actuaciones fuera de España, cuentas corrientes en Suiza...

Convencimiento de que en la Península ibérica actúan fuerzas obedientes a otros países con el objetivo de

desviar el proceso democrático... Intereses que se juegan como consecuencia del ingreso o no de España

en la Alianza Atlántica... Resultados mediatos de un proceso terrorista y consecuencias a más largo

plazo... El terrorismo y la guerrilla urbana producen una reacción en la derecha autoritaria... Pero el

establecimiento de una derecha autoritaria llevaría a una solución de signo opuesto... ¿A quién beneficia

la actuación de los GRAPO?

Todo un mundo de interrogantes que, probablemente, no saben contestar ni los detenidos por la reciente

actuación policial. Sus declaraciones probablemente serán nuevas aportaciones a la confusión. Tal vez

lejos de España, unos hombres tranquilos, con rostros muy distintos a las fotografías de los detenidos,

están intentando cambiar el destino de treinta y cuatro millones de españoles que deseamos vivir en paz.

¿Ficción? ¿Realidad? Yo no lo sé.

José Mario Armero

Abogado y empresario de prensa

 

< Volver