Previamente atacaron a un matrimonio. 
 Un comando armado quemó la sede de Fuerza Nueva en Valladolid     
 
 ABC.    30/01/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Un comando animado quemó la sede de Fuerza Nueva en Valladolid

Previamente atacaron a un matrimonio

La sede vallisoletana de la organización Fuerza Nueva fue incendiada ayer por los miembros de un

comando armado que se dijeron «de izquierda» y que previamente mantuvieron retenidos en su domicilio

a un matrimonio que habita en un inmueble contiguo a la sede ultraderechista.

Los miembros del comando armado indicaron al matrimonio que no pretendían nada contra ellos y que

únicamente se disponían a incendiar la sede de FN y que «nadie iba a morir. La izquierda no mata. Sólo

matan los de Fuerza Nueva», haciendo referencia a la bomba colocada en un bar de la localidad vizcaína

de Baracaldo.

Valladolid (Corresponsal! — Un incendio provocado destruyó ayer parcialmente la sede de Fuerza Nueva

en Valladolid. El fuego fue advertido alrededor de las tres y veinte de la madrugada por un taxista de la

parada situada en la plaza de España, donde se encuentra el edificio que alberga los locales de la junta

provincial de Fuerza Nueva, Fue este taxista, y a través del radioteléfono del coche, quien avisó a su

central para que, a su vez, alertara ésta a los bomberos.

Cuatro encapuchados

Seis horas antes de que el taxista viese ¡as llamas que salían por los balcones, cuatro jóvenes llamaron al

domicilio de Julián Alonso, montador del periódico «El Norte de Castilla» y único inquilino de una casa

contigua al edificio de Fuerza Nueva. «Yo abrí la puerta —declaró su esposa a DIARIO 16—, porque

estaba esperando a un técnico de televisión. Inmediatamente irrumpieron cuatro personas con la cara

tapada con pasamontañas. Llevaban una pistola y una metralleta.»

Desde las nueve de la noche hasta la una de la madrugada, la esposa de Julián Alonso permaneció

encañonada por los cuatro jóvenes. «Tres de ellos eran altos y uno muy bajo, vestían cazadoras y llevaban

bolsas de deporte. Me dijeron que no eran atracadores, que sólo querían dar una lección a Fuerza Nueva

como réplica al incendio de la sede del Movimiento Comunista y que tenían que esperar a que se hiciera

de noche para llegar a la otra casa saltando por el tejado.» La esposa de Julián Alonso confesó a los

presuntos incendiarios que tenía miedo de que sí ponían una bomba ardiera toda la manzana de casas,

muy antiguas todas ellas. «Ellos dijeron —añade— que todo estaba controlado, que nadie iba a morir, que

la izquierda no mata, que sólo matan los de Fuerza Nueva, y hablaron de una bomba en un bar del País

Vasco. Cuando íes pregunté que de qué partido eran aseguraron que de izquierdas y me dijeron que vivían

muy lejos de Vallado lid»

Ataron al matrimonio

A la una de la madrugada dos de los jóvenes saltaron por una ventana de la casa de Julián Alonso, situada

en la azotea del edificio, al tejado. Desde allí, y saltando por varios tejados, llegaron al patio interior de la

casa en que está la sede de Fuerza Nueva; regresaron a la casa, y por el mismo sistema, hacia las dos de la

madrugada, media hora antes de que Julián Alonso, una vez terminado su trabajo en «El Norte de

Castilla», entrara -en su casa. Fue recibido por el individuo armado con una pistola e inmediamente atado

a una silla con el cable de la antena de televisión. Su esposa fue amarrada a otro silla con esparadrapos.

Una vez atados, los cuatro jóvenes emprendieron la huida, tras advertir que no pidieran auxilio antes de

que tuvieran tiempo de llegar a la calle.

«Nosotros —asegura Julián Alonso— pudimos desatarnos, pero no salimos de casa hasta que amaneció,

por miedo a que siguieran en la calle.»

Arrojaron gasolina

En sus investigaciones, la Policía ha podido comprobar que los autores del incendio entraron por la puerta

que da a un patio trasero del edificio y que, tras romper la mirilla de la sede de Fuerza Nueva, arrojaron

gasolina o algún preparado explosivo que provocó el fuego.

El incendio ha destruido la mayor parte del local, aunque no ha afectado a la estructura del inmueble.

Durante la mañana de ayer, militantes de Fuerza Nueva y Fuerza Joven permanecieron concentrados

frente a la casa y colocaron en los balcones de Ja misma gran cantidad de banderas españolas y de Fuerza

Nueva, junto a una pancarta en la que se leía: «Tres patriotas encarcelados, incendian nuestra sede, listas

negras en Ja prensa. Sin temor: ¿Quién tiene el poder?» Eí jefe provincial de este partido presentó en la

Comisaría una denuncia en la que valora en un millón de pesetas el importe de los daños provocados por

el fuego.

Comunicado de FN

FN difundió también un comunicado en el que asegura: «No culpamos a la extrema izquierda sino a quien

ha consentido que un incendio de hace mes y medio (se refieren al que destruyó el edificio del

Movimiento Comunista y que provocó la muerte de dos personas), cuyo origen fortuito ha sido expresado

aunque con reservas por la Jefatura Superior de Policía, haya sido imputado a nuestra asociación por

medio de pancartas permanentemente situados en aquel local y sin que fuera escuchada nuestra

denuncia.»

Aseguran que esta tolerancia ha «creado una siembra de revanchas injustificadas que el hombre de la

calle, de la paz y del trabajo, debe valorar». Terminan el comunicado asegurando que «nunca tuvimos a la

masa de la izquierda por nuestra racional enemiga. Hoy, pese a todo, tampoco lo es, sino quien se ve

"tocada" por nuestra constante denuncia».

Inhibición de la Audiencia Nacional

La Sección Primera de la Audiencia Nacional, a instancias del ministerio fiscal, ha dictado auto de

inhibición, en favor de la Audiencia Provincial de Madrid, en e5 sumario abierto a raíz del asalto de

varios jóvenes armados, de ideología derechista, a la Facultad de Derecho de la Universidad

Complutense.

La decisión está basada en la estimación, por parte de la audiencia, de que los asaltantes no constituían un

grupo o banda de carácter permanente y estable, en cuanto a su organización y fines, sino una agrupación

accidental de personas, al parecer afiliadas o simpatizantes de partidos u organizaciones legalizadas.

La representación de la Universidad de Madrid ha interpuesto querella de casación contra la Audiencia

Nacional.

Este asalto ultra se produjo en enero del pasado año y en el mismo resultó herido de bala un bedel de la

Facultad de Derecho, además de necesitar asistencia sanitaria por la carga efectuada con palos, cadenas y

bates de béisbol, unas veinte personas más.

 

< Volver