Autor: Burcet, Josep. 
 El "test" político de "Informaciones". 
 3 ¿Es usted anarquista?     
 
 Informaciones.    31/12/1977.  Página: 14-15. Páginas: 2. Párrafos: 45. 

EL «TEST» POLÍTICO DE «INFORMACIONES».

3 ¿ES USTED ANARQUISTA?

EL lector se encuentra hoy ante el tercer juego de la serie, ¿Es usted anarquista?, nos preguntamos hoy en el «test» del sociólogo

Josep Burcet, Las veintidós preguntas que se sugieren son otras tantas expresiones de síntomas de la vida real que cada jugador debe

fagocitar y trasladar, en consecuencia, a sus puntuaciones. Para ser anarquista se exige - según el juego - una alta puntuación: por

encima de los noventa puntos. Si no sale tan alta cota, usted estará más o menos influenciado de la ideología, pero no podrá

presumir de anarquista. Pero esto es un juego, y no nos cansaremos de repetirlo. La cota de identidad es siempre alta para obligar a

rebuscar, en el subconsciente, agujas en el pajar de las dudas. La anarquía y su filosofía ácrata es una actitud que exige alta

puntuación de identidad por ser una concepción «suí géneris» de la sociedad, y en esta ocasión no admite sucedáneos.

* Como ya hemos advertido en ocasiones precedentes,, sólo se juega a los términos de la pregunta base. Si usted no ha sido liberal la

semana anterior ni ahora resultara anarquista, siga jugando. Quizá se encuentre en alguna de las otras ideologías que someteremos a

su consideración. En cualquier caso, al final de la serie, podrá examinar su biografía política en un cuadro genérico y encontrará en

él su modelo o, al menos, su caricatura.

* En torno a este juego, que iniciáramos hace ahora dos semanas, se han producido opiniones de todo tipo. Desde la reflejada en este

mismo periódico por nuestro colaborador Jaime Campmany - y que fue totalmente espontánea - hasta las cartas y las

manifestaciones verbales. Oportuno es dar cuenta de que este juego ha producido el afecto que quizá el propio autor esperara en el

fondo: promover debates entre las fami1ias y los amigos. Y lo que es más importante: jugarlo en mesa redonda, pese a que

recomendamos que se hiciera en privado. No sabemos si es o no de rigor que estos cuestionarios se tratan en colectividad Pero si es

cierto que han ayudado a suscitar conversación, el resultado es alta mente positivo, con independencia de que se alcancen cotas

de sinceridad más o menos auténticas.

* Sólo nos resta recomendar que el lector juegue como quiera, pero, en beneficio de la limpieza, procure no ver en las ilustraciones

ningún tipo de condicionantes. Porque ha ocurrido que José Antonio Loriga, quizá influenciado por el cuestionario, a veces se ha

dejado llevar por él e hizo respuestas, sin querer, con sus dibujos. La ilustración ayuda, sencillamente, a que usted vea un juego en

esto. Nada más ni nada menos.

PUNTUACIONES

Observará el lector que algunas de las preguntas están formuladas en positivo y otras en negativo. Las puntuaciones son directas, en

el primer caso e inversas en el segundo.

El cuadro que ofrecemos a continuación es el directo:

5. Totalmente de acuerdo,

4. Bastante de acuerdo.

3. No está seguro de su respuesta o la proposición le parece mal planteada o ambigua.

2. Bastante en desacuerdo.

1. Totalmente en desacuerdo.

En. caso de preguntas en negativo, se invierte la puntuación de acuerdo con el siguiente cuadro:

5 es igual a 1

4 es igual a 2

3 es igual a3

2 es igual a 4

1 es igual a 5

Esto quiere decir que, al efectuar la, suma de puntuaciones, aquellas preguntas en negativo - dibujo y texto también en negativo - el

jugador debe considerar como sumando la cifra inversa, es decir: en caso de respuesta 5, se debe sumar 1; en caso de calificación 4,

debe mimar 2, etc.

