Los familiares piden que no se politice el entierro. 
 Muere un joven cenetista apuñalado por la ultraderecha     
 
 Diario 16.    16/04/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Diario16/16-abril-80

NACIONAL

Los familiares piden que no se politice el entierro

Muere un joven cenetista apuñalado por la ultraderecha

El joven Jorge Caballero, de veintiún años de edad y afiliado a CNT, apuñalado y golpeado por un grupo

de ultraderechistas a la salida de un cine madrileño, será enterrado hoy. Murió el pasado domingo, tras

permanecer quince días entre la vida y la muerte. Este es el quinto asesinato de jóvenes en Madrid

realizado por militantes fascistas. Tres de ellos han sido esclarecidos, prácticamente en su totalidad, por la

Policía.

Madrid - A mediodía de hoy serán inhumados los restos del joven Jorge Caballero Sánchez, afiliado a

CNT, que resultó muerto el pasado domingo como consecuencia de una puñalada propinada por un

miembro del grupo ultraderechista que le asaltó el 28 de marzo último a la salida de un céntrico cine de

Madrid.

Jorge Caballero se debatió los últimos quince días entre la vida y la muerte, llegando a reponerse de un

infarto de miocardio que sufrió durante su convalecencia.

Los familiares del joven fallecido han solicitado que en ningún momento se politicen las honras fúnebres,

por lo que se prevé que el entierro se celebre en la intimidad familiar. Para después de este acto, la CNT

ha convocado una concentración de protesta por la impune agresión ultraderechista que causó la muerte a

su afiliado.

Por el momento, no se ha facilitado ningún parte médico que indicara el motivo por el que le vino la

muerte a Jorge Caballero, aunque al parecer el´joven sufrió un repentino agravamiento en su estado el

pasado viernes, debido posiblemente a una septicemia, de la que no pudo recuperarse, falleciendo sobre

las cuatro de la tarde del domingo último.

El cadáver del joven fue trasladado en la tarde del lunes hasta el depósito del Instituto Anatómico

Forense, donde ayer le fue practi cada la autopsia. Todos los datos permanecen bajo secreto sumarial, al

haber intervención del Juez de guardia por tratarse de un homicidio.

La «ultraviolencia»

Jorge Caballero Sánchez acudió en la tarde del 28 de marzo último al cine Azul de la céntrica Gran Vía

madrileña, donde, en compañía de su novia, presenció la proyección de la película «La naranja

mecánica».

El fuerte contenido violento de la filmación se repetiría instantes después de acabada la proyección,

cuando ambos jóvenes abandonaron las instalaciones del cine y se disponían a buscar un taxi, a escasos

quince metros.

Un grupo de unos siete u ocho jóvenes que esperaban junto al semáforo existente en las inmediaciones

cortaron el camino a Jorge Caballero, que llevaba una insignia con una «A», y su novia, a quienes

increparon con frases como «mira, un rojo cabrón».

Tras unos instantes muy tensos, en los que los agresores formaron corro en torno al joven, uno de ellos le

propinó una bofetada en la cara, lo que obligó a Jorge Caballero a cubrírsela con los brazos para evitar

golpes posteriores.

Aprovechándose de la situación, otro de los jóvenes agresores sacó de entre sus ropas un objeto cortante

(posiblemente un cuchillo de los utilizados para submarinismo y empleados habitualmente por los grupos

ultras en sus agresiones) y se lo incrustó a Jorge en la parte derecha del tórax, ocasionándole heridas de

gravedad en el hígado y el diafragma derecho.

Al inclinarse el joven agarrándose a la herida, los ultras comenzaron a darle golpes hasta arrojarle al

suelo, donde continuaron pateándole. La novia de Jorge Caballero logró huir y llamar al conserje del cine,

pero cuando llegaron, los ultras se daban ya a la fuga, sin que fuera posible su detención.

El otro conserje del cine, tras introducir en el hall del mismo al joven malherido, llamó a la Policía, quien

se personó rápidamente y llevó a Jorge Caballero hasta el Hospital Clínico, en cuya sección de urgencias

ha permanecido hasta su fallecimiento.

Sin pistas

Según declararon a DIARIO 16 los familiares del joven muerto, éste había mantenido la esperanza de

poder sobrevivir para identificar a su asesino, ya que recordaba perfectamente su fisonomía.

Por el momento, no existen datos sobre la´ identidad de los ultras integrantes del comando, a excepción de

que en sus solapas portaban símbolos de organizaciones ultraderechistas.

La Política no ha facilitado ningún tipo de información oficial, aunque, a raíz de la muerte del joven,

emprendió las gestiones para buscar a los agresores.

La CNT prepara una respuesta

Otra agresión se produjo con total impunidad en el mismo escenario, siete días más´ tarde, al ser atacado

un joven argelino, quien, tras ser atendido en la Casa de Socorro, prefirió no presentar denuncia.

La Confederación Nacional de Trabajadores indicó ayer que en la próxima reunión del comité provincial

de Madrid se estudiaría el dar una respuesta a este nuevo asesinato.

José Bondía, secretario general de este sindicato, dijo a DIARIO 16 que «si quieren fuerza la tendrán. Si

hay que ir-Nueva, se irá». De momento, la CNT ha efectuado un llamamiento a sus afiliados y

simpatizantes para que acudan a la concentración tras el entierro del joven Jorge Caballero.

 

< Volver