El acuerdo pesquero     
 
 Diario 16.    02/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

El acuerdo pesquero

La visita del canciller marroquí, Mohamed Bucetra, a España ha producido, además de las imágenes de educación y exquisitez del ministro marroquí hacia el español Pérez-Llorca, un importante fruto: el acuerdo pesquero, que se alcanza, al fin, traá dos laboriosas rondas de negociaciones infructuosas.

La política del inteligente y constante chantaje marroquí hacia España, aprovechando sus bazas pesqueras y territoriales —Sharar, Ceuta, Melilla-, parece, en algún sentido, diluirse y dar paso a una nueva «entente cordiale» que, a juzgar por las manifestaciones de ambas pavtes, ha comenzado por un primer capítulo que es la pesca.

El deseo marroquí de extraer las relaciones bilaterales de esa permanente espiral de confrontación, con el inevitable escenario de redes secuestradas y espingardas como fondo, parece adquirir visos de sinceridad, tras la firma del acuerdo que hoy comentamos.

Habrá que señalar que la firma de los acuerdos aparecen como el resultado de la hábil ejecutoria del canciller español, Pérez-Llorca, que ha logrado sacar adelante el documento sin que su firma signifique, aparentemente, ulteriores hipotecas en temas tan «verdes» y espinosos como el de los «cítricos», por ejemplo. Esperemos, pues, que este acuerdo dure. De momento, la resolución de este ya enconado y crónico conflicto establece un compás de espera de un año, al tiempo que abre la vía necesaria para que el rey Hassan II visite España.

 

< Volver