Golpe policial al Frente de la Juventud en Madrid y Valencia. 
 27 ultraderechistas, detenidos por atracos, asaltos y posesión de armamento     
 
 El País.    28/01/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL PAÍS, miércoles 28 de enero de 1981

POLÍTICA

Golpe policial al Frente de la Juventud en Madrid y Valencia

27 ultraderechistas, detenidos por atracos, asaltos y posesión de armamento

Veintisiete ultraderechistas detenidos, muchos de ellos acusados de cometer atracos, asaltos y otros

delitos violentos, y la incautación de numeroso armamento y munición es el balance de una amplia

operación policial combinada en Madrid y Valencia contra la organización Frente Nacional de la

Juventud (FNJ). Entre los detenidos figura parte de la plana mayor de la organización, incluido su

presidente nacional, José de las Heras. Todos han sido puestos a disposición del juez.

Fuentes policiales señalaron a EL PAÍS que a raíz del asesinato del anterior secretario general del FNJ,

Juan Ignacio González, perpetrado en la madrugada del 12 de diciembre último-, en circunstancias aún no

aclaradas (se especuló sobre un ajuste de cuentas entre organizaciones de extrema derecha), se montó

vigilancia sobre determinados militantes de este partido. Pronto se tuvo conocimiento de que en el FNJ

había personas implicadas en hechos delictivos y se intensificaron las investigaciones, cuyos resultados

han sido estas detenciones.

En Madrid fueron detenidas un total de trece personas y se ha incautado gran número de armamento y

munición, todo ello debido a registros, tanto en la sede del FNJ, situada en la calle de Claudio Coello,

como en domicilios particulares de militantes. Entre los hechos delictivos que se les imputan a los

detenidos figuran ocho atracos, principalmente a viviendas, cuyo botín total asciende a varios millones de

pesetas.

Según una nota del Ministerio del Interior facilitada ayer, los detenidos en Madrid son María Guadalupe

Carrasco Romojaro (militante), Alvaro Vázquez Goyoaga (jefe provincial de Madrid), Ramón Francisco

Gismero Menoyo (intendente general), Eduardo Rábena Mendivia (delegado de provincias), Isidro

Marina Negrón (secretario general), Beatriz Vlequer de Elizalde (secretaria del secretario general), José

Manuel Peña Canencia (delegado de socorro de los detenidos), Iñigo Aragonés Sampedro (militante),

Arturo Varea Sánchez (secretario del jefe provincial de Madrid), Pedro José López Sotelo (militante),

Virginia del Río Marrero (militante), Juan Antonio Córdoba Naranjo (militante) y José de las Heras

Hurtado, este último, presidente nacional del FNJ. En el momento de su detención, De las Heras portaba

una pistola marca Star, calibre 7,65, con dos cargadores y doce cartuchos del mismo calibre.

Armas intervenidas

En el registro efectuado en la sede del FNJ, en la calle de Claudio Coello, 41, se ocuparon las siguientes

armas y efectos: una pistola Astra 9 milímetros y 2 cargadores para la misma, con 5 y 2 cartuchos cada

una; un revolver del calibre 38, una caja de cartuchos del 38 especial, con 38 unidades; una caja de

cartuchos Santa Bárbara, calibre 9 largo, con 13 unidades; una caja de cartuchos FN, calibre 9 milímetros

corto, con 25 unidades; una caja de cartuchos Fabrica Nacional de Toledo, calibre 9 milímetros

Parabellum, con 9 unidades; un sobré con 36 cartuchos del 38 especial, 2 cargadores para pistola del 9

milímetros largo, una caja para cartuchos del 38 especial, un machete bayoneta, un recipiente conteniendo

varias barras de exógeno (explosivo de gran potencia) y una bomba incendiaria, entre otros.

Asimismo, según la nota oficial, se realizaron otros registros a domicilios y locales de los detenidos,

cuyos resultados fueron el hallazgo de siete pistolas y revólveres de distintas marcas y calibres; una

pistola ametralladora, ochocientos cartuchos, dos granadas de mano, un bote de humo, dos juegos de

grilletes y diversos cargadores.

La policía acusa a varios de los detenidos de participar en atracos, entre ellos los realizados a los

aparcamientos públicos de la glorieta de Bilbao y de la calle de Barceló, así como a cuatro pisos de

Madrid.

Operación similar en Valencia

Catorce personas fueron detenidas en Valencia implicadas en actos delictivos de la extrema derecha, en

una operación similar a la llevada a cabo en Madrid (véase EL PAÍS de ayer). La policía intervino

asimismo varias armas de fuego y numerosa munición.

Los detenidos tienen edades comprendidas entre los diecisiete y veintitrés años, a excepción de uno de 34,

que no pertenece al Frente Nacional de la Juventud, si bien adquirió un arma que fue utilizada en el asalto

a un bar, informa desde Valencia Jaime Millas. La mayoría son estudiantes, aunque también hay

empleados, representantes y camareros.

Según una segunda nota del Ministerio del Interior, esta vez sobre la operación policial de Valencia, los

detenidos son Jesús Menargues Jiménez, Antonio Núñez Torres, Salvador Gamborino Nogués, José Luis

Sánchez Rodríguez, Moisés Almendros Ruiz, Juan Carlos Dacal Martín, Jorge Dacal Martín, José Luis

Pascual Mansego (no pertenece al FNJ), Juan Manuel Cañábate Rosalem, Vicente Huertas Pinera,

Salvador Martorell Andrés, Lorenzo Martín García, Isidro Cerezo Romero y Juan Antonio López Larrea,

secretario provincial del FNJ.

Las armas y efectos incautados son una pistola Star del 9 largo, una pistola marca Re del 9 largo, un

revólver Magnum Astra, otro revólver, un rifle del calibre 22, una pistola Star, calibre 6,35, una pistola de

fogueo y una pistola de gas, así como gran cantidad de munición, machetes, grilletes y material

inflamable.

Entre los delitos que se les atribuyen figuran seis atracos, cinco en domicilios particulares y uno en un

establecimiento; dos atentados a bares, uno de ellos el perpetrado en octubre último contra el bar Sísifo, y

un enfrentamiento a tiros con un grupo de ideología opuesta, en la calle de Avellanas. El valor de lo

sustraído en los atracos asciende a los dos millones de pesetas.

Uno de los atracos realizados fue en el domicilio de Santiago Sanz Martín, ex presidente del Levante

Unión Deportiva. El 13 de mayo pasado, dos militantes del FNJ, uno de ellos, al parecer, Ramón

Francisco Gismero Menoyo, intendente general (detenido er. Madrid), quien, en compañía de uno de los

detenidos en Valencia, secuestraron durante dos horas a la familia Sanz y le obligaron a que les entregara

700.000 pesetas, parte de ellas cobradas mediante talones por otros militantes del FNJ. Gisñero Menoyo

se había trasladado desde Madrid a Valencia por encargo del entonces secretario general del FNJ, el

asesinado Juan Ignacio González. Parte del dinero fue enviado a Madrid para crear fondos de la

organización.

 

< Volver