Libertad de enseñanza para todos     
 
 Ya.    22/12/1976.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 4. 

Libertad de enseñanza para todos

CON ese título acaba de gestarse en este fin de año un documento sobre los

problemas de la escuela

en España que, a nuestro parecer, marca un hito Importante en la historia de los

movimientos sociales.

Ya recordaran nuestros lectores otros planteamientos "alternativos", muy ligados

a grupos políticos de

izquierda, que salieron a la palestra al comenzar 1976 y que desde estas mismas

páginas criticamos del

modo más honesto posible. Aquellos papeles, legítimos en una sociedad pluralista

por lo demás, tuvieron

la enorme virtud de despertar la conciencia de muchas familias españolas que no

se sintieron identificadas

con tales ideas (sobre todo con las subyacentes), sin que por eso dejaran de ver

en ellas una urgencia

general d« revisión critica de todas las posturas hasta entonces pacíficas.

ESTE es el primer mérito del documento que hoy comentamos. Gracias a la

Iniciativa de algunos todavía

jóvenes matrimonios de Madrid, integrados en una federación católica do padres

que puede dar mucho de

sí si sigue por esta ruta, se puede decir hoy que los padres de alumnos, como

tales, se han despertado y se

han puesto en marcha por un camino consciente y critico propio de esa seriedad

democrática civilizada

que tanto deseamos, por la vía pacífica, para nuestro país. Ese camino no ha

hecho más que empezar y

este documento es una buena señal de ello.

Y Para España la situación no admite espera. Así lo reconocía, no más tarde del

lunes, el propio ministro

de Industria, señor Pérez Bricio, quien afirmaba la urgente necesidad de un

replanteamiento de todo

nuestro sector energético. Es forzoso redactar el plan nocional de combustibles

para 1977 en vista de las

nuevas circunstancias del mercado y de los nuevos precios. No es comprensible

que mientras los países

del Mercado Común han reducido en 1975 y 1976 su Importación de crudos, España

la haya aumentado.

EN una visión muy optimista del problema puede asegurarse que el nuevo precio

añadirá —al menos— un nuevo peso de unos 250 millones de dólares al pago de las

Importaciones necesarias de esa

materia prima. Que por consiguiente para que esa cifra no incida de modo

definitivo sobre la balanza de

pagos es necesario el montaje de una política de menor consumo, con ahorro

Importante de carburantes;

de una exportación en lo posible de productos refinados; de mayores ventas de

productores españoles en

esos países vendedores de petróleo. Y en último término, de reajustes

financieros que permitan el retorno

y empleo en España de alguna parte, y parte significativa, de los pagos allí

realizados.

EN síntesis, el sector público, la Industria refinadora, los grandes

consumidores y las instituciones

financieras han de cooperar, todos a una, en el montaje de una política que

atenúe e todo lo posible los

efectos negativos en ese aumento de precios.

Un segundo factor digno de ser subrayado es el de la Inteligencia que han

demostrado las familias

suscriptoras de esta postura, al haber sabido encontrar una fórmula para

defender la libertad de enseñanza,

dejando la puerta abierta a una socialización que no aborte esa libertad. Esa

misma fórmula ha sabido

mantenerse abierta a aquellos padres que opten por ana escuela cuyo proyecto

educativo se pronuncie por

una "escuela neutra" o con "pluralismo Ideológico interno". Esa es la ventaja

principal que le vemos

sobre las otras "alternativas": que estas, con su defensa a ultranza de la

"escuela única" para todos, sin

escapatoria, además de no solventar algunas contradicciones con la realidad

español», son excluyentes,

mientras que este documento "pro libertad" deja un espado para la libre

existencia de la postura contraria,

aunque se pronuncie claramente en el sentido de que ni la escuela neutra ni el

pluralismo Ideológico

dentro de una escuela sean pedagógicamente aceptables.

EL documento ya cuenta con una amplia base familiar en Madrid y en algunas

provincias. Harán bien

todas las demás en estudiárselo a fondo, porque puede facilitar una convivencia

auténticamente

democrática, que evite inútiles "guerra* escolares o religiosas". Hay sitio para

todos, como indica su

misma titulación, pero ello no Impide que sus redactores y votantes hayan sabido

dejar bien sentado que

mantienen una postura trascendente que quieren que sea posible también en la

escuela.

 

< Volver