Parece que no estaba implicado en los incidentes. 
 Muere un joven en Vallecas en enfrentamientos extremistas     
 
 Hoja del Lunes.    11/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Parece que no estaba implicado en los incidentes

Muere un joven en Vallecas en enfrentamientos extremistas

MADRID.— Un joven de veintidós años, Vicente Cuervo Calvo, resultó muerto ayer por un disparo de

pistola en los enirentamientos que tuvieron lugar en las inmediaciones del cine París, en Vallecas, donde

había sido convocado, y desautorizado por el Gobierno Civil, un acto organizado por Fuerza Nacional del

Trabajo. Según afirmó el padre de la víctima, su hijo no tenía militancia política ni afiliación a partido

alguno. Era empleado de la empresa Telefunken, y en el momento de ocurrir los hechos iba acompañado

de otros tres amigos y se dirigía a buscar a su novia. Su padre ha dicho que no desea hacer público cuándo

será el entierro, ya que sospecha que grupos políticos quieran aprovechar la ocasión en beneficio propio.

Desde primeras horas de la mañana de ayer se habían producido alteraciones de orden público en las

cercanías del cine París. Dos grupos, integrados por unas ciento cincuenta personas cada uno, se

enfrentaron y hubo intercambios de golpes y carreras, además de oírse algunos disparos. El presidente de

Fuerza Nueva, Blas Pinar, y el secretario general del partido, Ricardo Alba, se presentaron en el lugar y

dialogaron con la Policía que acordonaba la zona. Ofrecieron garantías de que se retirarían del lugar, toda

vez que la no autorización del acto sindical no había podido ser anunciada con la suficiente antelación.

Según a podido saber Efe, una vez Blas Pinar abandonó la explanada existente frente al cine, tras entonar

el «Cara al Sol» y dar vivas a España, que fueron coreadas por la gente allí congregada, hubo varios

enfrentamientos. Un joven que escapaba de otro grupo saltó por encima de un coche y fue a estrellarse de

cabeza contra la luna de un comercio de muebles, que quedó destrozada. Varias personas resultaron con

heridas producidas por los palos y cadenas que portaban ambos grupos.

Dos horas de intervención

El joven fallecido fue recogido por un coche patrulla en la calle de Carlos Martín Alvarez, próxima a la

que se desarrollaban los acontecimientos de mayor violencia. Fue trasladado al equipo quirúrgico de

Vallecas, donde se creyó que presentaba una herida en el pecho producida por arma blanca. Sin embargo,

al ser trasladado a la Residencia Sanitaria Provincial, se comprobó que la herida había sido producida por

arma de fuego. Fue intervenido quirúrgicamente durante dos hoas y se llegaron a utilizar ocho litros de

sangre en las transfusiones, pero la gravedad de la herida hizo inevitable el fatal desenlace.

La bala le había entrado por el hemitórax derecho y afectó al hígado, vena cava inferior y pedículo del

riñon izquierdo con trayectoria de arriba abajo y de delante hacia atrás.

Fuerza Nacional del Trabajo hizo público anoche un comunicado en el que declina toda responsabilidad

sobre los sucesos, que atribuye al Gobierno Civil por no haber autorizado el acto. También afirma que la

convocatoria del acto es ajena a Fuerza Nueva y que el mismo tenía un estricto significado sindical.

Señala que en Vallecas habían aparecido numerosas pintadas con las leyendas de «Fuerza Nueva,

asesina», «No al mitin de FN» y «Zona roja, los fachas no pasarán».

Nota del Gobierno Civil

La nota hecha pública por el Gobierno Civil de Madrid dice:

«Hacia las once horas de hoy, con motivo del acto convocado por Fuerza Nueva en el cine París, y que

había sido desautorizado por este Gobierno Civil, se concentró en aquel lugar un grupo de unos 150

militantes de dicha organización.

AI mismo tiempo hizo acto de presencia un segundo grupo, de igual número de componentes,

aproximadamente, de ideología contraria. Estos llevaban una bandera republicana, e integrantes de

uno y otro grupo algunas barras y cadenas.

En las inmediaciones del cine París se arrestó a Félix del Yelmo Sánchez, de treinta y cinco años, y a

Ignacio Ortega Villalón, de venticuatro.

Se intervino a arabos una pistola y un revólver simulados, armas con las que habían efectuado unos

disparos de fogueo, así como dos cuchillos, de 17 y 20 centímetros de hoja, y una cadena de medio metro

de longitud. Los dos son, al parecer, militantes de Fuerza Nueva.

En cuanto al grupo de extrema izquierda, desde el cual fue arrojado un «coctel Molotov», que explosionó

en la acera sin causar daños ni lesionados, se detuvo a F. S. M., de quince años, Cristóbal Caecero

Sánchez, de veinticinco años, y a losé Manuel Matilla Juárez, de veintiséis. Un policía nacional resultó

levemente lesionado en el forcejeo consiguiente.

A las 12,5 horas se personó frente al cine el presidente de Fuerza Nueva, Blas Pinar, quien a invitación

del comisario jefe del servicio policial se letiró del lugar en unión de sus acompañantes.

Hubo enfrentamientos, que fueron resueltos por la fuerza pública.

En el curso de los mismos resultó con lesiones leves Ignacio Javier Esperanza Aledo, de veintiún años,

agredido por militantes de extrema derecha, según parece.

A las detenciones anteriores hay que añadir las de José Ruano Martín, de dieciocho años; Luis López

García, de veinte, identificados por la dotación de un coche patrulla como los autores del lanzamiento del

«coctel Molotov» al que antes se ha hecho referencia. Formaban parte del grupo de extrema izquierda.»

Condenas

Diversos partidos han condenado los sucesos y hacen responsable de los mismos a Fuerza Nueva. Entre

ellos, Movimiento Comunista, ORT-PTE y Unificación Comunista de España.

HOJA DEL LUNES DE MADRID

 

< Volver