Autor: Cavero, José. 
   Un batido peligroso     
 
 Pueblo.    23/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

UN BATIDO PELIGROSO

DICE Marias en un trabajo que publica en "La Vanguardia» que «la historia de las

relaciones entre la religión y la política es larga, confusa y con frecuencia deprimente». No

es fácil separarlas, no. El mismo reforóndum ha venido o demostrarlo, si hacían falta

pruebas a estas alturas. Ese grupo de autodenominados teólogos que vinieron a decirnos

aproximadamente que «votar sí es pecado» —¿mortal, o tan sólo venial?— pusieron una ñola

entre deprimente y cómica en la política nacional. Habrá que concluir en que o bien su

razonamiento no llegó u obtener la atención deí país, preocupado en otros asuntos, o bien en

que el país pecó en pleno, También pudiera ser que !a religión y sus normas cuentan muy

poco. Mas, probablemente buscando otras razones a un sí tan rotundo se podría también

concluir en que a muy pocos, salvo acaso a los patrocinadores de la idea, convencieron unos

argumentos tan peregrinos. Mucho me temo que hoy en día sea más fácil y defendible blandir

argumentaciones para apoyar lo contrario: para apoyar la participación ciudadana, la soberanía

popular, la democracia en fin. Aunque acaso sería caer en el mismo equívoco que se denuncia:

prolongaríamos la interdependencia e interrolación Iglesia-Estado, Religión-Política,

Cenfesionario-Urnas.

Pocas paginas más adelante, el mismo diario que acoge al profesor Marías da cobijo a un

anuncio que dicen firmar «mil sacerdotes españoles que rompen el silencio». «Contra las

omisiones y complicidades en el campo católico», dice el subtítulo. Y el antetítulo:

«Comunismo, anticomunismo». Es un cremitido» bastante más extenso que el de Julián

Marios, éste que suscribe y paga la Sociedad Cultural Covadonga. Una de las sociedades

autodenominados culturales, pero calificables perfectamente de «integristas» sin más. Les

resumiré las Intenciones del escrito: la Sociedad Cultural Covadonga trata de contribuir a que

en España no pueda producirse una tragedia análoga a la sucedida en Chile. En este pais, se

advierte, la democracia cristiana, con un amplio apoyo del Episcopado y clero andino, condujo

al país hasta la victoria del marxista Allende. «Un tema de meditación para los católicos

españoles» vuelve a recalcar.

Este millar de sacerdotes, saltó a la vista, no están en la linea de monseñor Tarancón, y creo

suponer que añadirían que «ni falta que les hace». Entre otras cosas, porque monseñor y otros

varios monseñores más deben hallarse a estas horas largamente estigmatizados y en trance

de condenación.

Parece haberse pasado por alto en nuestro tiempo que eí país éste ya no es el descrito por

nuestros «noventaiochistas". Ha dejado de seguir o de perseguir a las sotanas. Entre otras

razones, porque sotanas quedan pocas. Por el contrario, parecen ser aigunas de tales sotanas

«restantes» las que persiguen fantasmagóricas y desde tejos al país.

José CAVERO

 

< Volver