Autor: ;Losada González, Germán. 
 Como respuesta al asesinato del Frente de la Juventud. 
 Cadenas, bates y porras ultras vuelven a la Universidad  :   
 La Policía utilizó el helicóptero para perseguir a los asaltantes. 
 Diario 16.    16/12/1980.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

NACIONAL

Diario16/16-diciembre-80

Cadenas, bates y porras ultras vuelven a la Universidad

Como respuesta al asesinato del líder del Frente de la Juventud

Javier TORRONTEGUI y Germán LOSADA

Madrid — Los activistas de la ultraderecha decidieron el pasado fin de semana declarar tres jornadas de

luto por el oscuro asesinato del líder del Frente de La Juventud, Ignacio González Ramírez. El primer

paso fue asaltar, con su especial violencia, las Universidades de Valladolid y Madrid.

Tras su paso por las Facultades de Derecho y Filosofía y Letras de ambos centros universitarios, al menos

hay tres agredidos, uno de ellos, Rafael Alvarez Pedrero, de suma gravedad y unos pocos detenidos de los

que a última hora se desconocía su exacta vinculación con los asaltos.

Pese a que la actitud más violenta se produjo en la Facultad madrileña, el herido de gravedad se registró

en el centro vallisoletano al recibir un estudiante de primer curso de Filosofía y Letras un porrazo en la

cabeza.

Un herido grave

En la Universidad vallisoletana los ultraderechistas retiraban de la Facultad de Filosofía y Letras algunos

carteles para colocar otros en los que se convocaban una reunión sobre el asesinato del secretario nacional

del Frente de la Juventud, ante lo que el estudiante agredido protestó. Tres segundos le dieron los

derechistas para retirarse e inmediatamente la emprendieron a golpes con porras o barras de hierro, según

informa el corresponsal de DIARIO 16.

El herido cayó en medio de un gran charco de sangre ante la indiferencia de los agresores que desafiaron

incluso al vicedecano de la Facultad de Derecho, Valdés Larre, cuando intervino para anunciar la

prohibición de la reunión que el Frente de la Juventud pretendía celebrar a las doce de la mañana. Valdés

Larre fue insultado y amenazado de muerte: «Antes de que se ponga el so! —le dijeron— caerás tú

también.»

El estudiante fue atendido en el Hospital Clínico Universitario de herida inciso-contusa en la cabeza, de

pronóstico grave. Alumnos de las Facultades de Derecho y Filosofía y Letras se reunieron

inmediatamente en asamblea y han denunciado la inhibición ante los hechos del rector de la Universidad,

Alfonso Candan Parias.

Candau Parias, habitual firmante de cartas de solidaridad y apoyo al diario «El Alcázar», presenció los

insultos de los ultraderechistas al vicedecano de Derecho, pero no intervino.

Al serle recriminada su pasividad, Candau Parias se limitó a señalar que «aquí existe libertad de expresión

reconocida por la Constitución», y que le dejaran en paz, ya que no podía intervenir por este motivo.

Por la tarde miembros y simpatizantes del Frente de la Juventud y otras organizaciones paralelas

procedieron a colocar por las calles céntricas de Valladolid numerosos carteles manuscritos en los que se

convocaba a un funeral por su líder asesinado para las ocho menos cuarto de esta tarde.

En Madrid, cadenas

Cerca de veinte minutos duró la intervención de varios comandos de jóvenes semiuniformados, algunos

con bates de béisbol, cadenas y porras para desalojar la Facultad de Derecho de la Universidad

Complutense madrileña.

Casi a la misma hora que en la capital vallisoletana, lo que hace pensar en una estrategia común, una

treintena de individuos, esta vez enmascarados o cubriéndose el rostro con bufandas y pañuelos, irrumpió

en la entrada de la Facultad y comenzó a desalojar las aulas.

Los asaltantes la emprendieron con un estudiante que se encontraba examinándose y por ello se negó a

abandonar el aula. El joven fue herido por _un individuo enmascarado que le propinó un fuerte golpe en

la cara con su bate de béisbol. Tras ser atendido en el Hospital Clínico pasó a su domicilio.

Una parte de los ultra-derechistas que se encontraban en el hall del centro universitario comenzaron a

cantar el «Cara al Sol», mientras un grupo de ellos asaltaba el club cultural Criterio, para apoderarse de

varias fichas de sus miembros y revolver todos los papeles de esta entidad.

En esos momentos llegó a la puerta de la Facultad un vehículo Z de la Policía Nacional, de servicio en la

zona y otro tipo K con tres funcionarios del Cuerpo Superior de Policía que impidieron que los

ultraderechistas prosiguiaran su actuación.

Detenciones

La treintena de individuos aprovechó el escaso número de efectivos policiales para darse a la fuga hacia la

Facultad de Ciencias de la Información. En el momento en que corrían por el campus se aproximó a la

zona un helicóptero policial que persiguió a los que huían.

Varios miembros del grupo fueron detenidos después por la Policía Antidisturbios que más tarde

acordonaría el edificio de Ciencias de la Información para impedir, sin éxito, la huida de los que se habían

refugiado en el edificio.

En total se practicaron once detenciones y tres retenciones. La más numerosa fue cuando un grupo de

asaltantes rezagados llegó a la Facultad de Derecho, cuando ya se hallaban en el lugar las fuerzas

policiales.

Para hoy están previstos nuevos incidentes, aunque la autoridad gubernativa ha adoptado ya un

dispositivo de vigilancia para evitarlos. Donde mayor repercusión se espera que tengan las convocatorias

ultraderechistas es en Valladolid.

La Policía utilizó el helicóptero para perseguir a los asaltantes

Jóvenes violentos

Los- detenidos son: Oscar Alfredo Arderius Arregui, diecisiete años, estudiante de COU. Héctor Ignacio

Arderius Arregui, hermano del anterior, dieciocho años, estudiante. Javier Villa-nueva Sánchez,

dieciocho años, estudiante de Derecho. Carlos Villanueva Zamora, veinte años, estudiantes de

Económicas. Antonio Alvarez Gea, dieciocho años, estudiante de COU. José María Ochoa Ojeda,

diecisiete años, estudiante. Juan Carlos Guijarro Sánchez, dieciocho años, estudiante de COU. Alfonso

Solé Gil, diecinueve años, estudiante. Antonio Villalón Esteve, dieciocho años, estudiante. Carlos Juan

Abuin Cabrera, dieciséis años, estudiante. Alfonso de Carlos de Diego Quintero, dieciocho años,

estudiante.

Otras tres personas fueron detenidas en el lugar de los hechos, pero serán puestas en libertad en breve, al

no haber se demostrado su implicación en los incidentes.

Los once estudiantes permanecerán detenidos en tanto se esclarezcan los hechos, una vez iniciadas las

diligencias pertinentes, y pasarán al juez o serán propuestos para sanción gubernativa.

 

< Volver