Autor: Ibarrola, José Miguel (de la promotora del Sindicato Unitario). 
 Los líderes sindicales escriben sobre el 1 de mayo. 
 Voluntad de luchar por una sociedad justa     
 
 Diario 16.    30/04/1977.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Voluntad de luchar por una sociedad justa

José Miguel Ibarrola

De la promotora del Sindicato Unitario

El 1.° de mayo es un día de profunda significación para todos los obreros del mundo. En ese día los

trabajadores reafirmamos nuestra voluntad de luchar por una sociedad justa, donde no tenga cabida la

explotación del hombre por el hombre, nuestra voluntad de alcanzar el ser hombres libres en una sociedad

libre.

A este significado que nos hermana con todos los obreros del mundo, se une el significado específico,

concreto, que refleja los problemas más candentes que los trabajadores de cada lugar lepemos por

delante"

Este 1 ° de mayo se va a celebrar en nuestro país, coincidiendo con una ofensiva del gran capital contra

los trabajadores. La situación en que se encuentra la legalización de los partidos, sindicatos y

organizaciones, las continuas medidas económicas del Gobierno son un reflejo de ello.

Por todo ello, este l.° de mayo debe ser una respuesta de los trabajadores exigiendo la legalización de

todos los partidos, sindicatos y organizaciones populares, de todos sin exclusiones, y la oposición firme y

continuada a las medidas económicas del Gobierno.

Los trabajadores, con la movilización, vamos a reafirmar nuestra presencia como protagonista principal

en la situación del país. Vamos a demostrar a todos aquellos que tratan de darnos el papel de víctimas y

de meros espectadores impotentes que no es posible hoy en España avanzar por el camino del progreso y

conquistar la democracia sin los trabajadores.

Sería simplemente claudicar el contentarse, aunque sólo sea transitoriamente, con el decreto del Gobierno

en materia sindical. La libertad sindical (reconocimiento legal de todos los sindicatos, desmantelamiento

de la CNS y la devolución del patrimonio sindical a los trabajadores) debe seguir siendo una bandera de

lucha sí queremos que sean los propios trabajadores los que decidan quiénes son sus representantes

válidos y no que sea el Gobierno el que decida como lo ha venido haciendo hasta ahora.

 

< Volver