Autor: Gutiérrez-Rave, José. 
   Renovación española  :   
 Cómo y cuando nació. 
 ABC.    04/01/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

MIÉRCOLES, 4 DE ENERO DE 1979

PÁG 7

RENOVACIÓN ESPAÑOLA

Cómo y cuándo nació

En abril de 1930, tras la caída de la dictadura del general Primo de Rivera, un insensato y demoledor

discurso del ex presidente del Consejo de Ministros de la Corona don José Sánchez Guerra me

impresionó tanto, vislumbrando la gravedad de sus consecuencias, que repentizando y sin vacilar propuse

a don Antonio Goicoechea, de quien yo era entusiasta seguidor en su carácter, de presidente de las

Juventudes Mauristas, sano movimiento juvenil revolucionario, malogrado por el estallido de la primera

guerra mundial.

Aceptada la idea y vencidas muchas dificultades que no son del caso, al fin el mitin se celebró el día 20

de abril de 1930, con asistencia multitudinaria, venida de todos los lugares de España, que ocupó

íntegramente las localidades del coso taurino, aún no inaugurado, más los centenares de sillas que

llenaban el ruedo.

En dicho acto don Antonio Goicoeehea hizo la siguiente afirmación: «Existente la Monarquía, trabajaré

por su conservación; ausente la Monarquía, no sabría trabajar más que por su vuelta. Para mí la

Monarquía no es un fin, sino que es un medio, porque es el instrumento irreemplazable para la

transformación honda que España necesita. Yo no quiero España para la Monarquía; yo quiero la

Monarquía para la vida, para el honor y para el bienestar de España.»

Triunfó la República española por la defección de las clases directoras y la generosa decisión del patriota

Monarca, decidido a expatriarse a fin de evitar una lucha que hubiese sido sangrienta. Autonombrándose

se formó el 14 de abril de 1331 el Gobierno provisional, al que se brindó un traspaso de poderes que

hubiera legalizado su situación y permitiera convocar Cortes y que ellas decidieran el sistema político del

porvenir. En el flamante Gobierno se mezclaban ex ministros de la Corona con monárquicos tránsfugas y

republicanos y socialistas.

Goicoechea, fiel cumplidor de su promesa de trabajar por la institución derribada, se lanzó a una campaña

propagandística de sus ideales, matizada con todo género de atropellos por quienes se proclamaban

campeones de la libertad. Superados muchos tristes acontecimientos y sin que tuviera la menor

participación en el alzamiento del 10 de agosto de 1932, sosegadas meses después en alguna medida las

persecuciones y castigos contra quienes eran adversos a la situación política imperante, en carta particular

sugerí al prestigioso político la formación de un partido, y muy poco después un grupo de jóvenes de nota

le dirigieron un escrito de adhesión, en el mismo sentido, a raíz de un elocuentísimo discurso en el

Monumental Cinema, de Madrid, a fines de diciembre de 1932.

Por si todo esto fuera poco, en una reunión celebrada en París, presidida por Don Alfonso XIII. y con

asistencia de diversas personalidades de las que hoy el único superviviente es don Pedro Sainz Rodríguez,

se acordó su firme la constitución del partido.

La finalidad de Renovación Española, que así se denominó, se bifurcaba en las actividades políticas y en

difundir, mediante el esfuerzo intelectual, nuestras convicciones por medio de la revista «Acción

Española», llamada a alcanzar enorme resonancia, y que dirigieron don Ramiro de Maeztu y el marqués

de Quintanar.

La fundación de Renovación Española se verificó el 12 de enero de 1933, y sus actos, a través de los años

republicanos, hasta 1936, concentraron grandes masas de entusiastas en todas las provincias españolas.

Tarea larga sería reseñar todas las actuaciones de Renovación Española en estos históricos unos y la

valiente, denodada e incansable labor de los componentes de su minoría parlamentaria, pero al menos

dejaremos constancia de que sintetizando en breves palabras las características esenciales del programa de

Renovación Española su jefe dijo con toda claridad que «en lo religioso somos católicos; en lo político,

monárquicos; en lo jurídico, constitucionales y legalistas, y en lo social, demócratas».

Renovación Española fue disuelta en 1937, acatando, en plena guerra, lo dispuesto por el llamado decreto

de Unificación.

Y a los cuarenta y cinco años casi exactamente de ese lanzamiento, un grupo entusiasta de aquellas

doctrinas, que algunos defendieron ya entonces, y otros que las asimilaron en el largo paréntesis ya

fenecido, relanzan Renovación Española como una esperanza e instrumento eficaz para los millares y

millares de auténticos y acaso desconcertados derechistas de 1978.

Y presentándose como auténticos derechistas, liberales y demócratas de cepa, pues ya en cierta ocasión el

insigne estadista don Antonio Maura, ante los desafueros de sus adversarios políticos, pudo exclamar, con

razón, que la libertad se había hecho conservadora. - José GUTIERREZ-RAVE.

 

< Volver