Ocaña. 
 Dos mil falangistas en el entierro de Ramiro Figueroa     
 
 Ya.    12/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

OCAÑA

DOS MIL FALANGISTAS EN EL ENTIERRO DE RAMIRO FIGUEROA

Raimundo Fernández-Cuesta y Blas Piñar estuvieron presentes

• E! "Cara al sol" y los brazos alzados, expresiones más significativas

A media mañana de ayer se celebraron el funeral y el entierro, en la localidad de Ocaña (Toledo), del

secretario local de Falange Española y de las JONS en Valdemoro, don Ramiro Figueroa Ruiz-Ugariño,

muerto en Valdemoro.

Insignias, pegatinas y banderas falangistas ondearon en el pueblo durante toda la jornada.

La capilla ardiente, instalada en la travesía de Santo Domingo, 2, estuvo escoltada por un numeroso grupo

de personas que portaban una docena de banderas de Falange Española. Fuerza Nueva y la nacional.

Había gran número de jóvenes.

QUINCE CORONAS

A las doce y diez de la mañana se inició el acto. Antecedían al féretro quince coronas de laurel y flores,

llevadas por parejas de falangistas. Algunas de ellas estaban dedicadas por las entidades locales de

Falange Española y de las JONS de las provincias de Toledo y Madrid.

El trayecto estuvo vigilado por un gran número de militantes y el féretro fue llevado en hombros por seis

hombres Que vestían camisas azules. Antes de llegar a la iglesia de Santa María, donde se celebraría el

funeral, se rindieron honores a don Ramiro Figueroa en la plaza del Valle de los Caídos ante un monolito.

Los asistentes rodearon el recinto vallado. Rezó un responso el párroco arcipreste de Ocaña, don Tomás

Domingo, y se entonaron con los brazos en alto el "Cara al sol" y "Yo tenia un camarada".

GRITOS CONTRA LA PRENSA

El féretro siguió su trayecto por !a calle del Capitán Pascual, basta la iglesia donde se celebró la

ceremonia funeraria. Los familiares de la víctima, visiblemente consternados, se opusieron a que les

realizaran fotos. Asimismo, entre los asistentes se alzaron varias veces gritos contra los periodistas.

Algunos informadores tuvieron que leer sus anotaciones a pequeños grupos de jóvenes que se lo

exigieron.

Entre los dirigentes de partidos asistentes al acto estaban don Raimundo Fernández Cuesta. presidente de

Falange Española y de las JONS, y don Blas Piñar, presidente de Fuerza Nueva. Asistieron también

numerosos alcaldes y diputados de los pueblos limítrofes. Terminado el funeral, la comitiva se dirigió

hacia el cementerio de Ocaña, donde iban a ser inhumados los restos de don Ramiro Figueroa.

UNA VICTIMA MAS

Finalizado el entierro, don Raimundo Fernández-Cuesta dirigió unas palabras a los asistentes, y entre

otras cosas dijo: "Ramiro ha sido una victima más de las que han sembrado con sangre el perfil de

España." Tras su breve discurso, se procedió a la imposición de la Palma de la Falange, a título póstumo,

a don Ramiro Figueroa. Los asistentes entonaron una vez más el "Cara al sol".

A continuación se escuchó una potente voz que gritó "¡Gobierno, asesino!", y rápidamente otros

asistentes silenciaron al provocador.

 

< Volver