Ofensiva fascista en las calles de Madrid. En El Escorial, a escasos metros de la Reina, llevaba dos pistolas. 
 Detenido un presunto miembro del comandos asesino del bar San Bao     
 
 Diario 16.    08/05/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/8-mayo-80

En El Escorial, a escasos metros de la Reina, llevaba dos pistolas

Detenido un presunto miembro del comando asesino del bar San Bao

OFENSIVA FASCISTA EN LAS CALLES DE MADRID

Los medios políticos y vecinales de Madrid quedaron ayer conmocionados al conocer el nuevo frío

atentado fascista que costó la vida a Juan Carlos García Pérez, veinte años, cuando se encontraba con

unos amigos, la noche del martes, en el bar San Bao, de la calle Arturo

Soria. Nuevamente ha causado profunda indignación la impunidad con que un numeroso grupo de

fascistas asaltaron un lugar público, al grito de «Os vamos a matar», agrediendo indiscriminadamente a

pacíficos ciudadanos y haciendo uso de armas de fuego.

Un presunto miembro del comando ultra que en la noche del martes asaltó el bar San Bao, en Madrid,

asesinando a un joven e hiriendo a varios más, fue detenido ayer en El Escorial portando dos pistolas a

pocos metros de distancia de donde se encontraba la Reina Doña Sofía, Fuentes policiales aseguraron que

el detenido no pretendía llevar a cabo atentado alguno, sino ocultar en la villa escurialense las armas

supuestamente utilizadas en el criminal asalto al bar madrileño ocurrido la noche anterior.

Madrid — Un joven ultra de diecisiete años cuya identidad responde a las iniciales J. F. L. R.,

presuntamente implicado en el asesinato y asaltó ocurrido en la noche del martes en el bar San Bao de

Madrid, fue detenido ayer, portando dos armas de fuego, en El Escorial, a unos 20 metros de donde se

encontraba la Reina Doña Sofía.

El detenido, según fuentes policiales, no tenía intención de llevar a cabo ningún atentado, sino ocultar en

la villa escurialense dos de las armas disparadas la noche anterior en el asalto cometido por una banda de

jóvenes ultraderechistas a un bar de la madrileña calle de Arturo Soria, en el que se registró un muerto y

dos heridos.

En El Escorial se desconocía ayer que residiera algún pariente del detenido o pudiera poseer su familia

algún chalet en las proximidades. Según fuentes competentes, la intención del joven ultra parece que fue

la de esconder o enterrar las armas en algún lugar seguro donde él o sus correligionarios pudieran

recuperarlas en determinado momento.

La Guardia Civil inició los primeros interrogatorios del detenido, quien, posteriormente, a últimas horas

de la tarde de ayer, fue trasladado a las dependencias de la Dirección General del Instituto, en Madrid.

Conforme a los primeros datos obtenidos de testigos presenciales, la detención del joven ultra se produjo

hacia la una de la tarde de ayer, en las proximidades del hotel Miranda, de El Escorial, a unos veinte

metros del Coliseo Carlos III, donde se desarrollaba la ceremonia de entrega de los premios Europa

Nostra, a la que asistió la Reina Doña Sofiaa.

A escasos metros de la Reina

Dos miembros de la Guardia Civil que integraban el dispositivo de seguridad del acto detectaron entre el

público que rodeaba la zona a un joven portando una bolsa de mano, vestido con chaqueta negra ajustada,

pantalón ceñido y guantes negros, que les infundió sospechas.

Los agentes se acercaron al joven, quien mantuvo la serenidad en todo momento y les entregó la bolsa a

su requerimiento. Dentro de ella ocultaba una pistola Astra 9 mm. y un revólver PN, del calibre 32.

Las Fuerzas del Orden procedieron a su detención y posterior conducción en un vehículo policial hasta el

cuartel de la Guardia Civil de San Lorenzo del Escorial.

En un principio se interpretó que las armas encontradas tendrían relación con la posibilidad de un intento

de atentado, por lo que las fuerzas policiales efectuaron un minucioso y detenido registro de bolsos y

bultos en poder del público congregado en las proximidades del Coliseo.

Tras los primeros interrogatorios, fuentes solventes confirmaron que la presencia del detenido en el lugar

era puramente casual y obedecía a su intención de ocultar en algún sitio de la villa escurialense las armas

que portaba, supuestamente relacionadas con el asalto de la noche anterior a un bar de Madrid.

A últimas horas de la noche se desconocía que se hubieran producido nuevas detenciones relacionadas

con el criminal atentado, aunque se confirmó que la investigación policial estaba muy adelantada.

Para hoy se espera que las autoridades policiales anuncien los primeros resultados de las investigaciones

relacionadas con la detención de ayer en El Escorial y los atentados del domingo y martes pasados en

Madrid.

 

< Volver