Por los disparos de sus propios compañeros cuando atracaban un Banco. 
 Una supuesta militante del GRAPO, gravísimamente herida en Valencia     
 
 ABC.    21/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Por los disparos de sus propios compañeros cuando atracaban un Banco

Una supuesta militante del GRAPO, gravísimamente herida en Valencia

Un atraco frustrado en la mañana de ayer contra una oficina recaudatoria de contribuciones de

esta ciudad, en el que resultó gravísimamente herida una mujer que formaba parte del grupo de

atracadores, por disparos de sus propios compañeros, es, presumiblemente, obra de los

GRAPO, según se ha informado en fuentes solventes.

Los atracadores habían robado el coche utilizado en la acción y abandonado a su conductor en

los pinares de El Saler y la mujer herida, cuyo estado es gravísimo, después de haber estado

sometida a una operación quirúrgica de más de tres horas, estaba en posesión de una pistola,

que hace veinte días que fue robada a un capitán del Ejército, al que un comando asaltó e hirió

en la vía pública. La munición recogida en el lugar de los hechos, por otra parte, es la utilizada

habitualmente por grupos terroristas.

Por tales extremos, !as investigaciones se han centrado en la búsqueda de dos presuntos

miembros del GRAPO, José Jiménez Fernández, de treinta y dos años, y Francisco Roberto

Liñeira Olveira, de veintiuno.

Los hechos ocurrieron a las dos de esta tarde, en la oficina recaudatoria de impuestos sita en la

esquina de las calles de Grabador Esteve y Cirilo Amorós. A dicha hora, la pareja de la Policía

Nacional se encontraba en el interior del local, por lo que, al parecer, los atracadores pensaron

que había desaparecido e! servicio de vigilancia, por lo que se dirigieron al mostrador del fondo.

Cuando, con pistolas, iban a robar en la oficina, vieron que los agentes estaban allí, por lo que

intentaron huir. Dos atracadores lograron llegar hasta la puerta, pero la mujer que les

acompañaba fue alcanzada por un policía, que la sujetó del cuello,

Al ver que la tenían retenida, los dos atracadores efectuaron dieciséis disparos, dos de los

cuales alcanzaron a su compañera de atraco, que cayó gravísimamente herida.

Los dos hombres salieron a la calle, abandonando a su compañera, y montaron en un coche

Renault-12 ranchera, de color verde, matrícula de Alicante, en el que huyeron.

Este coche había sido robado, horas antes, a su propietario, a punta de pistola, en una calle de

Valencia. Los ladrones obligaron al conductor a dirigirse a la playa de El Saler, y en los pinares

lo dejaron abandonado, amenazándole si denunciaba antes de determinado tiempo.

Después del atraco, el coche apareció, con una fuerte abolladura —debió sufrir algún

accidente—, abandonado en las proximidades de unos grandes almacenes.

En el Tugar del intento de atraco se recogieron dieciséis casquillos del nueve largo Parabellum,

y et muro presenta numerosos impactos de bala. También aparecieron dos casquijos de otro

calibre, de disparos efectuados por la Policía, que no afectaron a nadie.

En la calle, los disparos de los atracadores alcanzaron también a una furgoneta, en la que en el

interior había un niño, al que, afortunadamente, no alcanzaron.

La mujer herida, Carmen Sánchez Ramírez, de treinta y tres años, fue trasladada urgentemente

al Hospital Clínico, donde fue sometida a una delicada intervención quirúrgica de más de tres

horas de duración. No se ha facilitado por el momento parte facultativo, pero se sabe que su

estado es gravísimo.

 

< Volver