Autor: Burcet, Josep. 
 Resumen ; El "test" político de "Informaciones". 
 La distancia entre las ideologías     
 
 Informaciones.    25/02/1978.  Página: 19. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

EL «TEST» POLÍTICO DE «INFORMACIONES»

LA DISTANCIA ENTRE LAS IDEOLOGÍAS

El mogollón de la polaridad «derechas-izquierdas»

AL analizar pormenorizadamente la estructura de las ideologías se pone de manifiesto la simplicidad y la

imprecisión del esquema «derechas-izquierdas». Según esta concepción tan al uso, el orden del catálogo

ideológico es el siguiente:

DERECHAS

Integrismo.

Desarrollismo.

Conservadurismo.

«Centro»

IZQUIERDA

Socialdemocracia.

Socialismo.

Comunismo.

Anarquismo.

Grupos de extrema izquierda.

Al ponderar las diferencias que aparecen en la matriz de atributos de las ideologías (véase cuadro 1,

"Radiografía de las ideologías) emerge un panorama muy poco convencional.

De entrada, lo primero que se hace evidente es que no existe un «orden» entre las ideologías; no hay una

prelación que justifique la polaridad «derechas-izquierdas». Lo que hay son unas diferencias entre cada

ideología con respecto a todas las restantes. Y esta diferencia es susceptible de ser valorada en términos

de proximidad o alejamiento.

TABLA 2

LA DISTANCIA ENTRE LAS IDEOLOGÍAS (Valores de los índices)

Evaluación del margen de error: ± 10 %, aprox.

Anar. Integ. Desar. Cons. Comu. Socia. Nació.

Liberalismo .... 14,22 24,22 10,23 23,88 20,24 11,26 18,20

Anarquismo ... - 20,64 16,77 24,62 16,94 12,60 21,86

Integrismo ..... - - 26,25 7,30 12,94 24,60 14,20

Desarrollismo . - - - 24,89 18,79 13,94 20,87

Conservaduris. - - - - 12,80 20,92 14,52

Comunismo .... - - - - - 12,96 15,86

Socialismo ...... - - - - - - 20,20

La tabla 2 recoge los valores de los índices de distancia y el gráfico 3 da ordenados todos los pares de

ideologías en función de su proximidad.

Al examinar este gráfico es muy importante tener en cuenta que la distancia en ningún caso lleva

implícito juicio de valor alguno. El hecho de que, por ejemplo, el desarrollismo sea la ideología más

alejada del integrismo no quiere decir que la ideología tecnocrática sea la mejor o la más progresista; esto

sería un auténtico disparate. El desarrollismo es la mejor o la peor ideología sólo en función de las

preferencias personales y las inclinaciones de cada ciudadano. Lo mismo que el integrismo.

El mero hecho de constatar que el integrismo y el desarrollismo son dos ideologías muy alejadas sólo

significa que en conjunto, los postulados de cada una difieren la mayor parte de las veces y sin que ello

sea obstáculo para que tengan también algunos elementos comunes. Por ejemplo la pretendida

«apoliticidad» o el «elitismo» característicos de ambas ideologías.

Seguramente la lectura del gráfico 3 puede causar sorpresa a más de un lector. O en ocasiones tal vez

estupor. Por ejemplo, el comunismo y el conservadurismo a pesar de estar bastante alejados entre sí

(índice de 12,80 puntos) aparecen haciendo gala de una relativa vecindad. La más cumplida explicación a

este parentesco la encontrará el lector si revisa otra vez el cuadro 1 (Radiografía de las ideologías) y

compara de una manera sistemática las dos columnas correspondientes.

La sorpresa puede ser mayor al toparse con el parentesco que mi análisis atribuye a la pareja comunismo-

integrismo (índice de 12,94 puntos).

También puede resultar chocante la distancia que, según la tabla, existe entre las parejas comunismo-

nacionalismo o socialismo-nacionalismo. Sobre todo al tener en cuenta que los programas de los partidos

marxistas españoles incorporan en lugar de privilegio la defensa del derecho de soberanía restringida a

favor de las minorías nacionales.

La adopción de semejantes puntos programáticas no se deriva de la entraña misma de la filosofía

marxista, sino de otras razones, que pudiendo ser igualmente aceptables, son razones de conveniencia o

de oportunidad política o que reflejan sin interferencia ni manipulación un sentir popular originado por

muchos años de frustración, humillación o agresión a una identidad cultural. La postura de defensa de las

distintas nacionalidades del Estado español hecha por comunistas y socialistas no tiene realmente

justificación ideológica, sino justificación histórica y sociológica. Con ello se quiere decir que un

marxista típico cuya identidad cultural no haya sido ultrajada durante decenios y aun siglos, será muy

poco nacionalista y sí, en cambio, muy internacionalista.

LA ULTIMA SUGERENCIA

Si todo este análisis es exacto, y creo honestamente que en conjunto lo es, al hablar en serio de política

habrá que renunciar a la comodidad de decir todas las cosas en términos de derechas o de izquierdas.

Así, para poner otro ejemplo, al referirse a un grupo «a-la-izquierda-del-P. C. E.», será preferible hablar

de un grupo más obrerista, o más autoritario, o más radical, o más inconformista, o más lo que sea. En

provecho de la claridad y para ir liquidando de una vez por todas la sangrienta dicotomía artificial que nos

ha enfrentado y nos ha llenado de muertos y confusión. Tantas veces.

 

< Volver