En el caso concreto de esta semana, las preguntas 5, 6, 10, 11, 15, 17, 19, 20 y 22 son negativas; o sea, es preciso invertir el

resultado, de a cuerdo con la segunda escala (Véase los dibujos en negativo que corresponden a esas preguntas.)

ESCALA DEL ANARQUISMO

1 Debería detenerse inmediatamente la construcción de centrales nucleares...

2 La psicología y la psiquiatría son un montaje al servicio del sistema para reprimir a los individuos...

3 La mujer está explotada como trabajadora, como esposa y madre y, valga la redundancia, como mujer...

4 Las normas, las costumbres y las leyes limitan 1a libertad con grave daño para el progreso de la sociedad...

5 Para que sea posible mantener el orden social, debe castigarse a los delincuentes...

6 El comunismo es la mejor forma de responder a los intereses de los trabajadores, especialmente a causa de su eficiente

organización y disciplina interna...

7 Los partidos políticos y todo el sistema democrático sólo son una cortina de humo para mantener la opresión del pueblo

en manos del gran capital y las multinacionales...

8 Cualquier clase de poder corrompe, con independencia de las circunstancias y las condiciones en que se ejerza. El poder es malo

en sí mismo...

9 Decir "libre empresa" es lo mismo que decir explotación de los trabajadores...

10 Para que un grupo humano funcione (sea una escuela, un municipio o un país) es necesario que exista una minoría dirigente

muy preparada y con autoridad suficiente...

11 El capitalismo ha creado la sociedad del bienestar, garantizando la libertad de cada uno...

12 Cualquier forma de planificación social tiende a aborregar a la gente...

13 El amor libre entre hombres y mujeres debería ser fomentado como medio de mejorar la salud física y mental de la

comunidad...

14 No debería castigarse a una persona que ayuda a otro país que prefiere al suyo propio...

15 Para que funcione bien una organización, todo el mundo debe atenerse estrictamente a lo que establecen los reglamentos y las

órdenes...

16 Se debe tender hacia la desaparición de la escuela, que es una institución autoritaria j manipuladora. La mejor escuela es la

comunidad...

17 Los homosexuales, las lesbianas, los «hippies» y los delincuentes son seres viciosos y hasta peligrosos...

18 El Estado es una forma de opresión, porque es un gran centro de Poder...

19 Para que una sociedad se mantenga sana debe cultivar las virtudes de la austeridad* la frugalidad, el trabajo y la renuncia. El

goce excesivo es perverso y corrompe...

20 Los crímenes sexuales, como el rapto y las violaciones, deberían ser castigados con más severidad´ que una simple pena de

prisión, Estos criminales deberían ser flagelados o algo peor...

21 Todos los miembros de una empresa deben participar en su dirección, sin la mediación de ningún centro de poder interno ni

externo...

22 Si se castigara más severamente a los criminales, se conseguiría reducir la criminalidad...

RESULTADOS

Esta escala discrimina claramente por encima de los 90 puntos a aquellos que tienen actitudes anarquistas. Si este es su caso su

grado de identificación con el pensamiento ácrata es considerable, y, desde luego, mucho más fuerte que con respecto a las otras

posiciones llamadas izquierdistas (comunismo, socialismo, etcétera).

El comentario que sigue no se corresponde con el juego. Es una consideración del autor sobre ideología política que ayuda, en cierto

modo, a, introducir al lector en su actitud, más o menos manifiesta, respecto de una determinada opción política.

FACTORES QUE DETERMINAN LA ADOPCIÓN DE UNA IDEOLOGÍA

Conformidad y racionalización

DESDE muy temprana edad todos los niños descubren que necesitan el amor y el respeto de los demás; y se dan cuenta de que para

conseguirlo no deben defraudar a los que les rodean. Deben hacer lo que los demás esperan.

