Autor: Serrahima Bofill, Maurici. 
   El Congres de cultura catalana     
 
 Ya.    22/12/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL "CONGRES" DE CULTURA CATALANA

HACE pocos días, tres viejos amigos de Cataluña Laín Entralgo, Buero Vallejo y Pedro Altares—

presentaron al público de Madrid la gran Iniciativa en curso de realización que es el Congreso de la

Cultura Catalana, y con ella a algunas de las personas que la llevan adelante. Toda» ellas de nivel

Intelectual acreditadísimo y procedentes de todas las tierras es decir, esencialmente la Cataluña estricta,

el país valenciano y las Islas en que habla y vive en catalán.

NO sé hasta qué punto el público madrileño captó la Importancia del hecho. Quisiera subrayar aquí la que

tiene, que no es poca. No sólo por la vitalidad y el valor de la cultura catalana en si misma, sino para que

quede aclarada la auténtica, realidad peninsular y para que tal realidad quede afirmada como un elemento

indispensable para la nueva etapa política que se inicia. Es decir, para que sea politicamente reconocida

de cara al futuro.

NO hay que olvidar que la lengua catalana y toda la cultura que con ella va ligada nació

contemporáneamente a las demás lenguas que solemos denominar "románicas". Y que, si bien pasados

unos siglos y por avalares políticos sufrió un cierto eclipse, reapareció luego, hace más o menos un siglo

y medio, con un pleno Impulso de vitalidad. Combatida por el centralismo, que tantas veces prohibió y le

arrebató los medios necesarios para desarrollarse, una fortísima "voluntad de ser" la llevó no sólo a

subsistir, sino, contra viento y marea, a continuar su camino de crecimiento. Y no hay que olvidar que fue

en 1939 cuando sufrió uno de los golpes más duros y mas deliberados que una lengua y una cultura

pueden recibir, que llegó no «olo a la prohibición de los medio» de enseñanza (aun los privados), sino en

ciertos momento* a la prohibición pura y simple del uso del idioma. No obstante, aquella "voluntad de

ser" M ha mostrado mas fuerte que todos loa ataques sufridos. Y hoy, cuando la etapa de opresión directa

parece haber terminado, ea un hecho que la lengua y la cultura catalanas •alen de ella más conscientes que

nunca de au propia necesidad, de su vitalidad y de su propia raxón de existir.

ES en cite momento, y en espera de una confirmación política y legislativa de su propía y autónoma

personalidad, que un grupo importantísimo de entidades emprende la tarea de CM "Congrés" de la cultura

catalana, a la cual se han adherido colegios profesionales, corporaciones públicas y entidades de toda

índole en número y calidad Impresionantes. Esto, sin contar con una casi un Anime adhesión Individual.

Cataluña puede contemplarse a al misma como vencedora en la lid, y al mismo tiempo restañar las

heridas sufridas y buscar los mejores caminos para remediarlas. Sabe ahora, tras una experiencia

durísima, que ha podido resistir el golpe, quiere y sabe también en qué aspectos loa ataques le han sido

mal dañosos y qué es lo que ha de reconstruir con mayor urgencia.

ESTAS constataciones le llevan a establecer un balance, con saldo favorable, pero dentro del cual existe,

por las carencias debidas a la persecución, un pasivo a extinguir. Esta es—sea dicho de un modo muy

resumido—la finalidad del "Congrés de la Cultura Catalana". No se trata de una simple y gratuita

exhibición de valores, sino de un esfuerzo previo para poder establecer luego, en un momento próximo,

un programa de cara al futuro. En el "Congrés" eatá la aportación de loa Intelectuales al futuro de

Cataluña. Esta el su importancia.

Maurici SERRAHIMA

 

< Volver