Autor: Etxebarría, Alfonso (Secretario general de la ELA-STV). 
 Los líderes sindicales escriben sobre el 1 de mayo. 
 El aguante tiene un límite     
 
 Diario 16.    30/04/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Sábado 30 abril-77/DIARIO16

SINDICALES ESCRIBEN SOBRE EL 1 DE MAYO

El aguante tiene un límite

Alfonso Etxeberría Secretario general de la ELA-STV

Los acontecimientos de los últimos doce meses resultan reveladores para los trabajadores. Cada semana

se ahondaba más en nosotros la convicción de que durante cuarenta años no hemos sido ciudadanos y

ahora pretenden que nos conformemos con ser ciudadanos de segunda clase.

La operación para conseguirlo, a la vez que se promete libertad y democracia, es compleja; pero cuenta

con muchos apoyos tanto dentro del Estado como en el área de influencia internacional en la que estamos

ubicados. Y es evidente que cuando se tiene el poder, basta una mediana inteligencia y una cierta

habilidad al servicio de intereses concretos y de ambiciones personales para conseguir, en política,

resultadas que rondan la apariencia de milagro.

Los trabajadores, cansados y hartos de pagar ambiciones, egoísmos, errores y facturas ajenas, podríamos

sentirnos inclinados a tirar palas arriba todo el tinglado, exigiendo juego limpio y cuentas claras; pero no

somos insensatos y sabemos, entre otras cosas, que, desde la sombra y en silencio, vigilan prestos a saltar

aquellos con cuyo permiso y a cuyo servicio actúan los peones en el guiñol público. Pero tampoco

podemos callar.

El aguante de los trabajadores tiene su limite. Con ocasión del 1.° de mayo, que no es una fiesta sino un

momento reivindicativo, es oportuno dejar establecido bien claro que cuando se anuncia democracia, los

trabajadores sabemos de lo que se nos habla. Cuando aceptamos esta democracia, sabemos a lo que nos

atenemos, conscientes de las limitaciones que para nuestra clase conlleva.

Con ocasión de este 1.° de mayo, renovamos nuestro compromiso por el sindicalismo vasco de clase,

anticapitalista y socialista, decidido en Eibar. Para el conocedor del movimiento obrero vasco esa

declaración significa un avance decisivo en el proceso histórico del sindicalismo vasco y un factor

determinante de una nueva etapa en la alineación de las fuerzas vascas. Seguiremos consolidando y

desarrollando las posiciones sindicalistas fijadas en el III Congreso. En la base de estas posiciones, y con

el propósito de nacerlas posibles, se estableció la condición de independencia sindical: independencia

tanto para establecer una política abertzale desde nuestras posiciones socialistas y de clase.

Somos conscientes de ser fieles a la trayectoria de responsabilidad histórica que, como institución de los

trabajadores de Euskadi tiene contraída nuestra confederación. Por eso estamos decididos a desarrollar al

máximo ELA-STV, la confederación vasca de los trabajadores de Euskadi. Cuando se dice sindicalismo,

se dice confederación vasca.

 

< Volver