Concluyó el Congreso. 
 Don Pío Cabanillas, presidente del Partido Popular     
 
 Informaciones.    07/02/1977.  Página: 3-4. Páginas: 2. Párrafos: 28. 

CONCLUYO EL CONGRESO

DON PÍO CABANILLAS, PRESIDENTE DEL PARTIDO POPULAR

MADRID, 7 (INFORMACIONES)

* UNA VICEPRESIDENCIA PARA EL SEÑOR AREILZA

* DON JOSÉ LUIS ÁLVAREZ, SECRETARIO GENERAL

* EL P.P. PIDE GARANTÍAS ELECTORALES

DON Pío Cabanillas ha sido elegido presidente del Partido Popular, que ha celebrado su primer congreso durante el sábado y

domingo pasados. El conde de Motrico ostentará una de las vicepresidencias, la primera, y será secretario general don José Luis

Álvarez.

La creación del Comité político altera, de algún modo, la estructura organizativa del Partido Popular, que ha renunciado a votar unos

Estatutos y una organización en profundidad para ir a un Reglamento o esquema organizativo funcional que asegure el

funcionamiento del partido hasta después de celebradas las elecciones.

De hecho, el debate de la ponencia más importante - «Estatutos y Organización», a cargo del señor Pérez Llorca - resultó «dura y

laboriosa» y retrasó para el día de ayer la elección de cargos, que son consecuencia lógica de unos órganos previamente aprobados.

No existe, pues, Comité Ejecutivo, sino Comité Político - formado, como mucho, por 25 miembros -, que es el «máximo órgano

ejecutivo» del partido. El Comité Político actúa con carácter permanente y plenario y tiene capacidad para

dictar su propio Reglamento de funcionamiento. Entre sus competencias están las relativas a la formación de listas de candidatos

para las elecciones parlamentarias; la realización de alianzas electorales; la designación de los cargos para la gestión administrativa

del partido, y, por último, elige, de entre sus miembros, los cargos ejecutivos del partido.

En este sentido, don José María de Areilza, conde de Motrico, ha sido elegido vicepresidente primero; don Emilio Attard,

vicepresidente segundo; don José Luis Álvarez, secretario general; don Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona, secretario para

asuntos políticos, y don Juan Pedro Pérez-Llorca, secretario de coordinación. Son vocales, don José Armengod y don Blas

Camacho.

El Comité Político queda completado con las siguientes personas don Daniel García Pita, don Matías Cortés, don Luis Ortiz, don

José Luis Ruiz Navarro, don Alonso Castrillo, don Félix Fernández-Shaw, don Eulogio Franqueira, don Fernando Castedo, don

Enrique Galavis, don Juán Carlos Guerra-Zunzunegui, don Manuel Fraile, don Alejandro Royo Nillanova don León Buil, por

Aragón, Don Antonio de Senilosa, por Cataluña; don Luis Ramalio, por Extremadura; don Rafael Leña, por Andalucía, don

Raimundo Clarr, por Baleares, y don Manuel Luna, por Madrid.

PONENCIAS E INFORME POLITICO

Por lo que se refiere a las otras ponencias - a excepción de las relativas a «Condición femenina y familia» y «Política y cultural y

educación», que fueron aprobadas, en sus conclusiones, en el pleno del sábado - fueron de batidas y aprobadas en el día de ayer.

Estas son; «Política social», «Planteamiento político de la región», «Política económica» y «Estrategia política». Ya en la etapa final

del congreso intervinieron representantes de partidos afines al Partido Popular o que forman parte de Centro Democrático , junto al

P. P. Entre ellos, don Ubaldo Nieto del Partido Liberal; don Ignacio Camuñas, del Partido Demócrata Popular; el señor Arévalo, del

Partido Social Liberal andaluz y don Francisco Fernández Ordóñez, del bloque Social Demócrata.

Don Juan Antonio Ortega y Díaz Ambrona - nuevo secretario político del Comité - hizo el informe político del congreso y

se refirió al origen de los miembros del P.P. liberales, social demócratas y demócrata-cristianos que, o bien han estado siempre en

la oposición democrática o que se había esforzado, dentro del régimen, por democratizar el país.

SEÑOR AREILZA GARANTIAS ELECTORALES

El discurso que a continuación pronunció el señor Areilza, vicepresidente primero del Comité político, fue, quizá el más aplaudido y

coreado del congreso.

«Las elecciones pueden ser - dijo el conde de Motrico - un decisivo paso hacia la institución de la democracia en nuestro país. Hace

falta que sean imparciales y limpias, sin manipulación alguna, y que las oportunidades de propaganda y de utilización de los medios

de comunicación sean extendidas a todos los candidatos sin excepción. También es preciso que sea neutralizado el movimiento-

organización, antes de la contienda, de una forma inequívoca. Sin estos requisitos no se podría acudir a las elecciones.

La ola de violencia, cuidadosamente programada por quienes no desean que España vaya a un sistema democrático, se propone

crear un clima de temor y de angustia generalizada que detenga el proceso de transición. La mejor respuesta es que el Gobierno

anuncie la fecha de las elecciones de un modo inmediato y que establezca las garantías de esa consulta. La campaña electoral debe

empezar cuanto antes para que el rodaje democrático se inicie en la opinión pública de un modo creciente e imparable.

Hay que suscribir un pacto de honor contra la violencia entre todos los partidos. Si no se proscribe la violencia de nuestras

costumbres políticas, no será posible establecer la democracia. La injuria, la calumnia, la incitación, la polémica incivil, deben

desaparecer. No se pueden tolerar los llamamientos a la brutalidad y las amenazas que aparecen en ciertas publicaciones. Es preciso

traer un nuevo estilo a las luchas políticas de España.

