Un herido leve en un atentado contra un salo de billares     
 
 El País.    20/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PAÍS, martes 20 de enero de 1981

Un herido leve en un atentado contra un salón de billares

Un joven de diecisiete años, Nicolás López Abad, resultó herido levemente a causa de una explosión que

se produjo cuando dos jóvenes, que tapaban sus caras con bufandas, tiraron un bote de pólvora al interior

de un salón de billares sito en la avenida del General Perón, 3.

Según parece, sobre el mediodía, dos jóvenes que se acababan de bajar de un Seat Panda de color rojo

lanzaron un bote de pólvora con una mecha encendida al interior del local, en el que había diez o doce

personas.

A resultas del atentado quedó herido levemente Nicolás López, al tiempo que la onda expansiva produjo

la rotura de un cristal.

Trasladado el herido a la casa de socorro de Tetuán, se le apreció una contusión con hematoma en la

pierna derecha.

Los testigos presénciales pudieron ver, instantes después de la explosión, cómo los dos desconocidos,

autores del lanzamiento del bote, se dieron a la fuga en el mismo vehículo en el que habían llegado y que

tenían aparcado delante de la puerta del local. Fuentes policiales informaron que en el interior del

vehículo aguardaban otros dos jóvenes.

Aunque no están claros los motivos del atentado, se sabe que dos días después de la muerte del secretario

general del Frente de la Juventud, Juan Ignacio Ramírez, un grupo de jóvenes entró en el salón de billares

y, tras dar diversos gritos de Viva Cristo Rey, rompió los cristales y golpeó a algunos de los presentes.

 

< Volver