El PSOE vasco revisa su postura en torno a ETA  :   
 Mientras tanto, el Estado francés decuelve el Estatuto de refugiado a un residente vasco. 
 ABC.    09/05/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PSOE VASCO REVISA SU POSTURA EN TORNO A ETA

Mientras tanto, el Estado francés devuelve ei Estatuto de refugiado a un residente vasco

Madrid. (De nuestra Redacción.) «Creemos que por la vía del diálogo no se puede llegar a la

paz en Euzkadi.» Este escueto y laxativo diagnóstico, hecho por el secretario general de los

socialistas vascos, José María Benegas, en el marco de unas declaraciones a un periódico

donostiarra, parece iniciar un enérgico y relevante giro en la visión política del PSOE, sobre la

ardua cuestión terrorista.

La nueva postura socialista (hasta el momento, no sólo no había descartado el diálogo con los

grupos violentos, sino que en múltiples ocasiones, )o había propiciado) aparece sólidamente

argumentada en la práctica de fos últimos tiempos. «Después de tres años —dice Venegas no

se ha avanzado, en absoluto, por este camino, y ahora presenciamos una escalada de

violencia.--

Sin embargo, las declaraciones del líder del PSOE vasco están lo bastante connotadas de

intención partidista como para hacer suponer que detrás de esta razonable perspectiva se

esconde poco más qua una importante baza destinada a reforzar su estrategia de oposición, un

tanto airada, al PNV, convertido tras las elecciones en el indiscutido protagonista de la situación

política en e! País Vasco.

«Creo que el PNV —dice significativamente Benegas más adelante— ha cometido un error al

ofrecerse como intermediario. Habría que poner un plazo definido, y después dar cuenta al

pueblo de los resultados de ese diálogo.»

En la misma línea de dureza ante las organizaciones terroristas, Benegas se muestra en la

entrevista decididamente contrario a considerar el tema de la amnistía. «.No se puede hablar

de amnistía mientras se siga matando, porque seria reclamar la impunidad para los que utilizan

la muerte.» «Nosotros —agrega— variaríamos nuestra postura si se produjera un abandono

total de la lucha armada, como primer paso seguido de un período de normalización y de

incorporación de todos tos sectores a la vida política.»

FRANCIA: OTRO POSIBLE CAMBIO.—El notorio y razonado viraje socialista ha coincidido en

las últimas horas con otro sorprendente cambio de postura que, si no directamente relacionado

con aquél, tiene también una importante envergadura dentro del complejo y desalentador

proceso de normalización del País Vasco. Nos referimos a la decisión de ta Comisión de

refugiados del Consejo de Estado francés, que ha aceptado el recurso de un residente vasco,

devolviéndole la condición de refugiado que la Oficina francesa de Protección de Refugiados le

había retirado en un momento en que el Estado vecino suprimió por propia iniciativa la carta de

refugiado, por considerar que no podían alegarse razones de persecución política en un Estado

ya claramente democrático come el español.

 

< Volver