Las próximas Cortes serán constituyentes. España necesita darse una nueva Constitución adecuada a las formas y aspiraciones de

nuestra sociedad. No puede perderse más tiempo en apuntalar o reformar las caducas estructuras del franquismo. La nueva

Constitución convertirá definitivamente la Monarquía en constitucional y democrática, como lo son las otras siete de la Europa

occidental.

La corrupción es una lacra que se extiende con muy variados matices a muchos sectores de nuestra Administración y de nuestra vida

pública. Es un ambiente generalizado contra el que es preciso luchar. No es que el español sea proclive a la corrupción en mayor

medida que otros pueblos, sino que el sistema habido intrínsecamente nocivo, por su arbitrariedad, su secreto, su falta de control y

su negativa a informar. Solamente la publicidad total, la fiscalización democrática de la sociedad y la libertad de los medios

informativos con una responsable crítica pueden acabar con la corrupción en nuestra vida pública.

Asumimos la Monarquía como la forma de gobierno más adecuada a la convivencia de los españoles en el presente y en el futuro.

Entendemos que la Corona, al impulsar de forma inequívoca el proceso de transición hacia la democracia habrá legitimado, al

culminarse ese proceso, su definitivo asentamiento en España con el consenso popular.

La grave situación económica que algunos achacan . neciamente a la evolución democrática del país, viene heredada de situaciones

anteriores bien conocidas, y cuya responsabilidad será preciso esclarecer.

El Centro Democrático ha de ampliar y consolidar las alianzas establecidas. Nosotros continuamos pensando en llegar a sectores

demócrata-cristianos que nos merecen el mayor respeto por su larga tenaz y ejemplar lucha por la democracia y las libertades en

nuestro país.»

Clausuró el Congreso don Pío Cabanillas, nuevo presidente del Comité Político, que se refirió al respeto a la convivencia con el

mínimo de coacciones. Manifestó que la protección al humanismo sería una constante en la línea del partido, y abogó por una

sociedad pluralista que luche contra los excesos de los poderes del Estado, de la economía, de los sindicatos y de los medios de

información.

LA JORNADA DEL SÁBADO

Bajo la presidencia inicial de la comisión gestora provisional que dirigió el partido hasta ahora, dio comienzo el sábado el I

Congreso del Partido Popular con la asistencia de unas mil doscientas personas representantes de las provincias y de los partidos

regionales. También asistieron al acto inaugural representantes de los partidos políticos que forman parte del conocido como Centro

Democrático e invitados extranjeros.

Intervino en primer lugar don José Luis Álvarez, quien hizo un llamamiento a la unidad dentro del partido, porque ello corresponde

a, la idea que impulsó su creación. «Es preciso - dijo - acentuar lo que nos une y disminuir lo que nos separa. Sólo agrupados en una

organización grande y amplia podremos hacer sentir nuestra voz.» Insistió luego en la necesidad de mantener la unidad para hacer

un gran partido de masas, interclasista, de vocación mayoritaria, que pueda llegar a gobernar.

«EL PRIMERO QUE ENTIERRA LA GUERRA CIVIL»

Tomó la palabra a continuación don José Pedro Pérez-Llorca, que se refirió a la historia del Partido Popular - «breve pero llena de

significado» -, en la que destacó los esfuerzos por la unión, la superación de personalismos y la integración de ideologías, «como

debe ser el gran partido democrático de centro que España patentemente necesita y los españoles reclaman». Dijo que el P.P. no

había nacido «en la injusta irregularidad del exilio», pero tampoco «en los cenáculos de dos o tres grandes ciudades». El señor

Pérez-Llorca puso de manifiesto el origen político plural de los miembros del P.P. para declarar: «somos el primer partido de España

que ha enterrado la guerra civil.» Finalmente dijo que el P.P. se había convertido en el «eje de esa operación política de incalculable

magnitud que se llama Centro Democrático».

Inmediatamente después se procedió a la constitución de la mesa del congreso, formada por miembros de la comisión gestora

provisional - los señores Areilza, Cabanillas, Ortega y Díaz Ambrona, Álvarez -, representantes de los partidos regionales y

ponentes del congreso.

POLÉMICA

Finalizada esta etapa inaugural, se constituyeron las comisiones de trabajo para proceder a la discusión de ponencias. Ya se dijo

anteriormente que el plato fuerte de última hora de la jornada fue la discusión de la ponencia sobre «Estatutos y organización» que

desembocó en la creación del Comité Político, en un esquema organizativo provisional y simple - tras duras discusiones, en las que

los aspectos personales jugaron un importante papel - y en el acuerdo de articulación federal del Partido Popular. Previamente, en el

primer pleno, se aprobaron las conclusiones de las otras ponencias debatidas, sobre «Condición femenina y familia», que defendió

doña María Antonia Ortiz, y «Política cultural y educación», a cargo del señor Castedo.

PRIMERA DIMISIÓN

Don Carlos Miguel Sanz Garcón; periodista y vicepresidente de la comisión gestora provisional del Partido Popular de Madrid-

Región, presentó su dimisión al término del primer congreso del Partido Popular Federado según informa Cifra.

La causa que ha motivado esta decisión es que al no haberse desarrollado un proceso electoral desde la base se cierra la oportunidad

a los verdaderos representantes del pueblo de poder estar presentes en todos los órganos decisorios del partido al mismo tiempo

propuso a la comisión de Estatutos que se mantuviera con carácter provisional la Junta gestora hasta que tuvieran posibilidades de

presencia los hombres de la base.

Asimismo, solicitó su anulación de su nombramiento en la permanente del Consejo por las mismas razones.

INFORMACIONES

7 de febrero de 1977

 

< Volver