A partir de este momento el mecanismo de la conformidad está ya listo para continuar funcionando durante el restó de la vida.

Los adultos ocupan una posición determinada dentro de los distintos grupos a los que pertenecen da familia, la empresa, la escuela,

la vecindad, la clase social, circulo de allegadas, el sindicato, etc.). Para defender esta posición se verán obligados muchas veces a

plegarse a la presión de los demás, reprimiendo opiniones y comportamientos para no «desentonar»; de esta forma continuarán

conservando el aprecio y la consideración de que disfrutan. Si un individuo se sale de la tónica dominante en su grupo, atraerá

agresividad o será censurado.

La presión ética existente en el ambiente de cada uno juega un papel muy importante en la formación y el mantenimiento de las

actitudes políticas. Es la presión que procede de los amigos, el clima que respira entre los compañeros de trabajo, el ambiente que

hay en el sindicato o en el partido.

Todos aquellos que hayan militado en algún partido o grupo político saben que las «desviaciones» ideológicas son severamente

reprimidas y hacen perder «status»dentro del grupo,

LA CUESTIÓN IRRITANTE

Si nadie ha elegido su carácter porque no pudo intervenir ni en su herencia ni si la forma en que vivió la fase edipíca o la fase anal,

algunas veces tampoco se pueden elegir los grupos a los que se pertenece. ¿Hasta qué punto, pues, cada uno es responsable de la

ideología que defiende con tanta convicción?

Antes de ocuparse de esta cuestión irritante, convendrá tomar en consideración cuáles son, además de la conformidad, los otros

factores que intervienen en la adopción de una ideología determinada; hay un buen montón; la autojustificación, la identificación, la

compensación, la sugestión, la proyección y la experiencia propia.

SOY BUENO Y TODO CUANTO PIENSO ES JUSTO

Con cierta, frecuencia se da el caso de que una situación de penuria económica o de frustración profesional provoca la aparición de

actitudes hostiles al «sistema». Estas actitudes se exteriorizan a través de la adopción de posturas muy radicales en temas tales como

la ecología, el consumismo, la propiedad o las formas de vida basadas en la autonomía individual. Un estos casos, una mejora

sustancial en el que hacer profesional y un" aumento consistente en los ingresos harán desaparecer las actitudes más radicales. Un

hombre enriquecida o con su carrera profesional consolidada considerará con mayor circunspección los temas ecológicos; aceptará

como buena la capacidad de consumo alcanzada. Tras estas mejoras profesionales el individuo suele sentirse menos inclinado a

colectivizar su existencia o sui pertenencias.

Las personas solemos elaborar explicaciones «racionales» con el fin de justificar una situación cuando es inevitable. Racionalizamos

esa situación para poder continuar considerando que somos honorables y que nuestras reacciones de hostilidad son éticamente

valiosas.

Este mecanismo juega su papel en la asunción de ciertas posturas ideológicas y explica el hecho de que muchos individuos sean

radicales en su juventud y se vayan volviendo más conservadores a medida que su suerte económica y profesional va mejorando»

Podríamos ilustrar el funcionamiento de este resorte con muchos otros ejemplos; la actitud más tolerante en cuestiones de ética

sexual entre personas conservadoras «de toda la vida» que deben racionalizar un embarazo fuera del matrimonio, o una separación

conyugal, o una relación extramatrimonial fuerte de la que no se pueden sustraer.

En otras ocasiones, la conformidad y la autojustificación se refuerzan recíprocamente; esto les suele ocurrir a las personas que están

en una situación de dependencia muy fuerte con respecto a una institución determinada (la familia tradicional, una orden religiosa,

un Ejército, etcétera). Para estas personas, la adopción de una determinada ideología es algo poco menos que imparable.

En los capitulas próximos continuaremos ocupándonos de otros factores que influyen en los individuos y les llevan a la adopción en

« su forma de pensar». - J. B.

 

< Volver