Declaraciones política en Barcelona. 
 "La corona puede quedar consolidada", Miserachs (Democracia Social Cristiana)  :   
 "Dos etapas para el cambio", Jaime Gil-Robles (Federación Popular Democrática). 
 ABC.    17/02/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DECLARACIONES POLÍTICAS EN BARCELONA

«LA CORONA PUEDE QUEDAR CONSOLIDADA», MISERACHS (DEMOCRACIA SOCIAL CRISTIANA)

«Dos etapas para el cambio», Jaime Gil-Robles (Federación Popular Democrática)

«El juego democrático reuniere mucha claridad y buena intención», ha manifestado Antonio Miserachs, dirigente del grupo

Democracia Social Cristiana, en unas declaraciones que publica la «Hoja del Lunes» de Barcelona.

El señor Miserachs discrepa de que «está todo clarificado». Señala que. de una parte, los grupos políticos no están totalmente

clarificados, y. de otra, las adherencias del régimen político anterior al presente también son una realidad y es «ineludible que se

clarifiquen en el sentido de si desean entrar en el juego democrático o están agazapados para asaltar la trinchera y dar un golpe

mortal a la democracia en el momento que crean conveniente».

LA CORONA. - Añade el señor Miserachs que, después de esperar cuarenta años, al español no puede importarle que el

restablecimiento de la democracia tarde seis meses, un año o dos. «La cuestión es que los pasos que se den hacia el establecimiento

de esa democracia sean claros y auténticos, en un ambiente de libertad responsable.»

JAIME GIL-ROBLES: DOS ETAPAS

«El proceso de nuestra integración a la democracia europea es irreversible y mi deseo sería que lo consiguiéramos lo antes posible.

Existe una gran presión por parte del pueblo español por conseguir la democracia: ahora bien, lo que es más difícil es que ese

proceso vaya a ser tan rápido y esté tan próximo como necesario resulta.» En este sentido se expresa don Jaime Gil-Robles y Gil-

Delgado. miembro de la Federación Popular Democrática e hijo del conocido ex ministro de la República - con quien dice que

coincide en lo fundamental, aunque él sea más «progresista» - en unas declaraciones a «Hoja del Lunes» de Barcelona.

Más adelante, preguntado sobre su opinión en torno a esa rapidez en el cambio, el señor Gil-Robles responde: «Yo veo dos etapas:

una primera, que tenía que suponer el restablecimiento de las libertades públicas que ya ha empezado (parte de la Ley antiterrorista

ya se ha eliminado, por ejemplo), pero falta la amnistía, falta el reconocimiento de la Ley de reunión, de manifestación, faltan los

partidos políticos, la desaparición del Tribunal de Orden Público: es decir, falta mucho todavía. Y la segunda etapa, que sería

aquella en la que una vez que el pueblo español haya conquistado esas libertades públicas, participe en la elaboración de las leyes o

pactos que nos van a regir en el futuro, que es lo que yo llamaría un periodo constituyente.»

 

< Volver