Autor: Redondela, J. A.. 
 Centro-izquierda. 
 La alianza electoral, en marcha  :   
 Podrían unirse Felipe González y Tierno Galván. 
 Arriba.    04/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

POLITICO

CENTRO-IZQUIERDA

LA ALIANZA ELECTORAL», EN MARCHA

(Podrían unirse Felipe González y Tierno Galván)

MADRID. (De nuestra Redacción, por J. A. Re dondeIa.} Alianza Electoral. Alianza Popular,

Sistema Proporcional, Sis-tema Mayoritario. son los motivos de controversia en esta hora. Si

hoy, como han asegurado algunas fuentes, la reunión del Consejo de Ministros extraordinaria

trata entre sus temas, además det de la reforma sindical, el de la reforma política y filtra a la luz

pública algunos de sus criterios, ya podríamos saber sí en el próximo Pleno de las Cortes

vamos a tener o no emoción. El proyecto de ley de reforma, como se sabe, marca dos pautas

en cuanto a ta representación: sistema de elección mayorltaria para los senadores, cámara alta

y siste-ma de elección proporcional para los diputados o cámara ba-ja. Es decir, el sistema

mixto de elección ya estaba previsto por el Gobierno. De ahí. precisamente, el interés que tos

Pro-curadores pertenecientes a Alianza Popular tienen en que am-bas cámaras colegisladoras

.

Sistema mixto para el Congreso

Pero no solamente éste es el temo de controversia la ma-yoría de los Procuradores, al parecer,

tienen la intención de que el Gobierno establezca también un sistema mixto —pro-porcional y

mayontario— para la elección de diputados. ¿Y có-mo puede conseguirse este objetivo sin

modificar el proyec-to? Pues muy sencillo; a través de la ley Electoral, En este sentido se

especula con la posibilidad de que cnire los te-mas que el Gobierno lleva en cartera para la

reunión de hoy se encuentre éste de !a representación mixta. Indudablemen-te, si el Gabinete

aceptara esta propuesta, que si sería una especie de «pacto de honor», fuentes próximas a las

Cortes aseguraban ayer que el Pleno no tendría mayor emoción. La reforma superaría la

prueba sin mayores sobresaltos, a pesar de que se han presentado tres enmiendas a la

totalidad del poyecto- y que serán defendidas ante el Pleno por don Blas Piñar [Fuerza Nueva)

y el señor Fernández de la Vega (FE), por un lado, y el señor Escudero (parlamentario

independien-te), por otro. Las intervenciones de los dos primeros, ha po-dido saber ARRIBA en

rrsdios allegados a estos grupos, no tienen más razón que la de justificación histórica, es decir,

que la de dejar un testimonio para el futuro. En estos medios se asegura que no aspiran a otra

cosa, y ni siquiera negocian los votos que podían apoyar su tesis. En iguales o parecidas

circunstancias va a defender su enmienda el señor Escudero, sólo que él se opondrá ai

proyecto de Jey, porque no lo con-sidera lo suficientemente democrático en su conjunto.

La negociación se ha endurecido

Otro de los ternas que no se han filtrado y que podría ser motivo de estudio por el Gobierno en

su ieunión de hoy, se refiere, previo informe del Presidente de ias Cortes, al siste-ma de

votación en la Cámara. Si éste va a lealizarse como es ti adicional, empezando por la votación

general del proyecto de ley, o, por si el contrario, va a ser aceptadar la propuesta de AP y 39

debatirán primero las enmiendas. Con este último sistema se reservarían los miembros de

Alianza Popular la posibilidad de votar no en bloque al proyecto de reforma si no fueran

aceptadas por el Pleno sus propuestas, o, por lo menos, algunas de ellas.

Sin embargo, en fuentes bjen Informadas se aseguraba ayer que la negociación entre Alianza

Popular y el Gobierno se había endurecido notablemente en tos últimos días. La cul-pa podría

tenerla, indudablemente, la proyectada «alianza electoral-, que, ante el" asombro de los

miembros de aquélla, cada vez tiene más posibilidades de convertirse en realidad, con algunas

novedades de gran trascendencia: la opción elec-toral de centro izquierda no sólo estaría

compuesta por miembros y grupos democristianos, liberales y social demó-cratas, sino que en

ella podría tomar parte muy pronto —aun-que estas fuerzas no quieren hacer comentarios al

respec-to— los socialistas de Felipe González y los de Tierno Gal-van. con lo cual, la pugna

electora; de los próximos comicios podría convertirse en una enorme batalla entre dos grandes

opciones: continuismo perfectivo o ruptura.

Ju*v*> 4 itovitmbr» 1976

 

< Volver