Autor: Losada González, Germán. 
 Significativas desapariciones de extremistas vallisoletanos. 
 Detenidos los jóvenes que dispararon a un abogado     
 
 Diario 16.    09/02/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Significativas desapariciones de extremistas vallisoletanos

Detenidos los jóvenes que dispararon a un abogado

Mientras los dos presuntos autores de un atentado en el Jbar El Largo Adiós que puso en peligro la vida

de un abogado, fueron detenidos, en Valladolid se han observado numerosas desapariciones de conocidos

ultraderechistas.

Valladolid: Germán LOSADA corresponsal

Los jóvenes de dieciséis años, Luis Alfonso García Rebollo y Francisco José García Ruiz, son los

presuntos autores de los disparos realizados el pasado 6 de enero contra el bar El Largo Adiós.

Una tercera persona que no ha sido detenida aún participó en el asalto y otros dos individuos actuaron

como encubridores de los tres jóvenes ultras. De estos encubridores ha sido detenido Rafael Hernández

Merino. La Policía trata ahora de localizar al según do plenamente identificado.

Con esta nueva operación continúan las acciones policiales contra los grupos ultraderechistas que habían

sumido a la ciudad en un clima de temor. Estas investigaciones, intensificadas a raíz del nombramiento de

Francisco Turégano Valiente como jefe de la Brigada de Información, alcanzaron un primer resultado

espectacular hace dos semanas, con la detención de nueve ultras que presuntamente habían colocado

explosivos en el Ayuntamiento, en la sede del PSOE, en el cine Cervantes y en la sede de la CNT.

El atentado

Según la información facilitada por la Jefatura Superior de Policía en la mañana del día de Reyes, José

Alfonso Rebollo y francisco José García, junto con la persona identificada pero no detenida aún, se

reunieron en un bar y decidieron «realizar alguna acción». Una vez acordado que actuarían contra EJ

Largo Adiós, a las cinco de la tarde se reúnen de nuevo y cada uno aporta un instrumento para la

agresión: Luís Alfonso Esteban, una barra de hierro Francisco José García, una pistola cogida en su

domicilio y que pertenece a un familiar, y la tercera persona implicada, un "cóctel Molotov", preparado

en una botella de cerveza.

Por el estado de excitación nerviosa de Francisco José Garda, Luis Alfonso Esteban, coge la pistola y

cede a aquél la barra de hierro. Inmediatamente inician el atentado, lanzando primero la barra de hierro y

el «cóctel Molotov», que no llegó a estallar contra las cristaleras del bar, en cuyo interior se encuentran

unas veinte personas. A continuación Luis Alfonso dispara cuatro veces: una de las balas rompe el

respaldo de una silla, otra se incrusta en el techo y las dos restantes alcanzan a Jorge Simón en la cabeza y

en la espalda. .

Según parece, más de cuarenta personas, conocidos ultras, han desaparecido en estos dias de Valladolid.

Los centros de reunión de ultraderechistas aparecen ahora sin su habitual clientela y se ha reducido

también la amplia exhibición de banderitas en la solapa.

Los inspectores que trabajan en la operación antiterrorista parecen contar con pistas sólidas sobre la

existencia en Valladolid de algún campo de entrenamiento situado en una o varias fincas próximas a la

ciudad. La localización exacta de los mismos no ha sido dada a conocer quizá por la implicación en la

exilencia de los mismos de algunas conocidas familias vallisoletanas.

La edad de los dos presuntos autores del asalto al bar El Largo Adiós: dieciséis años, ha introducido un

nuevo factor de inquietud en Valladolid, Una pregunta generalizada en la calle es; ¿Guíen mueve a estos

muchachos, les proporciona armas y dinero y organiza sus actividades?».

Pag. 11

 

< Volver